El odio y la muerte

Tamaño de fuente: - +

32

“No, qué va. Qué iban ellos a conocer a los contemporáneos, se quedaron estancados en el boom. Viejos mediocres”. Pensó. Estaba parado en la puerta del edificio donde antes trabajaba. Eran las seis de la tarde. Janara salía con sus otros compañeros del trabajo. Él la vio y sonrió, ella se acercó y lo saludó con un beso en la boca. No habían dejado de verse. Andrés solo renunció a su trabajo porque estaba seguro de encontrar pronto al asesino de María Fernanda, aunque, como podemos inferir, eso era una falacia.

—¿Encontraste algo provechoso?

—No. El puto quinto taller de lectura. Nada.

—Pues a mí me recomendaron un lugar.

—¿Dónde?

—Una librería que está por la plaza Artigas. Dicen que ahí hay un viejo que vende libros.

—¿Me acompañas?

—Sí.                                    

El lugar estaba cerca en dirección al nordeste de la plaza que mencionó Janara. Una librería con aspecto de bodega de libros. Libros apilados, uno sobre otro en largos pilares que rozaban el techo.

—¿Cómo le va, señor?, ¿Conoce usted a todos los escritores contemporáneos del Ecuador? — Preguntó Andrés, sin formalismos, tan pronto como encontró al anciano que atendía la librería.

—No. Lo siento. ¿Busca a alguno en especial?

—No, no se preocupe.

—Mire, señor. Quizá conoce al escritor de éstos textos, a alguno con semejante estilo. No es muy corriente. — dijo Janara, sacando un papel plegado de su cartera. Era una copia de los escritos que le dejó el detective a Andrés.

—Me pide imposibles, señorita. De lejos podría yo identificar a un escritor solo por su estilo y por este pequeño escrito.

—Entiendo, gracias.

—Aunque conozco a una persona que puede realizar tremenda hazaña, pero no esperen de él buen recibimiento, es más, es probable que no les dé audiencia.

—¿Quién es?

—Un amigo mío. Es algo autista, o sociópata. Los libros que usted ve aquí, él se los habrá leído en un año. Multiplique eso por los cincuenta y dos años que ha vivido. Lo interesante es que logra recordar a cabalidad todo lo que leyó.



Christo Herrera Inapanta

#75 en Detective
#43 en Novela negra
#150 en Thriller
#72 en Misterio

En el texto hay: asesinatos, romance

Editado: 28.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar