El odio y la muerte

Tamaño de fuente: - +

30

Fumo tabaco porque me relaja, porque de nada me sirven los pulmones si están suspirando todo el tiempo, porque estos cigarros son balas de humo que matan, matan lento, laceran el tiempo. Cuanto tiempo pensando en ella, cuánto tiempo sin ella. Dicen que el tiempo vale oro, si es así lo regalo a quien quiera hacerse rico. Yo no lo necesito. Envejecer, envejecer pronto es lo que quiero, morir pronto, piensa Andrés, sentado en la banca de un parque, viendo a las personas. Todavía piensa en María Fernanda, ¿cómo no hacerlo? ¡¿Cómo no hacerlo?! Su muerte se llevó aquello hacía preciado al tiempo, ella.

Arrojó la colilla al cemento y la pisó. Se levantó y fue a su casa.



Christo Herrera Inapanta

#94 en Detective
#53 en Novela negra
#195 en Thriller
#96 en Misterio

En el texto hay: asesinatos, romance

Editado: 28.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar