El misterio de los 10 reinos

Tamaño de fuente: - +

De camino a casa

CASSIE

No hice preguntas sobre las habilidades de Violetta pero gracias a eso fue que logramos escapar, técnicamente hundiendo la pequeña isla en la sufrimos yéndose con todos esos oscuros sacrificios.

Todos nos subimos a un lujoso yate que supuestamente era del jefe que estaba detrás de todo esto, tal vez justo ahora este muerto junto con la isla.

– ¿Alguna sugerencia de nuestro destino? – Kelsey nos miró a cada uno pero Liam y Lee ya habían desaparecido seguro para ir en busca de las mejores camas.

– A Minnesota – dije después de un rato – Allá está mi familia.

– Umm... ¿Alguien más?

– A Dakota del Norte – soltó Jonathan al instante – Tengo que volver con mi madre.

– Chris y yo iremos a donde ustedes vayan – menciono el pequeño Tom.

– Yo voto por Minnesota – Kelsey volteo y miro directamente a Violetta.

– ¿Porque? – pregunto curiosa Kelsey – ¿Qué hay de importante allá?

– Es que Cassie tiene que regresar con su madre, la reina – me quede atónita, en ningún momento dije que mi madre fuera la reina ¿o sí? – No, en ningún momento me lo dijiste Cassie. Además portas el símbolo familiar en tu collar.

Al instante cogí mi collar. Parece que ella también se fija de todos los detalles al igual que Talía.

– ¿Hija de la reina? – pregunto Kelsey.

– Si, estás viendo a la mismísima princesa Cassandra Lucet.

Me sonroje.

– No es para tanto, además yo estoy segura de que mi madre nos aceptara de inmediato a todos nosotros...

– No quiero tu lastima, princesa – dijo resaltando el "princesa" – ¿En serio nadie más? – al ver que nadie dijo nada mas solo suspiro – Iremos a Dakota del Norte y luego a Minnesota entonces ¡en marcha!

Empezamos a avanzar y Kelsey voltea a ver quién fue quien tomó el control y al ver que fue Violetta se enojó sin más.

– ¿Qué demonios crees que haces?

– Manejando, tú tienes que descansar...

– No, tu eres la que tiene que descansar así que permiso...– empezaron a forcejear ambas y al ver que ninguna se detenía Kelsey suspiro – ¿Sabes qué? Mejor yo manejo hasta las... ummm – vio el reloj de la esquina que marcaban las 2:00 – Manejare hasta las 5:00 ¿de acuerdo? Luego te paso la voz para que manejes tu ¿ok?

Violetta suspiro tal vez consciente de que Kelsey no la despertaría. Pero fue un día muy largo y todos queremos dormir.

– Esta bien – se dirigió hacia mí y ambas bajamos.

WOW este lugar sí que es lujoso. Era como un pequeño departamento aquí abajo. Hay un par de pequeños camarotes y en las esquinas dos extensos sillones que eran tan lujosas como las camas. Liam y Lee ocupaban un camarote, Chris estaba en su camilla pues parece que los gemelos ayudaron a Tom con su hermano, él dormía plácidamente en la litera de abajo agarrando la mano de su hermano mayor. Jonathan estaba en la litera de arriba durmiendo con la preocupación tallada en su rostro. Espero que lo que le dijo Kelsey no sea verdad.

Me acosté en uno de los sillones y Violetta en el otro. A ambas nos salió un suspiro entrecortado y luego nos echamos a reír.

– ¿Cansada? – pregunto ella pero era más que obvio que si lo estaba – Si, yo tambien.

– No es por molestar pero... ¿cuál es tu habilidad en sí, Violetta? – la sonrisa en su rostro se borró de inmediato.

– Bueno... eso es una larga historia... – el silencio fue tan largo que pensé que no respondería – Mi madre era una estrella, mi don estelar es el agua por parte de su familia – se quedó pensativa como eligiendo sus próximas palabras – Ella extrañamente... se enamoró de un gebrochen... tu... ¿Sabes que es un gebrochen?

Negué con la cabeza y ella suspiro nuevamente.

– Somos una especie de... controladores por así decirlo. Somos la realeza del reino de los psíquicos, pero técnicamente es algo toxico porque podemos controlar tanto las mentes, los sentimientos e incluso podemos manipular la memoria a nuestro maldito antojo – lo último lo dijo con rabia – Lo bueno es que están extintos y solo quedo yo y mi... hermano... – ¿hermano? – Él es el que gobierna a los psíquicos ahora, se crio allá mientras que yo me crie en el mundo humano junto a una amiga de mi madre, pues mis padres fallecieron cuando yo era niña... Los rebeldes cogieron a mi hermano y lo pusieron en el trono en contra de su voluntad, en cambio yo logre escapar. Pero te juro que no los controle a ninguno de ustedes en serio... yo no me siento muy bien cuando hago esas cosas.

– Esta bien – dije yo – No importa si eres un demonio o un ángel sigues siendo mi amiga – me quede callada de repente porque vi que ella estaba llorando – Lo siento ¿Te ofendió lo de demonio?

Se levantó y me abrazo.

– Nunca antes aparte de Kelsey se lo había tomado tan bien – dijo ella sollozando – Eres única Cassie... gracias y nunca cambies.



Mikachan 95

#3072 en Fantasía
#1417 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: estrellas, magia, hadas

Editado: 31.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar