El Lazo de la Unión

Tamaño de fuente: - +

Philos

Ya han pasado unos días desde que dejamos Tordeus, como parte de mi nueva fuerza, he podido unirme a las luchas y ya casi no dependo de que me protejan, cosa que me alegra, Hope y Presidio dijeron que me estoy convirtiendo de a poco en una chica fuerte que ellos jamas creyeron que podría ser debido a que me presente siendo muy frágil, no desmentiré eso, sigo considerándome débil al lado de ellos, la única diferencia es que ahora me estoy atreviendo a volverme más fuerte para valerme por mi misma.

Este ultimo tiempo he podido darme cuenta de que el Collar Fael esta cambiando un poco, uno de los espacios se esta llenando, creo que es debido a que estoy valorando lo que me rodea, todo este mundo es tan hermoso, único, he vivido cosas que nunca hubiera pensado en vivir, desde meterme en todo tipo de problemas hasta encontrarme con tantas personas maravillosas que hacen todo lo posible para ayudar a una extraña como yo, no importa el mundo o las circunstancias que encuentres en tu camino, siempre encontraras gente amable que puede ayudarte a aprender sobre las cosas que te rodean cuando no sabes exactamente lo que pasa a tu alrededor.

-Aimi, haremos aquí el campamento, me gustaría llegar pronto a la Ciudad, pero nos quedan unos días de viaje- me comento Hope mientras veo como ya están instalando las cosas para que podamos descansar.

Solo puedo asentir, ahora que me he unido a las batallas, me canso un poco mas rápido, mi cuerpo aun no se acostumbra a la nueva cantidad de ejercicio que hago, aun continuó con el entrenamiento básico que recibí en Tordeus, agregando que ahora si peleo, eso hace que mi cuerpo sienta mucha tensión la cual aun me deja agotada....Gracias al cielo aprendí hacer algunos brebajes que ayudan a sanar el dolor de los músculos, ademas para descansar mejor, he hecho un poco de té con una flor muy parecida a la manzanilla.

-Hemos avanzado bastante, creo que dentro de tres días llegaremos- hablo Presidio mientras hacía un poco de fuego para que pudiera cocinar nuestra cena.

Comencé a trabajar en la cena de forma inmediata, acordamos en turnarnos para hacer las comidas de los tres, hoy me toco a mí, ayer fue a Hope y mañana a Presidio, hasta ahora ninguno se había enfermado por la comida del otro, así que todo bien, no he tenido que preocuparme por dolores de estomago.

La comida de hoy es una sopa con verduras y una carne parecida a la de la vaca, esta es sabrosa si se usa orégano y un poco de pimienta, en este mundo estos condimentos tienen otro nombre pero aun no lo puedo pronunciar bien, en mi mente les digo como se llaman en mi mundo.

No tarde mucho, por eso nos hemos instalado a comer, los chicos comienzan a enseñarme palabras nuevas e historias infantiles, las cuales cuentan un poco sobre Lucentail, ellos están esforzándose para ayudarme en todo lo posible, pero me han comentado que estoy aprendiendo bastante rápido, eso igual es beneficioso, porque si sigo a este ritmo, en unos meses más, seguramente, podre viajar sola sin depender de nadie, aunque si me preguntan mi opinión, me gusta como estamos ahora, un grupo pequeño el cual confía entre si, ninguno de nosotros dudara en ayudar al otro cuando allá peligro, eso bien lo aprendí cuando me secuestraron, Hope hizo todo lo posible para rescatarme.

La noche estaba tranquila, jugando un poco a Piedra-Papel-Tijeras, decidimos quien sería el que haría la primera guardia nocturna, como no se leer muy bien a mis oponentes, termine perdiendo al principio así que ahora estoy cerca de la fogata mientras miro el cielo nocturno y escucho todo a mi alrededor con el fin de estar en alerta, el tiempo que es en estas guardias son aproximadamente 2 a tres horas por persona, si saco bien lo que seria mi turno terminaría a las una de la mañana, luego le toca a Presidio y por ultimo a Hope, por lo menos eso acordamos con nuestro juego.

Todo esta en silencio, el viento esta gentil por lo que apenas se mueve el fuego, pero tengo una extraña sensación de anticipación por algo, por eso he estado en alerta para cualquier cosa, para poder proteger a mis amigos, no quiero que les pase algo malo ¡No dejare que ellos salgan lastimados! ¡A pesar de que ellos dos son mucho mas fuertes que yo!.

Una luz esta saliendo de las estrellas, formando una especie de construcción, el Collar Fael esta hirviendo en mi pecho, por lo que lo saco para que este encima de mi ropa y deje de quemarse, pero este ha apuntado hacía lo que las estrellas han hecho, tengo curiosidad, pero no quiero moverme para evitar preocupar a Hope y Presidio, pero....Al demonio, la curiosidad ya me gano, a pesar de que se que después recibiré un regaño monumental por parte de ambos chicos.

Comienzo a caminar mirando solo las estrellas, estas parecen brillar mas ahora, me estoy acercando a lo que parece ser una especie de castillo, con enormes jardines llenos de flores las cuales están bien cuidadas, se nota por el color de sus pétalos, hojas y tallo, estos son únicos y saludables, creo que ninguna de estas plantas es venenosa, pero no puedo decir mucho porque aun desconozco todas aquellas hierbas que son peligrosas. 

De a poco, he logrado llegar al castillo, las puertas enormes de madera y con pequeños detalles que parecen ser hechos de joyas, hacen que se vea majestuoso, todo este lugar tiene motivos de la flora de Lucentail, enormes arboles con colores inusuales para la gente de mi mundo, flores y hierbas con formas un locas, pero se ven bien, seguramente cada planta tiene su particularidad en cuanto a su tratamiento para que se conviertan en medicina o en potentes armas, gracias al conocimiento que adquirí en Tordeus ahora puedo entender parte de la importancia de las plantas en este mundo.



Milenaria19

Editado: 03.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar