El mayor postor de la luna.

Tamaño de fuente: - +

Después de todo.

Después de todo, no estamos tan lejos.

Hoy la luna nos cubre siendo nuestro techo, tenemos algo en común, un mismo lugar para mirar al cielo y admirar cuán hermoso está, así como tú solías estar.

Tan hermosa pero tan fugaz,

Ay, querida luna, por favor, la próxima vez que la encuentre, que dure un poco más.



K. Mendoza.

#6215 en Otros
#2332 en Relatos cortos
#9839 en Novela romántica
#1603 en Chick lit

En el texto hay: amor desamor, luna y sol, estrellas fugaces

Editado: 21.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar