El nacer de una luna

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 3

El viaje...


 

Ya era de mañana estaba preocupada pero al mismo tiempo determinada a que podía poner el nombre de mi padre en alto como siempre lo ha estado. Me levanto dirigiéndome al baño con la intención de tomar un ducha y luego a alistarme. Mi madre como todos los días descansando con cada inicio de amanecer, encontré una dos notas en la mesa del comedor que decían:


 

      “Nota 1


 

             Mi amor, te extrañemos mucho pero quiero que sepas también que

              estamos orgullosos de ti y confiamos que todo saldrá bien, te

               deseamos mucha suerte.

                                                                                                        Atte. Tu mamá”


 

Me mostré muy sonriente con esa nota , por consiguiente leí la otra nota que decía:


 

      “Nota 2


 

            Te deje en refrigeradora tu desayuno para que batalles mucho.

              Es tu comida favorita Hot Cakes con frutos rojos y un jugo de naranja.


 

                                                                                   De, nuevo tu mamá que te quiere mucho”


 

Solté una risita con esa nota, caminé hacia la cocina, tomé unos cubiertos y saqué del refrigerador la comida que me comento mi mamá. Disfrute cada bocado como si fuera el último de mi vida ... Al terminar recogí y limpié todo. Me dispuse a salir de la casa y tomar un taxi rumbo al aeropuerto pero no fue necesario pero enfrente me estaba esperando Mariana para escoltarme a el. Como siempre me hacía sentir como una princesa.


 

– Me llamo tu mamá, me dijo que ibas a salir de viaje por trabajo y que no le olvidare de despedirme de ti, aunque admito que me sigue siendo raro que me llame la madrugada- dijo mariana riéndose un poco.


 

Yo solo la abracé sin tener deseo de soltarle pero sino lo hacía iba a perder el avión. Subimos al carro con la dirección marcada a mi destino. Mientras Mariana  sabia que lo padre se dedicaba a cosa con la historia al igual a lo que fui a estudiar por eso iba con mucha curiosidad de que trabajo tenía que hacer pero era claro que no podía decirle “Iré a cuestionar una trato de paz entre hombres lobos para que no llegue a una guerra” por eso le dije...


 

-Mi padre fue solicitado para ayudar a reconocer si algunos objetos encontrados en una excavación pueden ser parte de la historia de los que habitaban en su momento. - dije seriamente


 

– Wow... suena interesante pero también un poco aburrido  - dijo Mariana bromeando


 

Yo solo la voltee a verla y sonreírle medianamente, la verdad esta muy perdida en mis pensamientos del como será el lugar a donde me dirijo , voy con mucha expectativa y mi imaginación se deja llevar visualizando un sin fin de formas que puede ser el lugar... tan ida estaba que no me di cuenta cuando llegamos al aeropuerto.


 

Le agradecí a Mariana le di un último abrazo para luego entrar y tomar mi vuelo rumbo a España


 


 

 

(...)


 


 


 

Once horas después ...


 

Llegando Madrid tomé un taxi para que me llevara a la estación de Chamartín con la esperanza a comprar el boleto para el día de mañana ya que solo cuanta con dos horarios uno en la mañana y otro en la noche a la cual ya había llegado tarde... Compre el boleto y me hospede en el hotel más cercano de el.


 

Ya con llave en mano me dirijo a mi habitación que es la

numero 136 curioso que un hotel tan pequeño tuviera tantas habitaciones ... como sea, ya dentro deje mi maleta a un lado y pase directo a la cama dejándome caer hacia la cama boca arriba mirando el techo por un momento.


 

–Estoy exhausta y con hambre – dije quejándome a la nada


 

Llame a servicio a la habitación para ordenar alguno para comer. Mientras espero me doy cuenta que hice el viaje sin ni siquiera avisar a Damián Prast de mi llegada, debía ponerme en contacto con él y explicarle porque yo iba a llegar en vez de mi padre; Aunque no sabía cómo debía hacer ya que ni número de teléfono tenía... Por suerte traje conmigo una agenda y unos cuantos documentos de mi padre para servirme de apoyo por si las cosas se pudieran complicar ...puede que dentro de la agenda encuentre por lo menos el número.


 

–Es sorprende el orden que tiene mi padre ... Creo por que lo lógica debería encontrarse en la letra D el número – dije


 

Como era de esperar, está el nombre y número de Damián. No perdí las tiempo y decidí llamar antes que se me hiciera más tarde. Por suerte, entro la llamada a la primera me hubiera dado insistir más veces.


 

<<Buenas noches >> Se escuche femenina contestando seriamente


 

<<Si, buenas noches. Disculpe estoy buscando a Damián Prast de parte de Fernando Montes me podría comunicar con el, por favor >> dije



Alexandra C. Martínez

#4366 en Fantasía
#1943 en Personajes sobrenaturales
#9723 en Novela romántica

En el texto hay: humanos, hombreslobo, amor

Editado: 04.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar