El odio y la muerte

Tamaño de fuente: - +

14

Con un gato famélico y un pato grande en su departamento, Andrés entró a su Facebook donde publicó en su muro un “Se regala un pato a una familia que quiera tenerlo DE MASCOTA”.

Les puso comida a ambos y horas más tarde llevó al pequeño gato al veterinario para que le diera indicativos de cómo criar gatos ya que el animal no deseaba comer nada.

El veterinario le puso inyecciones, entre ellas vitaminas y dijo que debía tener mucha paciencia con el fenilo porque casi estaba muriendo, que, gracias a él, ese gato iba a sobrevivir.

Cuando el animal volvió a casa, el pato se había cagado en algunos sillones y el piso; además, se comió todo el arroz que Andrés dejó en la olla.  Era peor que tener un delincuente, se dijo. Luego vio al pato correr y mover la cola en zigzag, rio para sí. y pensó que si lo seguía jodiendo tendría que hacerle seco.

Dejó al gato, al que llamó famélico, en un cajón de bordes pequeños con unas cuantas ropas viejas. Limpió las suciedades del pato, luego abrió un libro y comenzó a leer.

Por la noche volvió a entrar a su red social y algunos sus amigos de Facebook se burlaron del pato y coincidieron que aquel animal quedaba muy bien un asado o justamente, un seco. Al siguiente día lo llevó donde su padre quien lo degolló y lo cocinaron. Andrés prefirió no comerlo. Se sentía culpable.

Sentado y con una frazada cubriéndole las piernas se puso a leer algunos libros que tenía inconclusos en su librero. Eso le servía para despistar las imágenes de su mujer y de cómo la halló muerta.

Pasó cinco horas leyendo un libro de Stephen King con toda la atención que ese merecía; además, teniendo en cuenta que aquellos últimos tiempos padecía largos lapsos de insomnios, creyó que esa era la mejor forma de aprovecharlos. Famélico apenas molestó aquella noche.

No se dio cuenta el momento que cayó dormido con el libro entre sus piernas. Le faltaban solo setenta hojas.



Christo Herrera Inapanta

#148 en Detective
#87 en Novela negra
#323 en Thriller
#167 en Misterio

En el texto hay: asesinatos, romance

Editado: 28.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar