El odio y la muerte

Tamaño de fuente: - +

16

Un nuevo rechazo en tu editorial, Andrés. Me cansé de publicar contigo. Todos los manuscritos que te envié y los rechazaste, los publicaron en otros lugares.

Esto se ha vuelto más personal que nunca. He vuelto a retomar mi novela sobre los suicidas. Morir de amor aún es posible.

Tras la experiencia que tuve con el amigo de Estefany me ha resultado más fácil conseguir suicidios. No espero que nadie lo entienda pero cuando un hombre se lanza desde el piso más alto de algún edificio, se mete un balazo en el cráneo o se toma limpia caños y lo han hecho porque descubrí la forma más efectiva de influir poderosamente en sus estados depresivos, encuentro la mejor manera de escribir algo que dure para siempre. Mis palabras salen como ambrosía de mi pluma. Se vuelven toscas cuando pierdo la noción de su muerte y es momento de buscar otro posible suicida. Es fácil hallarlos. Sus estados depresivos los delatan.

Ayer se ha matado un hombre tomando "diablillos" y ahorcándose con un alambre de púas.

Estoy seguro que trascenderé con esta novela. Mi nombre quedará para la posteridad y todo mundo hablará de mi escrito como se habla del Quijote de la mancha.



Christo Herrera Inapanta

#95 en Detective
#54 en Novela negra
#195 en Thriller
#95 en Misterio

En el texto hay: asesinatos, romance

Editado: 28.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar