El nacer de una luna

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 6

La familia...

Mire mi reloj ya eran las cinco y media de la mañana. No logré descansar después de lo acontecido ayer. No debo descontrolarme... Me levanto y abro mi maleta para sacar unos papeles para distraerme con ello. Pasó un rato buscando y buscando pero creo que  si tendré que investigar con ayuda de Damián sino consigo nada deberé ir unos días a la otra manada saber más. Mientras más rápido termine podré irme.


 

Tocan a mi puerta.


 

– Pase – dije


 

– Buenos días Alicia, el desayuno está servido– dijo Amanda


 

– Enseguida bajo, gracias Amanda – dije alegremente


 

Salí de la cama, acomode todo los documentes. Saque una muda de ropa de la maleta y me di un baño rápido. Ya lista me dispongo a bajar.


 

Todos están sentado en una mesa alargada, logró distinguir a Damián que está a un lado de una jovencita como de unos 18 años, también está Matthew en una esquina de la mesa y por lo que veo tendré que sentarme a su lado porque no veo otro lugar disponible. También están otras caras que no distingo aparte de la jovencita que mencione, otras dos chicas más grande y un chico.


 

Todos se ven tan felices, siento un poco de envidia porque nunca pude tener algo parecido de pequeña.


 

Avanzó a mi lugar molesta pero prefiero relajarme no quiero empezar el día así. Observó como Matthew con una sonrisa sigue mis pasos esperando que llegue a su lado.


 

– Buenas días mi luna, ¿como amaneciste? – dijo Matthew


 

Solo lo ignoro


 

– Buenos días a todos – dije en general y todos respondiendo con un buenos días para luego continuar con lo suyo.


 

– Alicia ¿porque me ignoras? – dijo un poco triste


 

– Si me dices Alicia te haré caso, ayer te dije yo no puedo ser para ti, en algún momento debes de entender es tanto por tu bien como para el mío – dije. El se quedó en silencio pensando lo que le dije


 

*Creo más tarde tendremos que hablar a más profundidad sobre el tema* pensé


 

Me alegra saber que podremos llegar a un acuerdo donde ninguna salga afectado.


 

Empecé a comer, esta es una comida exquisita disfruto cada bocado que le doy.


 

–Hermano, es cierto ¿que ella será nuestra luna? – dijo la chica que está con Damián


 

– ¿Y cuando piensas hacer la ceremonia para convertirla ? Que sea una humano creo que debilitaría a la manda – agregó el otro chico


 

No quería responder a sus preguntas con un “su hermano y yo no podemos estar juntos” ya era suficiente con los que ya sabían mi decisión no se porque meter a más gente a opinar. Preferí seguir comiendo.


 

– Niños esas cosas no se preguntan, saben que Matthew debe hacer cosas mas importante – dijo Damián tratando calmarlos


 

– Alicia y yo todavía tenemos muchas cosas que hablar antes – dijo Matthew, realmente cree que me podrá convencer, tengo ganas de ver eso. Agregó – Porque mejor no se presenta con ella para que los conozca mejor –


 

– Mi nombre es Marisol, soy la hermana menor, el es Sebastián igual que yo es uno de los menores y por último está Elizabeth es nuestras hermana mayor aunque el más grande es mi hermano Matthew, estoy muy feliz de conocer Alicia espero nos llevemos bien... tengo muchas ganas de conocerte y presentarte con mis amigos , creen que es mentira que mi hermano encontré a su luna... - dijo salta donde su asiento con mucha alegría.


 

*Marisol es una persona muy energética me recuerda mucho a Mariana años atrás .... por cierto ,en serio, que rápido vuelan las noticias aquí* pensé


 

– Solo falte yo, mi nombre Sarah Brown soy la delta de la manada. Esperemos nos llevemos bien , mi luna. - dijo, haciendo un saludo a distancia. Todos aquí son muy agradables.


 

– Muchos gusto, Alicia ya nos presento mi hermanita que siempre nos hace lo mismo... – dijo Sebastián


 

Elizabeth en ninguna momento me dirigió la palabra, tal vez no le importaba lo que estaba sucediendo.


 

– Muchas gracias a todos. Igual espero que nos podamos llevar bien– dije con una sonrisa


 

El tiempo pasó, poco a poco todos se fueron dispersando hasta dejarme con Matthew y Damián


 

– Es momento de hablar – dije


 

Damian asiente.


 

– Concuerdo contigo, Alicia– dijo Matthew


 

Llegamos a la oficina del Alfa y cada uno tomó su asiente en su respectivo lugar.



Alexandra C. Martínez

#4331 en Fantasía
#1939 en Personajes sobrenaturales
#9634 en Novela romántica

En el texto hay: humanos, hombreslobo, amor

Editado: 04.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar