El Niño Nuevo

Tamaño de fuente: - +

Epilogo

 

El lugar estaba lleno. Había caras conocidas, y caras totalmente extrañas.

Se respiraba un aire elegante, vestidos de coctel y trajes.

Débora veía la escena con lágrimas de orgullo, pues al fin, después de tanto tiempo, había cumplido uno de sus sueños.

Lizeth tomaba vino junto a Sofía en una esquina.

Liz vigilaba a sus hijos de 10 y 4 años, mientras que Sofía tomaba fuertemente la mano de su prometido, un joven doctor al igual que ella.

Iker, conversaba alegremente con Tamara, con la esperanza de que algo surgiera por fin esa noche.

Diego discutía por teléfono los que haceres de su apretada agenda.

Andrea, Jenny, Leah, Valeria y Emma charlaban a carcajadas, lucían bellísimas y portaban cada una un juego de aretes de oro, en honor a la ocasión. Habían escapado de sus respectivos novios para revivir los viejos tiempos un poco.

Mary tomaba bocadillos junto a su “amigo” con el que llevaba tiempo saliendo.

Y sus padres, la miraban desde un sofá, tranquilos y orgullosos.

Era la presentación del primer libro de su hija.

Lo logró.

Débora estaba perdida en sus pensamientos, cuando alguien le tocó el hombro, al girarse, se encontró con Sebastián, que sostenía un ramo de margaritas frescas para ella.

― Hola amor― dijo ella, tomando las flores.

― Hola mi reina ¿Qué tal va todo? ―

― Todo es tal y como lo imagine― Débora dejo las flores sobre una pequeña mesita de a lado y lo abrazó con fuerza. Ahora Sebastián era su esposo y ella no podía ser más feliz. ― Yo también tengo algo para ti― susurro, mientras lo llevaba a fuera del salón. Ambos se sentaron en un pequeño kiosko del jardín.

― Te firme un ejemplar, dedicado para ti― Sebastiàn rio al tomarlo.

― Mi esposa es la escritora, y creo que conozco bien la historia del libro―

― Creo que hay algo en la primera página que no conoces―

Enseguida, Sebastiàn abrió el libro. Cuando termino de leer la dedicatoria, beso a Débora con lagrimas en los ojos, la levantó en brazos y dieron vueltas por el jardín.

El libro estaba solo. Abierto en la primera página, que decía.

“Para el mejor esposo, y futuro padre

                Con amor, Débora, y el pequeño dentro de ella”

                                                                        



Brave Sparrow

Editado: 15.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar