El otro ©

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 3: Advenimento

Al día siguiente cuando todos enrolaban sus cosas para regresar a la escuela, la becada se fue en el auto de Ariel junto a sus demás nuevos amigos y el auto-bus del colegio se llevó a los demás becados.

Llegando a la escuela cada uno hizo lo que pudo para olvidar el suceso que habían pasado la noche anterior y nuevamente comenzaron actuar casi normal. Salieron de sus autos, había bullicio como siempre, Kyle estaba escapando de Mark pero este logró alcanzarlo y sin dudarlo le bajó los vaqueros apretados dejando ver sus trusas tal y como Kyle lo había hecho con su persona hace unos minutos a los ojos de un par de chicas, se sintió un Dios en cuanto vio a todas las demás que lo miraban horrorizadas con una sonrisa pícara en el rostro, después de todo siempre había sido el centro de atención, eso le había ayudado mucho a subir su egocentrismo, descaradamente demoró en subir sus pantalones ya que si los subía rápidamente sería más bochornoso.

Sin embargo, al dar tres pasos hacia atrás empujó a alguien sin querer haciendo que soltara sus cosas, se dio la vuelta aun con una sonrisa riada de egocentrismo y se quedó impactado, esto era exagerado, nunca creyó que fuera más hermosa de cerca, ella se puso de inmediato a acumular sus cosas que estaban esparcidas por todo el césped del jardín, media escuela se echó a reír y él claramente pudo observar el gesto incomodo que mostraba ella e involuntariamente su cuerpo actuó antes de que pudiera decir algo y la ayudó a recoger sus cosas, el silencio se volvió apoderar y no dudó en alzar la mirada para observar a cada uno aún sin dejar de recoger las cosas de aquella muchacha, claramente todos estaban murmurándose, era lo que esperaba ya que nunca había sido amable con una chica y menos si se trataba de una becada.

De inmediato bajó la mirada y siguió amontonando las cosas de aquella joven, por más que no la viera había notado que ella no recogía sus propias cosas pese a que lo estaba observando fijamente, levantó la mirada inconscientemente y ella se puso a acopiar lo último tomando un nuevo color en sus mejillas, observó a lo lejos y vio a Sharon junto a sus amigas cruzada de brazos, <<Que estaba haciendo>> se preguntó así mismo para luego entregarle los papeles.

—Gracias— Dijo ella poco desconcertada.

—De nada— respondió serio y tajante.

Era claro que Gabriella no sabía que decir pero luego creyó que tal vez los demás lo habían juzgado exageradamente y que a lo mejor no era tan malo.

—Soy…

—No me importa— impidió antes para luego irse sin siquiera girarse a mirarla.

Sharon pasó por el costado de Gabriella, le dio un empujón para luego dirigirse hacia el rubio.

— ¡Pero qué diablos te sucede!— vociferó enojada.

—Fue pena ¿De acuerdo?— gritó molesto.

—No puedo creer que seas tan insensible conmigo Kyle, me haces ver como una zorra usada ¡Eres increíble!— volvió a levantar la voz para luego irse haciendo resonar sus tacones.

— ¿Qué paso? Nunca había visto a Sharon tan molesta— preguntó Maverick frunciendo el ceño.

— ¡Que mierda te sucede!— gritó Mark empujándolo bruscamente— ¡Ya he mencionado que si uno cae todos caen y aquí también cuenta la puta reputación idiota! Recuerda quien eres, no nos importa si fue pena, ella es una sucia igual que todos los becados señor caballero ¿O cómo quieres que te llame?— volvió a gritar casi expectorándole por las gotas que habían caído a su rostro.

Se escuchó un “Uuuuu” de parte de algunos alumnos que se quedaron boqui-abiertos ante aquel numerito montado.

—Creo que esto va para mas— musitó Abby acercándose pero antes de que siquiera pudiera dar un paso Kyle se aventó encima de Mark y lo cogió de la camisa para luego empujarlo, Mark no se quedó atrás ya que hizo lo mismo de modo que comenzaron a pelear rudamente y la algarabía comenzó de nuevo.

James se adelantó en atraparlo pero el rubio había perdido el control de sus propias manos, seguidamente Maverick cogió a Mark y aun así no se dejaron dominar tan fácil y antes de que pudieran alejarlos por completo Kyle atizó un puño en el rostro de Mark haciéndolo caer al suelo junto a Maverick, se soltó tan fácil de James en un movimiento brusco y se lanzó encima de Mark pegándolo con ambos puños una y otra vez, pero James volvió a cogerlo esta vez con más fuerza.

— ¡Contrólate Kyle!— gritó este empujándolo a un lado.

Su cabello estaba desordenado, la corbata de su uniforme la tenía aflojada y la camisa algo abierta.



Steffi.Bvorón

#1165 en Paranormal
#3680 en Thriller
#2102 en Misterio

En el texto hay: novela juvenil, romances, suspenso

Editado: 05.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar