El Mejor Regalo de Navidad

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 5 "Lorena vs Pamela"

No puedo negar que pensar que tengo que dar explicaciones por nuestra tardanza a la señora Sanders me atemoriza.  Es una mujer dura con un carácter a veces explosivo, no es para menos 20 años en este cargo debe endurecer a cualquier persona.

Estoy lista para enfrentarla, mientras abro la puerta de mi oficina, repica el teléfono.

 –Debe ser ella, seguramente nos observó a través de la ventana de su oficina que tiene vista a la avenida.

-Buenas tardes Lorena, sube inmediatamente tenemos que hablar, ha llegado el momento de recordarte algunos reglamentos de la institución que al parecer preferiste ignorar.

-Si, señora Sanders, en este momento voy subiendo a su oficina.

Mientras salía de mi oficina pensaba en alguna buena excusa que podía decir para quedar bien ante ella pero nada se me ocurría.  Hay un refrán que dice mi abuela “Después de un buen gusto, un susto”, ja,ja,ja.

 Tal cual después del gusto tendría que enfrentar un susto.

-Pasa Lorena, me dice la directora,  con cara de pocos amigos.

Ella estaba muy moleta y comenzó diciendo: -Usted sabe que ha incumplido el reglamento interno de la institución, ¿cierto señorita Williams?.

-Usted se aprovechó de mi debilidad al permitir la salida del niño, esto puede ocasionarme una multa disciplinaria, eso usted lo sabe., ahora dígame que tiene que decir en su defensa.

Ella me mira como si yo fuera un ser diminuto y ella un gigante que con un zapato inmenso me puede aplastar.

-Yo estoy clara, señora Sanders que incumplí esta cláusula y pido disculpa, pero le aseguro que esto no se volverá a repetir.  En ese momento salta enfurecida y temblando de ira, -Claro que no se va a volver a repetir carajo, que cree usted que la voy a autorizar a salir nuevamente con el niño y con un desconocido.

Dentro de mi pensé, si ella supiera que el desconocido no es tal desconocido que fue un niño abandonado y que tuvo la dicha de ser adoptado y tener un final feliz.

-No voy a tomar ninguna medida disciplinaria pero eso si, que le quedé bien claro, así esté señor sea un ángel y esté interesado en adoptar al niño, queda prohibido las salidas fuera de la institución. –Si tanto es su interés que se cumpla todos los requisitos legales, ¡¿entendido señorita Williams!?.

-Pero, señora Sanders, el señor Johnson es un empresario reconocido y lo único que quería era compartir con el niño fuera de aquí.

 –Imagínese, entonces que todo el que quiera adoptar ponga sus condiciones, que sería de esta institución.

–Manténgame informada de todo lo relacionado con Liam y el señor Johnson, en caso que se interese en la adopción del niño.

-Eso es todo no hay nada más que hablar, me dice señalándome la puerta, 

 -Pero señora Sanders necesito comentarle algunas cosas importantes de este señor. 

–No, no tengo tiempo será en otra oportunidad, tengo que asistir a una reunión, hasta luego.

Y ahora que voy a hacer, Noah tiene pensado compartir nuevamente con Liam, esto va a estar muy difícil, ¡Uf!.

Mientras pienso que voy a hacer al respecto le notificaré a Noah sobre la decisión de la directora.

Para Noah no fue ninguna sorpresa, el sabía de lo que era capaz la directora y de las normas de la institución que ella misma incumplía las veces que le da la gana.

-Gracias por la información Lorena y no te preocupes, yo se como convencerla llegado el momento, por ahora vamos a dejar que las aguas se calmen.

-Estamos en contacto, cuídate y que tengas buenas noches.

-Gracias Noah, en realidad ha sido un placer conocerte.

-El placer ha sido mio preciosa, me lo dijo en un tono que me pareció hermoso y algo romántico.

En los días siguientes, pude notar el cambio presentado en Liam Miller.  Ahora es un niño alegre, activo y muy comunicativo.  Todos están asombrados por su cambio tan repentino.  El les dice que es un secreto que en algún momento le contara a todos.

En mi caso, estoy más decidida a luchar por conseguirle un hogar a Liam, así como no dudo en enfrentarme a la señora Sanders pero sobre todo tengo una llamita de amor que poco a poco va creciendo…estoy segura que en un futuro podría estar perdidamente enamorada del hombre noble dueño de aquellos ojos negros misteriosos.

Noah Johnson desde que la carta llegó a sus manos, se siente agradecido con la vida porque tiene la oportunidad de ayudar a un niño que como él, puede tener el derecho a ser feliz y a llegar a ser un ciudadano útil para la sociedad.



Sharo Mars

#472 en Otros
#116 en Relatos cortos
#399 en Fantasía
#69 en Magia

En el texto hay: soledad, superacion, esperanza y amor

Editado: 28.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar