El muro de los te quiero

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 11. El amigo

Para mi desgracia o para mi suerte aún tenía el número de los padres de Leo. Llamamos a una ambulancia y a sus padres. Al parecer él habían ido de vacaciones a Francia y mi ex se había escapado sin decir nada, no sabían donde estaba ni que estaba haciendo... hasta ahora. 

Cuando llegaron a la sala de espera del hospital Daniel y yo nos pusimos de pie y fuimos a verlos. Luego de saludarlos llegaba el momento más incómodo: explicar lo sucedido. Tenía miedo de que le dijeran algo a Daniel, aunque ni siquiera se notaba que había estado en una pelea, se había quitado la chaqueta y no había rastros de sangre, En cambio mi vestido tenía unas cuantas manchas debido a ese largo abrazo 

- Bien- comencé- lo que ocurrió fue que Leo apareció y no dejaba que me fuera, me acorralo y me tomó de los brazos. No sabía que hacer hasta que...

Miré a Daniel, se veía apenado. No quería que el pagara los platos rotos. Solamente me había salvado, no había tenido malas intenciones

- Hasta que recordé los movimientos que aprendí en un curso de  defensa personal- mentí- lamentablemente lo dejé inconsciente pero no era mi intención. Realmente lo siento mucho 

- Tranquila- me dijo la madre de Leo- tú solo te defendiste y eso esta bien. Es lo que vamos a decir a la policía, es tu decisión si presentar cargos o no

- Leo ya había tenido episodios de depresión y a veces de violencia- me explicó el padre- no es culpa tuya, no te sientas mal 

Sus padres siempre habían sido muy amables, al igual que sus hermanos. Todos vivían en Italia por lo que sus hermanos se habían quedado allá. Me asombré al oír las palabras de los padres de mi ex, yo pensaba que él era muy feliz con su nueva novia y su vida libre de mí, pero al parecer su vida sin mí era un desastre. Aunque antes había estado realmente enojada con él, decidí que lo mejor sería perdonarlo y seguir con mi vida. 

Luego de saludar  a sus padres, Daniel y yo salimos del hospital su motocicleta. Ambos íbamos en silencio, ninguno sabía que decir, había sido una situación demasiado intensa 

- Por favor déjame en este hotel- le dije al ver que era donde se alojaba Felipe 

Daniel frenó la motocicleta y se quitó el casco. Me miró extrañado 

- ¿Aquí porque? 

- Quiero ver a Felipe. Necesito hablar con un amigo 

- Pero yo soy...

- Si- lo interrumpí- pero necesito un amigo que no haya estado en todo lo que ha pasado 

Solo lo decía para no decirle que necesitaba hablar con un amigo acerca de él. No podía hablar con Daniel sobre Daniel. él no dijo nada, simplemente asintió y se fue. Habían pasado tantas cosas y ni siquiera era de día

Cuando llamé a la puerta de la habitación de Felipe me abrió en cuestión de segundos y me invitó a pasar. El hotel no era tan lujoso como el de Mario pero tenía su encanto 

- ¿ Me puedes explicar porque me despiertas a las 3 de la mañana?- gruñó 

- Deberías tomar asiento, tengo mucho que contarte 

Me senté en la cama en medio de la habitación y le conté todo, hasta el más insignificante detalle. Mientras lo hacía, me daba cuenta de que parecía una película y debía ser interesante para alguien que la viera desde afuera pero para mí no era muy bonito. Era más bien una película muy triste 

Cuando terminé Felipe me miraba serio sin decir una palabra 

- Di algo por favor- gruñí

- Creo que deberías aclarar las cosas con Daniel. En cuanto a Leonardo siempre te dije que era un imbécil

- ¿Es todo lo que me vas a decir? 

Felipe siempre tenía algo que decir con respecto a todo, siempre tenía un consejo o una opinión, aún si no se la pedías y si no te gustaba aún así te la decía. Por lo que me sorprendía lo poco que me había ayudado esta vez

- No hay mucho que decir Alex, no entiendo como es que no se lo habías dicho a Daniel antes

- No creí que le gustaría yo- respondí avergonzada

- Vamos, me has gustado a mi y al loco de Leo. No eres alguien que los chicos rechacen 

- Cuando yo te gustaba tenías una gran confusión y Leo me dejo por otra. No son los mjores ejemplos 

- Alex, sé de estas cosas. Aunque a veces lo olvides soy un chico y puedo saber con facilidad que a Daniel le importas más de lo que crees. Peleo con tu ex por ti 

Era difícil no ver a Daniel como un héroe después de eso. Y si, estaba más que claro que lo había hecho por mi. Pero conociéndolo, creo que lo habría hecho por cualquiera

- ¿Y que se supone que debería hacer ahora? 

- Hablar con él, decirle lo que sientes. Mira, tal vez te rechace pero si no lo hace seguro te arrepentirás. He estado en la friendzone miles de veces y sé que si no lo digo terminaré decepcionado de mí mismo 

él tenía razón, debía hablar con Daniel. Pedí otra habitación en el mismo hotel y pasé allí la noche. A la mañana siguiente fui en metro hasta el apartamento. Pero cuando llegué vi a una chica vistiéndose junto a Daniel 



Rosa negra

Editado: 07.03.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar