El mejor amigo de mi prima

Tamaño de fuente: - +

03.UN ENCUENTRO NO DESEADO PARTE 1

SUMMER

Luego de tres largos días de viaje a mi destino ¿Qué demonios? Y es aquí cuando me acuerdo que yo siempre he viajado a Toronto en avión y que mis primos siempre me van a traer al aeropuerto como demonios llegare a casa. Lo mejor será que llame a Robert para que me de la dirección y es obvio que, así como Caroline me deja timbrar el teléfono más de tres veces él lo hará también y me toca esperar a que decida contestar me pregunto qué carajos les pasa a estos idiotas que no cambian su forma de ser.                -Hola Summer como estas, aun no llegas.                                                                                                           – No idiota estoy ya en casa incluso ya estoy dormida en mi habitación.                                                           - ¡¡¡QUE!!! A qué hora llegaste que no me he dado cuenta. – si estuviera a su lado le lanzaría una de mis miradas.                                                                                                                                                               – Obvio que aún no llego idiota.                                                                                                                          – Oye que ocurre, ¿porque estas enojada? Mira se lo que te hizo Brayan, pero yo no tengo la culpa que el no quiero decir ella no te haya dado buen sexo anoche. – con su comentario estúpido mi enojo crece más, lo cual le hace gracia ya que gruño como un doberman. – Oye relájate ¿sí? Ya sé que terminaste con el patán ese, pero espero que le hayas dado un regalo de mi parte. – no se a lo que se refiere, pero en mi experiencia siendo familia de estas personas es mejor quedarse con la duda, pero en esto sí que quiero saber qué clase de regalo.                                                                                                                                   - ¿A qué te refieres?                                                                                                                                            - Una gran patada en su amigo. – rio ante la imagen de mi pobrecito ex novio retorciéndose de dolor.             -No primito lo siento, se me olvido.                                                                                                                       -No importa ya habrá otro momento. – me río- haber dime para que me llamas.                                               – Bueno….                                                                                                                                                            – No me digas estas perdida ¿cierto?                                                                                                                  - No, no es cierto simple mente no me acuerdo del camino.                                                                             – Esta bien, te lo diré de todas formas, aunque yo sé que estas perdida. Okey, escucha bien ya estás viendo el cartel que dice BIENVENIDOS A CANADA.                                                                                           – Si.                                                                                                                                                                    – Okey de allí tienes que doblar a la derecha, luego girar en u y luego volver a doblar a la izquierda y llegaras a la estatal sigues recto y cuando empieces a ver los carteles de Toronto a 35 km tomas el carril derecho y sigues derecho hasta llegar al centro y allí me vuelves a llamar para volver a darte indicaciones. – es aquí donde recuerdo que soy pésima para las direcciones y si, es tonto cierto, pero yo siempre me eh perdido en los caminos.                                                                                                                                        – Robert no pude entender lo que me dijiste quede con el cerebro más confundido. – él se ríe sabiendo que le diría eso.                                                                                                                                                             – Está bien, sabes mejor queda te cerca del cartel de BIENVENIDOS A CANADA que yo te hallaré.               -Okey, está bien te espero gracias Bob. -  y la llamada se cuelga y solo espero como media hora cuando él ya está aquí entonces no estaba tan largo de la casa como yo creía. Y cuando se baja del taxi no puedo creer que es él Dios cuanto tiempo ha pasado desde la última vez que lo vi, si así esta él como estará mi pequeña Carol oh sí que es bueno estar en casa. Veo como Bob me extiende su mano para que le de las llaves de mi auto. Acaso el pretendía conducir mi auto. Ja que risa nadie y cuando digo nadie me refiero a nadie ni el mismísimo Brayan Thompson lo logro mucho menos mi primo que además es menor que mis dos años nop eso no pasara en este mundo. Así que tomo su mano como saludo y me hago la tonta.                    – Hola primito, ¿Cómo estás?                                                                                                                              - Hola Summer. – toma mi mano y me jala de un tirón y me abraza – Aun sigues amando a ese auto como a tu vida.                                                                                                                                                                  – No.                                                                                                                                                                     – Y entonces porque no quieres que yo lo conduzca.                                                                                          – Porque él es mi vida. – mi primo solo se ríe de mi amor al auto que es un Mustang de los 80s y está muy bien conservado no sé mucho de autos, pero lo que si se es que mi auto es una reliquia que me salió barato y está en muy buen estado y que no se lo prestare a cualquiera.                                                                       – Pero sabes si quieres que te lleve necesita darme las llaves.                                                                         – No eso no es cierto porque puedes irme diciendo por donde ir y yo lo hare.                                                  – Entonces no te llevare a casa.                                                                                                                          – Bueno pues me regresare a mi casa, pero si sabes que será divertido la manera en que Caroline te matara, te imaginas que lo primero que vea al llegar a casa en las noticias se “lo mataron por no llevar a su prima a casa”. – Bob se quedó callado lo más seguro imaginando todo lo que Caroline le hará si no me lleva a casa y vaya que ella da miedo cuando se enoja.                                                                                              – BIENVENIDOS AL TOUR DE BOB EL CONSTRUCTOR. -y me rio al tomar que aún le tiene miedo a Caroline ella es pequeña pero cuando se enoja se enoja y es muy feo en ella se aplica lo de chiquita, pero picosa. - Por favor les pedimos una disculpa por el retraso es que uno de nuestros mozos es un poco necio, pero por favor aborde por aquí. - sigo riéndome al ver al ver que se acercó a la puerta del lado del conductor y la abre para mí. Cuando ya estoy adentro corre para subir al lado del copiloto. – Ahora que todos estamos abordos podemos comenzar con nuestro viaje. - y durante los siguientes treinta minutos de viaje seguí riendo hasta que llegamos a casa en realidad con cada una de sus ocurrencias. Y cuando bajo del auto soy tacleada por una cosa peluda mejor conocida como mi prima Caroline no me había dado cuenta de cuanto la extraña hasta ahora que la tengo en mis brazos y que la apretó con fuerza, cierro mis ojos mientras la abrazo, sonrió su estatura sigue siendo casi la misma y su aroma a flores sigue siendo el mismo Dios sí que los eh extrañado, extiendo mi otro brazo para que mi primo se una al abrazo y en cuestión de segundos el abrazo se hace grupal.                                                                                                                                         – Es bueno estar en casa.                                                                                                                                  – Es bueno tenerte en casa Summer.                                                                                                            Luego de ese tierno encuentro decidimos romper el abrazo y llevar mis cosas dentro de la casa. Mis primos me llevan a una habitación esa era mi habitación siempre que eh venido de visita y por mucho años permaneció con mi decoración, pero al entrar esta vez está totalmente diferente la habitación está decorada con papel tapiz de flores de distintos tonos de azul mi color favorito en el techo hay un letrero pegado al techo que dice: BIENVENIDA A CASA, y por lo que se puede ver esta nueva decoración es muy resiente de seguro los chicos lo hicieron en estos días antes de mi llegada aún se olía lo nuevo de las cosas y junto a la ventana se encuentra una increíble y cómoda cama con dos mesas de noche una lámpara en cada mesa y las puertas del armario y el baño habían sido pintadas en blando recientemente y al parecer el baño había tenido modificaciones y lo veo y no lo creo ahora tengo una tina si siempre había querido una al parecer Caroline aun lo recordaba.                                                                                                                                  –¡¡ Woow!! – son las únicas palabras que puedo pronunciar.                                                                               - ¿Te gusta?  - veo a unos muy sonrientes Carol y Bob.                                                                                     – ¿Gustarme? Me encanta.                                                                                                                                 – Caroline me obligo a organizar tu habitación estaba muy emocionada porque vendrías. -  la aludida se sonroja la verdad es que ella siempre se sonroja.                                                                                               – Solo quería que tuvieras buenos recuerdos de tu estadía con nosotros porque solo te quedaras unos días así que serán los mejores.                                                                                                                                  – Eh si claro por unos días Caroline.                                                                                                                   – Si al menos que te quieras quedar a vivir aquí con nosotros por mí no hay problema además la última vez que viniste hasta te secuestre para que te quedaras y lo habría logrado de no ser por el perro traicionero de Robert.                                                                                                                                                                 – Si aún lo recuerdo, tengo pesadillas con eso. – y los tres nos echamos a reír al recordar lo loco que fue ese día. Cuando ya logre recuperar mi cordura empiezo a desempacar y cuando ya está casi todo en su lugar no todo que falta lo más importante en mi habitación el estante de mis libros.                                           – Ey y mi librero.                                                                                                                                                   – Lo mandamos a arreglar porque por accidente Bob lo quebró.                                                                         - ¿Por accidente? Enserio saben que mejor no quiero saber que paso.                                                             – Epa y porque solo yo Carol. Si no mal recuerdo fuimos los dos los que estábamos jugando en la habitación de Summer. – Carol solo ríe.                                                                                                              – Saben que mejor salgan de aquí estoy muy cansada y necesito dormir fuera, fuera adios.                             – No, no señorita espera un momento… -   Dios que hice yo para merecer esto soy buena porque me mandaste una prima tan loca yo solo quiero dormir – Me estas escuchando al menos.                                      – Te soy sincera no ni un poco. – veo una sonrisa pícara en la cara de Carol y sé que lo que viene a continuación no me va a gustar ni un poco. Y por estar pensando ni cuenta me di cuando ella ya se estaba lanzando sobre mí y en un instante ya estaba tirada en la cama.                                                                      – Bueno si no me estas escuchando quizás sea porque necesitas un lavado de oido.                                      - ¿¿Lavado de oídos?? – y lo recuerdo ella introduce su dedo en mi oído lleno de saliva ugh asco.               – No Carol no prometo ponerte atención, pero lavado de oídos no. – y solo escucho la risa de Bob – Robert idiota ayúdame. – él solo sigue riendo y en ese momento siento el dedo de Carol en mi oído y solo puedo estremecerme del asco que eso me causa, me suelta y se echa a reír junto con Bob y la miro con mis ojos de te mato que siempre funcionan.                                                                                                                      – Okey entendí me voy. – veo a Carol huir ante mi mirada, Bob solo ríe y le lanzo la mirada tambien.              – Y a mí porque si yo no hice nada.                                                                                                                     -  Exacto no me ayudaste. – me acerco lentamente al ver mi acto sale huyendo mientras ríe. – Eso siempre funciona. – luego de un rato cuando ya estoy lista para dormir Carol toca la puerta y me dice que, si puede pasar que me trae la cena, pero no caeré no le abriré, pero siento el olor a comida y mi estómago ruge maldición.                                                                                                                                                            – Summer no te molestaré ¿sí? Solo quiero saber si quieres comer.                                                               – Esta bien te abriré. - y abro y ella me ofrece un plato de arroz con pollo horneado que se ve delicioso, ella es muy buena cocinado. Me siento en mi cama y comienzo a comer, sabe tan delicioso que hasta gimo de placer.                                                                                                                                                                   – Puedes dejar de hacer ese sonido pareciera que lo estas gozando más de la cuenta. – abro los ojos más de lo común y ella solo ríe por haber causado esa reacción en mí. – Jajajajajaja te dije que volvería a educar.                                                                                                                                                                  – Okey, está bien, pero puedes iniciar desde cero es que perdí la práctica.                                                         – No comenzaremos desde donde nos quedamos. -termino de comer y Carol me dice que vendrán unos amigos que me quiere presentar, pero estoy muy cansa para discutir así que le digo que está bien y se va creo que a lavar los platos y yo mientras me acuesto para descansar y poco a poco e voy quedando dormida. Tomo una siesta de dos horas y habría durado más si no estuviera viviendo con dos terremotos con boca que están gritando en este momento y que me despertaron y para ser más claros fue la voz de Carol: -TE MATARE ROBERT NO, NO TE CASTRARE, PERRO SARNOZO. – ya lo ven que linda manera de despertar no e intento llamar su atención, pero nada funciona y pues me arto y les grito: - PERO QUE DEMONIOS PASA AQUI EH. – enserio en este momento quiero matarlos y esconder sus cadáveres en un lugar donde nadie los encuentre nunca y al parecer ellos no me considera nada que no entiende que necesito dormir desde pues de conducir por tres días para llegar aquí. Pero sinceramente no entiendo que los tiene tan alterados sí cuando me fui a dormir todo estaba bien y no han pasado ni tres horas y ya están peleando ni quien los entienda.                                                                                                                             – Lo que pasa es que tu adorada prima te está buscando novio sin tu consentimiento. – al escuchar a Bob miro a Carol con ojos desafiantes.                                                                                                                        – Enserio Carol un novio.                                                                                                                                      -  Él tiene todo lo que a ti te gusta.                                                                                                                      – Y según tú que es lo que me gusta querida prima.                                                                                         – Pues veras tiene una moto ósea un chico malo, una cama grande y sobre todo una chaqueta de cuero negra ¡NEGRA! mujer.                                                                                                                                         – Aja y que con eso mi preciosísima prima sabes que no importa mejor ya que están los dos les daré una noticia me quedare a vivir aquí en Toronto que les parece. - y créame nunca había visto a dos jóvenes casi adultos saltar como dos niños y luego se tiraron sobre mí a besarme vaya eso sí que es amor.                        – Te quedaras a vivir con nosotros verdad Sum.                                                                                                 – Bueno había pensado en rentar un apartamento para no invadir su espacio y…- y soy brutalmente interrumpida por sus gritos – No, no nada de eso tu vivirás con nosotros. – y vaya que sincronización hasta creo que lo tenían ensayado porque lo dijeron al unísono.                                                                                  – Embrujados. – y si Dios existía porque los dejare mudos por unas horas más.



Li Moncada

#4061 en Novela romántica
#1243 en Joven Adulto

En el texto hay: amor, corazon roto, amistad

Editado: 18.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar