El Juego (en Edición)

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 3 (Catalina)

En mis sueños se presentan cosas raras siempre, pero la que soñé esa noche fue la más extraña de todas, me encontraba en la escuela formando para entrar al aula cuando de la nada llega la sombra del parque y comienza a hablar, pero lo que dice no lo puedo escuchar.

Después de eso lo único que recuerdo es que desperté en la mañana sin saber del sueño, cubierta de sudor y con la respiración acelerada, sea lo que haya sido ese sueño me afecto mucho.

Al salir de mi cuarto en la mañana me dolía todo el cuerpo, dormí muy mal en la noche. Me hago masajes en el cuello y me siento en la mesa. Mi madre como todas las mañanas antes de irse a trabajar está preparando el desayuno, su cabello negro corto y sus ojos marrones te pueden atrapar si llegase a estar molesta contigo. Ella y mi padre muestran un miedo muy alto para mi hermana, pero para mí claramente le tengo más miedo a mi padre, mi infancia con él no fue para nada fácil, de solo pensar en todo se me eriza la piel.

– ¿Ya se te pasó la rabieta Catalina? – dice mi madre sin voltear a verme mientras cocina.

– No es ninguna rabieta – digo algo molesta – Es que todavía no comprendo ¿Por qué no puedo salir como los demás?

– Ya sabes por qué – entierra el cuchillo en la tabla y me mira molesta, siento todo un escalofrío en el cuerpo y trago saliva, me pasé del límite entre mi madre y yo – Si fueras una chica como las demás lo harías pero no lo eres, te recuerdo que al tu padre ser policía te encuentras en un gran peligro – dice molesta.

– Que mi padre sea policía no me hace su presa – digo molesta levantándome de la mesa – Parezco prisionera en mi propia casa – digo en voz alta.

– Vete a tu cuarto – dice ella en voz alta – Últimamente estas insoportable.

Respiro profundo y camino dando fuertes pasos a mi cuarto, esta situación me estresa, me enfurece, soy la prisionera de mis padres y cuando mi hermana no esta es mucho peor, ella ahora está en un curso, espero que llegue antes que explote y diga algo que no debo.

Escucho el pasador de la puerta detrás de mí cerrándose, abro los ojos e intento abrir la puerta. Me volvió a encerrar. Le doy un golpe con la palma y apoyo mi frente en la puerta, algunas lágrimas de furia corren por mi mejilla.

– Odio vivir en esta casa – digo en voz alta mirando la puerta, sé que ella me está escuchando y si no lo hace que lo haga, ya no soporto esto – Si fuera por mí me largaría y no volvería a verlos.

Esas palabras que solo las decía en mi mente se las estoy diciendo ahora, he superado mi límite. Mi hermana no está y nadie me va a detener ahora, respiro profundo y limpio mi cara, no tengo necesidad de llorar por cosas como estas.

– Un día me voy a ir – continuo aún más molesta – Y no voy a regresar, si me matan bien, lo recibo con gusto, por algo recibí esa estúpida educación a los cinco años...

Antes que continué hablando abre la puerta de golpe y me mira molesta. Frunzo el ceño y no retiro mi mirada de la de ella. Esto es un desafío y pienso aceptarlo. Levanta la mano y me da una fuerte cachetada en la mejilla derecha, coloco mi mano en la mejilla y respiro lo más profundo que puedo para calmarme. <<No la golpees es tu madre, no lo hagas es tu madre>> Repito dentro de mí para relajar mis músculos, si fuera otra persona ya habría respondido con otro golpe aún más fuerte.

– No vuelvas a decir esas cosas – dice molesta, juraría que puede escupir fuego por la boca, levanto la cara y la miro molesta. Te voy a seguir retando madre.

– Ese golpe no me dolió – digo sonriendo.

– Cuando veas como son en realidad las cosas te arrepentirás de tus palabras – dice seria – Ahora estas ciega, más adelante lo sabrás.

Se voltea y vuelve a cerrar el cuarto, ella es cinco dedos más pequeña que yo pero sus golpes son potentes, no le importa la diferencia de altura. Bueno, después de todo es mi madre, suspiro y me siento en mi cama, mejor paso el tiempo en mi juego de roll.

Como quisiera ser Cydiler, es segura, ágil, fuerte, tiene habilidades como: teletransportación (Me serviría de mucho en estos momentos), curación y copia la de los demás, en el juego prácticamente indestructible, quiero ser ella, el personaje que cree y represento en internet. No me importa que sea una de las asesinas más fuertes de este juego.

Lo que quiero es un pasaje de salida de esta casa.



Laczuly0711

Editado: 22.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar