El grito de las codornices

Tamaño de fuente: - +

IV

Como débil flor

Nuestro clamor decaía

A la austera tierra

Que enrojecía.

El cielo era negro

Antes azul

Enormes aves de hierro lanzaban sus crías

A los campos de lozano trigo

Y enormes bolas de fuego

Devoraban los prados y la carne.

Y lejos, por las calles

El rumor de la guerra llegaba

Tras las carrozas de ferviente acero

Y los dioses indiferentes. 

 



Charles J. Doom

#3060 en Otros
#1138 en Relatos cortos
#315 en No ficción

En el texto hay: poemario, poemas a la vida, poemas cortos

Editado: 04.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar