El mejor amigo de mi prima

Tamaño de fuente: - +

01. Heridas

SUMMER

¿Por qué me hizo esto? Yo lo amaba él era mi todo.

Maldito el, maldito todos los hombres del mundo no volveré a entregar mi corazón nunca más, al diablo el amor. Eso solo es un cruel chiste para los hombres y un corazón roto para las mujeres.

Dios como puede haber creído que él me amaba, por favor él era un playboy innato como creí que conmigo sería diferente como me engañe a mí misma con que él me amaba a mí la cerebrito vaya que deberás que estoy ciega como el chico más popular de la universidad se iba a fijar en mí y claro como la soñadora que soy me creí que él me amaba, es que solo recordar a esta chica sobre el me dan hasta arcadas y la pobre ilusa de mí ya estaba preparada para entregarle la prueba de amor, pues al carajo que se vaya al infierno y que se lleve a su zorra con él. Sé que mi corazón está hecho pedazos y que tal vez ya no crea en el amor pero no importa, no soy la primera mujer que han engañado y no moriré por eso.

De pronto la canción de Maroon 5 Sugar empienza a sonar Dios una jodida llamada está entrando en la pantalla aparece el nombre de Brayan y una foto nuestra en la que él me besa la mejilla y yo tengo la sonrisa más boba y estúpida que una chica enamorada puede tener en la vida. Dios que hago contesto o no.... Mejor si y le diré que se vaya al infierno con su puta barata de esquina pero la llamada termino. Pero este chico no se cansa que irritante puede ser, es que no entiende la indirecta de que no quiero contestar tres llamadas en menos de cinco minutos vaya.
- Brayan que demonios quieres.                                                                                                                           –Amor, tenemos que hablar de lo que viste...                                                                                                     - Me estas tomando el pelo, no me digas Brayan ya paso más un mes y quieres que crea que fue solo un accidente. Pero si te la estabas cogiendo o no ya se quizás es que por accidente su vagina cayo en tu pene cielito, pero eso no es cierto y te la estabas cogiendo mientras la tonta de tu novia preparaba una noche especial para nuestro aniversario mientras tu bien ocupado con la otra vaya sí que me amas.                                                                                                                                                                                                       – Amor sé que se ve mal, pero déjame explicarte todo esto, enserio que cuando sepas el porqué de esto me entenderás.                                                                                                                                                            – Amor de mi vida vete a la jodida mierda y llévate tu estúpida explicación contigo. Besitos, saluditos para tu amiguita.- cuelgo la llamada con una sonrisa victoriosa porque al parecer la llamada del idiota no me ha afectado. Decido hacer una popcorn y poner una de mis películas favoritas y va por la parte en la que Jacob le dice a sus sentimientos a Bella, la saga crepúsculo sí que es una de mis favoritas recuerdo haberla visto millones de veces con mis primos cuando era más joven pero como siempre tiene que haber algo que fastidie en buen momento de paz mi celular está sonando con una llamada entrante veamos quien es el mundano que se atreve a interrumpir una buena escena. Y es satanás o mejor conocido como el puto Brayan ya que interrumpió mi película y que mis lindas palabras no lo dejaron claro le contestaremos la llamada.

- Brayan te juro que si sigues jodiendo te bloqueare, estaba en la mejor parte de mi película.                          – Escucha, solo quiero decirte algo ¿sí? - estoy dudando pero no puedo mentir la curiosidad de saber que tiene que decir me está matando.                                                                                                                        - Okey, que sea rápido.                                                                                                                                         – Mira Summer nunca te he dicho lo mucho que me haces feliz, te amo como a nadie.                                     – Ja me amas como a nadie, por favor si me amaras entonces no te hubieras cogido a esa perra. - escucho como el idiota se echa a reír, Dios esa risa que él sabe que moría, no puedo evitar morder mi labio inferior ¡¡¡¡COMO LO HACE!!!! COMO ESTE INÚTIL PUEDE DESPERTAR SENTIMIENTOS QUE TENGO GUARDADOS EN UN CAJÓN CON TAN SOLO UNA RISA, MALDITO INFELIZ.                                                –Si lose Summer quizá no fui el mejor novio que has tenido...- bufo ante tal declaración y el solo ríe –bueno debo de admitir que fui el peor de tus novios, pero no puedo negar las veces que te hice feliz, que te hice reír, aún recuerdo que cuando todo comenzó tu siempre que salíamos del campus tomadas mi mano como si no hubiera mañana lo que quiero recuperar- ese recuerdo me hace estremecer Dios tomar su mano me hacía sentir tan segura como si nada malo me podría pasar- Aun recuerdo las veces que nos escapábamos de clases para tener nuestras sesiones de besos o simplemente ir por un helado.- rió al igual que él. En este tiempo nunca pensé que volvería a reír con él en mi vida. – Escucha quizás no estés preparada o desees volver conmigo, pero qué tal si quedamos solo como amigos- el silencio predomina en la línea, pero veo que haya un plan macabro detrás de esto- Si no quieres, lo entiendo- al escuchar su tono de voz supe que estaba triste y al parecer todavía sentía algo por qué mi corazón se estremeció al imaginarlo de esa manera así que como siempre respondí sin que mi cerebro lo analizara bien.                                                                – No, no espera sabes no sería mala idea que a pesar de como terminaron las cosas seamos amigos además siempre nos hemos entendido en uno al otro, no todos los ex termina como amigos esto podría ser interesante. – rió en mis adentros por lo estúpida que suena esta idea y el hecho que no puede hacer nada. – Y quizás no seamos como gato y perro siendo amigos, además ahora siendo tu amiga ya poder hacer algo con tu pinta de don Juan. – ríe al escuchar mi comentario, su pinta de don Juan es tratar a las chicas muy bien y hacerlas sentirse únicas e inigualables y no paraba hasta dejarlas suspirando por él.



Li Moncada

#4344 en Novela romántica
#1285 en Joven Adulto

En el texto hay: amor, corazon roto, amistad

Editado: 18.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar