El Manantial. Saga Ranchos Nº 2

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 15

Han pasado dos semanas y durante estos días, Andrea decidió hacer varios cambios en su vida y en su look.

Cortó todo lazo con su familia y con su esposo, no intentó averiguar más sobre la razón del porqué de su traición, prefirió dejar todo así. Cada vez que trataba de averiguar algo solo salía lastimada. Así que decidió dar vuelta a la página de su vida. Sin contar con lo que su destino ya estaba escrito.

En su cambio de look decidió que su larga cabellera que llegaba a sus caderas la corto hasta por los hombros, cambio sus ropas, por colores más vivos y más ropa deportiva e informal.

Sin embargo los malestares de los mareos se fueron a acrecentando cada vez más y un bajón de sangre con fuertes dolores abdominales la hicieron internar en un hospital.

Betty angustiada porque su amiga, se encuentra muy mal y en peligro, y con el diagnóstico del médico que es pesimista, no sabe hacer.

_ La señora debe guardar reposo absoluto _ le decía el médico _ y sería muy conveniente que el esposo estuviera aquí, por si hay que practicar el legrado.

Esta información abrumo a la joven amiga.

_Pero....por...favor_ Betty esta aterrada por la situación_ perder el bebé sería fatal para Andrea _ dijo en medio de la angustia.

_ Ella no quiere perder al bebé, pero él no se ha adherido a la matriz, y mientras presente sangrado, puede llegar abortar sin que ella se dé cuenta y desangrarse_ frunció el ceño _ahora está dormida, pero el padre debe estar aquí, por si hay que intervenir y.....

_No, yo lo llamó para que él venga_ sus manos sudaban de sólo pensar que Andrea tuvieran que practicarle un aborto. Con todas las ilusiones que haba puesto en quedar embarazada.

_Bueno, le recuerdo que ella no se debe estresar, tranquila todo el tiempo, eso ayudará mucho, vamos a darle una semana y vemos si se planta en la matriz, el feto.

_Gracias médico _ se despidió.

Rápidamente tomó su teléfono y marcó al Manantial, ella no tenía el número de Steven, le pediría ayuda a Martín o a Lucha para contactarlo.

El teléfono sonó dos veces y fue respondido.

_Aló_ la brusquedad con que respondió Steven la tensó mucho más_ ¡Andrea!

_No, soy Betty _ dijo nerviosa. Andrea no quiso hacer el examen médico que ella tanto le pidió y cuál fue su sorpresa saber que tenía seis semanas de gestación y ella no sabía. Y al momento de saberlo se llenaron ambas de emoción.

Ella trató de convencerla para que regresara, pero la muy testaruda no dio el brazo a torcer. Estaba decidida a olvidar a Steven y comenzar sola con su hijo.

_ Yo..._ con la brusquedad que Steven respondió hizo que Betty se atemorizara.

_¿Ella está contigo ?_ la interrumpió _ ¡Que se ponga al teléfono!_ se podía sentir la frialdad de las palabras de él.

Steven estaba furioso, porque cuando él la llamó al día siguiente que ella se marchó y no la localizó, regresó a buscarla porque estaba preocupado porque pensó que algo malo le había pasado, pero cuando revisó sus pertenencias vio que faltaba su ropa y otras cosas personales, se enfureció y desde ese día la ha estado buscando.

_¡Maldición! Betty que se ponga al teléfono _ vociferó enardecido por el abandono de su mujer_ ¡Ahora!_ Betty podía sentir la furia en sus palabras.

Betty tragó.

_Ella no puede _ no lograba decir nada de los mismos nervios_ está hospitalizada.

Steven colapso de los nervios.

_¡Qué! _ el corazón de él comenzó una carrera imparable_ ¿Qué le pasó?

_Ella casi pierde a su bebé _ Betty luchaba por no llorar.

_ ¿Bebé? ¿Ella está embarazada?_ él buscaba un motivo del porqué ella se fue de la casa, y ahora lo tenía. Ella se embarazo de Miguel....._ ¿Dónde están?_ ella era su esposa y no iba a permitir que ese desgraciado le arruinara su matrimonio eso lo podría hacer él mismo.

Steven condujo lo más rápido que el auto le permitía. Y llego sin aun poder controlar su ira.

Los pasos firmes y rápidos de Steven se escucharon a través del gran y silencioso pasillo de la clínica, Betty los escuchó y por eso levantó la mirada y se encontró con una mirada de hielo casi asesina.

_¿Cómo está?_ fue lo primero que quiso saber él al llegar junto a Betty.

_ La tienen sedada_ suspiró _el médico le dijo que si en una semana el bebé no se plantaba le practicaban el aborto.

El cuerpo de Steven se tensó ante aquella revelación.

_No, ella no va a perder a su hijo_ las palabras eran duras y sin emoción _ que hagan hasta lo imposible por salvarlo.

Ella lo miró y le extrañó su reacción, no estaba feliz sino más bien amargado por lo del embarazo.

_ Gracias, Steven _ murmuró bajo la mujer que se encontraban muy nerviosa y confundida.

_No tienes nada que agradecerme. Ella es mi esposa _ caminó con la intensión de buscar a un médico y le diera toda la información de cómo se encontraba la salud de su mujer y del hijo de su mujer _ ahora vuelvo voy a buscar a él médico.



Miky

Editado: 01.10.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar