El nacimiento de una nueva flor.

Tamaño de fuente: - +

XXVII

XXVII

El ayer perdido

 

 

 

Me desconozco

¿Dónde quedo la linda niña?

¿Esto es crecer?

Uno tras otro hasta perder la cuenta, se siente tan bien. No soñé con algo así, tal vez alguien me encuentre antes de caer.

Olvídalo, esto se siente tan bien.

No entiendo,

¿Qué paso con la dulce chica que siempre leía?

Uno tras otro hasta perder la cuenta, así puedo olvidar el dolor.

¿Pero cómo detenerme?

Se siente tan bien, pierdo todo por mi garganta, es tan fácil ahogar el dolor por un momento. Ya no estás aquí…

Me encuentro con muchas personas.

Se siente tan bien.

Me canse de que crean manejar el timón de mi barco. Sé que me hundo pero el capitán jamás abandona la nave.

Alguien que me encuentre, sé que aún queda algo de ella en mí.

Pero por ahora me desvanezco en esta marea danzante, hasta que me lleve al mar profundo.

Tómame ahora que emerjo, mejor olvídalo, esto se siente tan bien que ya el dolor dejo de habitar en mi por solo un momento.

 



Maria Castalia. Escritos de una chica

#5309 en Fantasía
#4144 en Joven Adulto

En el texto hay: poesia

Editado: 01.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar