El hilo rojo: El Destino Nos Vuelve A Unir

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 4: ¡Hamilton!

SHEILA.

Me quedé helada era la señora Hamilton; su cabellera castaña; era hermosa sus ojos café con motitas verdes siempre me han encantado; sonreí al verla ella se quedó impactada, al cabo de un momento me dice.

-¡Sheila! Estás bellísima, no me mintió mi hijo cuando te des...- Fue interrumpida por Luke; quién le tocó el brazo, he sonreído al verlo; sinceramente en la mañana no lo ví bien; Su ceja negra gruesa, su cabello castaño, combina muy bien con sus ojos verdes, sus brazos fuerte y su pecho...

Con esa playera negra, se ve hermoso, junto a su pans se ve que es un chico que le gusta el ejercicio; se ve demasiado... ¡NO! Sheila deja de estar saboreando a tu amigo que pena; me quito de la puerta y los dejo pasar.

Al cabo de comer; mi madre y la señora Hamilton se ponen de acuerdo para salir un rato y luego volver nos dicen que irán de comprás; así que me quedaré con Luke...

- Nos vemos hija vuelvo en unas horas- Dice mi madre; mientras me giña un ojo, pongo los ojos en blanco al cabo de la acción que acaba de hacer, la señora Hamilton dice que están en menos de lo que esperamos en casa.

Cierran la puerta; Luke y yo nos quedamos solos en la sala se sitúa un total silencio; al cabo de unos segundos Luke duda pero fórmula la pregunta.

- ¿Qué ha Sido de tí Bradley? - Se sintió tan frío que me llamara por mi apellido; generalmente antes me decía apodos o solo Shei.

Tomo aire antes de contestar - Pues... Mi vida a Sido ordinaria. - Miento; tengo un pasado oscuro que no quiero que sepan. - ¿Y qué a Sido de tí Hamilton?-

- Ya sabes, me volví el chico popular con quién todas sueñan- dice; antes de sonreírme con descaro; me quedo sorprendida ¿dónde está el tierno Luke? Bueno la gente cambia todos cambiaron Shei...

- Vaya - Dijo; sin más que decir saca su teléfono y me ignoras totalmente; ¡Joder se está portando como un estúpido!

- Sabes Sheila, jamás pensé que volvieras...- Me quedé helada ante su manera de expresarse; - Pero estoy feliz de que volvieras - Está vez sonríe con sinceridad; al igual que yo.

Al cabo de una hora ya estábamos jugando con su celular - ¡Mierda! Me he desesperado no puedo pasar de nivel - Dijo; el se a sorprendido de la palabra que he soltado pero sinceramente me da igual; - Sigues siendo la misma desesperada Shei - Sonríe; mientras que yo pongo los ojos en blanco.

Nuestras madres ya habían tardado así que pensamos en ver una película; para ser específica Siempre a tu lado, estaba llorando demasiado a la mitad de la película; Luke me miró con seriedad, yo evite su mirada soy muy sensible no quería que me viera en este estado.

Luke; lo duda pero agarra mi barbilla haciendo que yo lo vea, sus ojos verdes.... En ese momento empieza a limpiar mis lágrimas para luego abrazarme.

Me quedo helada; se separa de mi y me sonríe pone su mano en mi cabello, me recorre totalmente; pasa una mano por mi hombro y me pega a su pecho.

Mi corazón late muy rápido; Luke siempre fue mi amor de la infancia aunque, a él desde pequeño le gustó Sasha quisiera saber si eso a cambiado.

- Te extrañe tanto Shei.... - Dice; volteo a verlo, parece un poco avergonzado por lo que acaba de decir, podrán pasar los años pero Luke sigue siendo el mismo niño tierno que conocí.

Lo estrechó en mis brazos; que me diga eso me hace feliz; le sonrió, antes de contestar.

- También te extrañe Hamilton - Sonrió; el me regresa la sonrisa enseñando su dentadura perfecta; se separa de mi y me da lanza una almohada.

- Dejemos este momento de nostalgia y sigamos viendo la película llorona - Sonríe con picardía; me a dicho ¡Llorona! Estás muerto ¡Hamilton!.

- Que no soy una llorona ¡Hamilton! - El se parte de risa; mientras que yo le lanzó una almohada directo a su perfecta cara.

- Me las pagarás Bradley- Dice mientras me lanza varias almohadas; me paro y hago lo mismo en un par de minutos habíamos empezado una guerra de almohadas.

Después de jugar como media hora; acabamos de ver la película lloré demasiado no importaba que ya la hubiera visto como díez veces siempre lloraré.

- Bueno Bradley que solo es una película - Dice en forma de burla; pongo los ojos en blanco mientras limpio el rimel de mis pestañas.

- Calla, dejame llorar en paz - Digo; se empieza a partir de risa, he cruzado mis brazos en modo de que sepa que nos es gracioso.

El se acerca y me ayuda a quitarme el rimel; aunque a Luke lo conozca de hace tiempo me he puesto nerviosa.

- Si fueras la Sheila de 10 años estarías como tómate - Dice; era verdad antes era demasiado tímida; sonrió no se realmente que responder.

- Todos hemos cambiado Shei.... - Dice; lo miro a la cara aunque sea alto se a puesto a mi altura para poder limpiar mi cara; el se separa da media vuelta y se dirige por su celular.

- Tienes razón Luke... Las personas siempre cambian - Le sonrió; el me voltea a ver posando sus ojos verdes en mi; pero justo antes de contestar o hacer cualquier movimiento llegan nuestras madres.

Después de recordar los viejos tiempos; llegó la hora de que se fueran; mi madre a terminado cansada al igual que yo decidimos dormir.

Me había encantó pasar tiempo con Luke; reviso mi celular y veo que tengo un mensaje de Rayan el cual dice: - ¡Oye! ¿Qué te parece si mañana después de clases vamos por algo de comer?.-

Lo he pensado y no estaría mal pasar tiempo con Rayan por lo que he aceptado y mañana después de clases iría con el...



Shari_Huit

#1704 en Novela romántica
#793 en Otros
#183 en Humor

En el texto hay: humor y romance, dolor y tragedia

Editado: 09.06.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar