El Misterio del Pueblo

Размер шрифта: - +

DOS

Es un viaje de 4 horas me dormí a la mitad cuando llegue estaba mi abuela estaba sonriendo creo que no le gusta estar sola tiene a los trabajadores de su granja pero no es lo mismo, mi abuelo murió hace dos años así que mi madre le ofreció que viniera  a vivir con nosotros, pero ella se negó creo que sigue ahí porque le gusta y por mi abuelo, pero no lo sé, no quiero, ni me gusta hablar de esas cosas.

Baje del autobús y ahí estaba mi abuela pequeña con el pelo corto, y con esa sonrisa que de verdad se nota que está feliz de verme.

-Hola, Thomas como estas de grande

-Eso dices siempre que me vez

-Siempre creces, ¿Cuándo dejaras de hacerlo?

-No lo sé.-hice una pequeña sonrisa- tengo que esperar mi maleta.

Espere 5 minutos mientras el conductor sacaba maletas, la recibí y le dije gracias.

-¿y cómo va la granja?

-Bien, tengo más trabajadores así que tengo más tiempo y no hago tanto esfuerzo físico como antes ya estoy vieja Thomas.

-Pero yo siempre te ayudo que ¿hare ahora?

-Thomas no quiero que trabajes ya sabes lo que pienso de eso apenas tienes 14 años debes jugar

-abuela en la finca no hay nada que hacer, no hay vecinos ni nadie.

-está el pueblo mira a tu alrededor puedes conocer mucha gente aquí, tener amigos, hasta una novia.

-lo dudo mucho abuela.

-Mírame Thomas, por favor dime que lo intentaras ¿sí?

-está bien abuela saldré por el pueblo, y tal vez conozca a alguien

-bien Thomas.

 Salimos del terminal es muy pequeño en realidad es un estacionamiento grande donde entran y salen buses, llegamos al parque una plaza con caminos y árboles en una esquina estaba la iglesia muy grande y linda también había una cafetería, una heladería, un bar donde iban todos los borrachos del pueblo, por esa razón mi abuela no le gustaba que saliera muy tarde, pero la que más me causaba curiosidad eran una casa la más vieja y estaba con muchas grietas pero aún se mantenía en pie

-Abuela ¿esa casa de quién es?

-A es de Mario él es alguien misterioso, tendrás suerte si lo encuentras fuera.

-y porque su casa esta tan vieja.

-no a querido remodelarla supongo que cree que no vale la pena o le gusta así.

-¿tú lo conoces?

-Sí, el hizo algo hace unos años y cree que lo juzgan así que intenta salir lo menos que pueda.

-¿hizo qué?

-Digamos que desato algo has oído el ¿efecto mariposa? Pues algo similar el hizo algo que desato algo mucho más grande pero él era joven, pero le hizo un mal al pueblo.

-y ¿qué hizo?

-¿Quieres un helado Thom?

-No me cambies el tema

-Thomas no es algo que debas saber ¿está bien?

-Si.

-Vamos por el helado.

Fuimos hasta la heladería y vimos a la que atendía era una chica de baja estatura de pelo negro y ojos cafés parecía de mi misma edad.

-Hola Laura, ¿cómo estás?-dijo mi abuela

-Hola señora Marta, muy bien gracias

-Bien mira te presento a mi nieto.

-Mucho gusto soy Thomas.- le dije

-Yo soy Laura.

-Creo que se llevaran muy bien.- dijo mi abuela.

Nadie respondió a eso, mi abuela pidió dos helados yo pedí de vainilla y ella de chocolate, nos sentamos afuera donde habían unos bancos y observamos el parque mientras que pensaba a que pudo haber hecho Mario que no quisiera salir, o que lo juzgaran.

-¿Porque solo una maleta? Siempre traes más cosas

-no tuve mucho tiempo para empacar.

-Si eso veo, apenas me dijeron hoy que venias.

-sí creo que se divorcian.

-Porque dices eso Thom

-Siempre están discutiendo.

-y tu como estas Thom

-si lo dices por lo de mis padres estoy bien si no están felices que se separen.

-No creo que eso pase

-Es porque no los oyes discutir

-Bueno vamos a la finca a que desempaques.

Nos levantamos y fuimos hasta la esquina del parque donde a la izquierda hay un camino rocoso caminamos viendo vallas y vacas y uno que otro jeep que pasaba por ahí mi abuela me ayudaba alzar la maleta, en 5 minutos llegamos a la entrada la finca estaba cubierta por una valla de madera de color blanco aunque algunas estaban un poco descuidadas vi una camioneta vieja estacionada afuera era una casa de dos colores el primero era naranja que estaba en la parte inferior de la pared y las ventanas y puertas el resto de la casa es blanca.

Mi abuela abrió la puerta con sus llaves al principio no le dejaba abrir mientras se quejaba de que la puerta ya estaba roto pero después de unos instantes la puerta abrió

-Bienvenido Thomas

-¿dónde dormiré?

-Por aquí, acompáñame.

Mi abuela subió las escaleras y fuimos a un pasillo que tenía 5 puertas una era la del final de pasillo que era el baño la otras eran dos y dos en cada pared del pasillo en la que entro mi abuela fue la primera a la izquierda; era un cuarto pequeño había una cama pequeña una mesa de noche y una repisa con algunos libros.

-¿Te gusta?

-Si, esta lindo

-Mira.- señalo la repisa- si quieres puedes leer algún libro.



Luismy

#542 в Thriller
#313 в Misterio
#268 в Paranormal

В тексте есть: terror, sobrenatural, paranormal

Отредактировано: 17.02.2018

Добавить в библиотеку


Пожаловаться




Books language:
Interface language: