El Hombre Lobo

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 14

Capitulo Catorce: Un momento de calma

 

Había pasado tiempo y la luna llena aún no había llegado. Los habitantes podían sentirse seguros, pero sabían que el peligro aparecería pronto.

 

Steve volvió a su trabajo luego de unas largas vacaciones. Se sentía bien, pero tambien se preguntaba ¿porque aquella extraña bestia que se escondía en su interior no había vuelto a aparecer? 

 

Frustrado porque su pequeño "milagro" desapareció misteriosamente, decidió investigar en libros antiguos que sólo se encontraban en la biblioteca municipal. 

 

Estando ahí, descubrió que ahora las palabras "Hombre Lobo" estaban de moda debido a la situación actual. Había toda una sección de ellas, ya sea libros de ficción o leyendas. 

 

Decidió llevarse cinco libros que hablaban sobre leyendas en diferentes partes del mundo, todas ellas describían a una bestia devoradora de carne humana. 

 

Steve se molestó por aquellas referencias hacia él. No era una bestia, solo era un hombre que habia recibido un obsequio que le permitiría vengarse de aquellos quienes lo lastimaron. Sólo era eso.

 

¿Acaso era tan malo hacer un poco de justicia por su propia cuenta?

 

A lado de él, se encontraba una lista de las víctimas, todos aquellos que lo lastimaron. Antes era sólo para vengarse de aquellos quienes asesinaron a su esposa, pero Steve decidió aprovechar y vengarse de aquellos que lo lastimaron desde niño, iniciando por su padre.

 

***

 

Dali se encontraba en el set de filmación observando como todos celebraban porque la pesadilla hubiese acabado, pero ella sabía que no era así, él volveria, claro que lo haría. Su matanza recién estaba comenzando.

 

Decidió abandonar aquella celebración adelantada y se dirigió a su oficina donde empezó a teclear dos palabras en su computadora.

 

El Golem

 

Se decía que era un asesino en serie que había sido atrapado una sola vez, pero por falta de pruebas había sido liberado. La gente que quería contratarlo debía encontrar primero a Alfred Gillies. Un hombre que contrataba a los asesinos para hacer trabajos de alta calidad, sin ninguna falla.

 

Ella había conseguido la tarjeta gracias a que la difunta Lexa Parker llevaba una tarjeta del mismo Alfred. Lo había conseguido gracias a que ella era la encargada de tomar fotografías al cadáver de una persona tan reconocida. Durante el descuido de la policía, ella tomó la tarjeta. Luego se dio cuenta que fue la misma Lexa quien había mandado al Golem para darle un susto. 

 

¿Porqué? Quién sabe, Dali no conocía a Lexa en persona, sólo por revistas, pero la difunta si que conocía bien a la periodista. 

 

Decidió marcar el número en su celular, el teléfono de la oficina ya no era seguro. 

 

- Alfred Gillies ¿Quien habla? -

 

- Me llamo Dalilla Leblanc. Necesito que haga un pequeño trabajo -

 

- No es necesario que me explique el trabajo por teléfono. Nos veremos a las 7:00 p.m. frente al hotel "Bohemian" -y colgó. 

 

Ella revisó su reloj y vio que eran las 6:30 p.m. Tomo sus cosas y observó por última vez aquella celebración. 

 

Al menos tiene un poco de esperanza pensó mientras cerraba la puerta delicadamente sin hacer ruido alguno. 

 

——————————————————

 

 



SiVeLa123

Editado: 27.04.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar