El odio y la muerte

Tamaño de fuente: - +

35

Mientras discutían en casa de Medardo. Un hombre se lanzaba desde la terraza de su casa en Chillogallo. Otro apuñalaba a su mujer desde el estómago hasta la garganta y luego él se quitaba la vida. Otro, luego de haberse emborrachado se accidentaba en la avenida Occidental. Otro prendía fuego a su casa con toda su familia dentro. Otro disparaba contra dos amantes en el Comité del Pueblo. Otro se tomaba limpia caños frente de su mujer. Otro se accidentaba en motocicleta. Otro saldría más noche de los bares del Pintado y lo matarán a puñaladas en una esquina robándole lo poco que tenía. Otro, simplemente murió de paro fulminante, era un obeso a quien ya le diagnosticaron problemas cardíacos.

La policía investigó toda la noche, y asistió a levantar muertos.

En casa de Medardo, discutían la vil teoría de que alguien estece provocando la muerte de esposos y amantes.

Alexis defendía que eso era improbable, infantil, que alguien que Andrés debió conocer debió de haberle inculpado, publicando con su fotografía.

Andrés no tenía enemigos. Nunca hizo algo indebido contra nadie.



Christo Herrera Inapanta

#105 en Detective
#62 en Novela negra
#194 en Thriller
#97 en Misterio

En el texto hay: asesinatos, romance

Editado: 28.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar