El Lazo de la Unión

Tamaño de fuente: - +

Enfermedad

¿Donde estoy? Lo último que recuerdo es que Hope y Presidió me llamaban en la distancia, parecía que ambos estaban preocupados, pero teniendo en cuenta de que colapse en medio de nuestro viaje, esa preocupación esta justificada.

Ahora estoy en un lugar oscuro, la única luz que hay creo que la género yo misma, mi cuerpo se siente liviano pero hay algo mal y no entiendo que es exactamente, ¿Como llegué aquí? Se que no volví a ser secuestrada ya que mis compañeros de viaje me están protegiendo pero aún así ¿Qué es este lugar? Acaso ¿Es un almacén o una cueva subterránea? No puedo tocar nada a pesar de que mis brazos están estirados para poder sentir cualquier cosa, no puedo guiarme con mi vista, así que deberé de usar los otros sentidos para poder tener una idea de que es todo esto.

Comienzo a caminar, cautelosa porque no se a donde estoy pisando, pero por lo menos mis pies tocan el suelo, así que este lugar es sólido de alguna manera, mis brazos siguen estirados para intentar tocar cualquier cosa que este a mi alrededor, no sé a dónde voy pero este lugar se que es reconfortante en cierto sentido, ni puedo explicar el porque, pero me siento tranquila.

Mi respiración se siente relajada, mis musculosos los puedo sentir y ya no tengo la sensación de estar hirviendo en mi rostro, a medida de que pasa el tiempo aquí, me siento cada vez más tranquila al punto de que me encantaría estar aquí para siempre, dejar ir todas las cosas que me han causado dolor, pensar de que estoy con mi familia, si pudiera tener eso, seria mas que feliz.

Veo una luz a lo lejos, por eso, comienzo a caminar hacia esa luz que me llama y me pide que vaya hacia ella, por cada paso que doy, mi cuerpo se siente mucho más ligero, es como si estuviera volando y lo único que quiero es llegar hasta el final.

No vayas allí, resiste un poco más

¿De quién es esa voz? Alguien me habló pero ¿De dónde? Dejó de caminar y miró a mi alrededor, buscando de donde proviene esa voz que me paro en mi andar, sea quien sea, está muy preocupado y por eso me grito para que dejara de avanzar.

-¿Quién eres?- pregunto confundida a la nada, mis manos fueron al Collar Fael por instinto....Desde cuando ¿se formó ese hábito? Antes no lo tenía, pero ahora lo hago de forma inconsciente.

-Mi nombre es Drop- me dijo mientras un chico de unos veinte años aparecía entre la oscuridad, su cabello es totalmente blanco y sus ropas parecen ser una túnica de colores pasteles, sus ojos, de un bonito color café, me miraban con preocupación y sabiduría.

-¿Por qué no debo de ir hacia esa luz?- pregunto mientras respiro un poco para calmar mi acelerado corazón, ese chico me dió un buen susto, no voy a desmentir ese detalle.

-Esa es la luz de la muerte- me habló con una voz llena de sentimientos extraños.

-¿Luz de la muerte?- pregunto.

-Este lugar se es el limbo entre la Vida y la Muerte, tú estás en el mundo de los vivos luchando para seguir viviendo- me explica, dejándome en shock.

El limbo entre la Vida y la Muerte, ¿Qué me pasó para llegar a este punto? Cómo llegue en primer lugar, ¿Me atacaron? O ¿Fue porque me sentía enferma y es esa enfermedad lo que me llevo aqui?

-Tu no perteneces a Lucentail, pero aún así, estás aquí, si no fuera porque te detuve, irias al camino de la Muerte- me habla Drop, mientras comenzaba a caminar.

-Sigueme, te llevaré lejos de esta luz, no voy a dejar que el esfuerzo de ese chico sea desperdiciado por tu ignorancia- dijo el chico con una calmada sonrisa mientras ofrece su mano para que la tomé.

-¿Ese chico? ¿¡Te refieres a Hope!?- pregunto mientras tomo su mano y veo como él me guía a otra parte.

l, junto al otro, te llevaron corriendo al pueblo más cercano, cada uno busco hierbas curativas para ayudarte, pero el chico que llamas Hope te ha mantenido segura, es más, él se ha negado a irse de tu lado, realmente te atesora, por eso, no dejaré que ese esfuerzo que él está haciendo, sea en vano....No estás acostumbrada a las enfermedades de Lucentail, tu cuerpo por eso no ha podido reaccionar bien- me explica.

Mi cuerpo, ¿no reacciona a las enfermedades de Lucentail?....Eso es un poco obvio ahora que lo pienso, los virus y bacterias son diferentes, los peligros también lo son, si me enfermo aquí, es totalmente normal de que sea de manera mortal, ya que mi organismo jamás había luchado con esas cosas.

Veneno, parálisis, hipotermia, quemaduras de tercer grado o más, ese tipo de cosas, por lo menos en mi hogar, no lo había experimentado, se que algunas plantas y flores causan parálisis,  como la Hierba de las Golondrinas, o como es conocida científicamente Chelidonium majus(Celidonia mayor) en grandes cantidades causa parálisis en las terminaciones nerviosas, también se de que la Pimpinela Escarlata, a pesar de que es una flor muy hermosa, sus semillas pueden ser tóxicas para los mamíferos, además el hecho de tocarla puede causar dermatitis e irritaciones en la mucosa intestinal, no ayuda mucho a que sea considerada peligrosa, por eso mis padres no dejaban que interactuara con mucha frecuencia con dichas plantas para cuidarme.



Milenaria19

Editado: 03.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar