El otro ©

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 19: Sorpresas Part.1

El ruido de las hojas caídas provocado por el céfiro enérgico que ahora mismo corría inundo al pueblo Forstell, siendo las 6 de la mañana algunos habitantes ya deambulaban por las calles y en la escuela High School Norrell los maestros y tutores ya estaban preparados para el nuevo día que les esperaba, la campana de cada mañana retumbó en los oídos de los alumnos avisándoles que ya era hora de levantarse, debían alistarse para su clase.

Kyle miró hacia el parlante que transmitía el sonido y esperó paciente a que dejara de tintinear, cuando efectivamente se apagó posó nuevamente su vista en su laptop, no había dormido nada después del mal sueño que había sufrido en la madrugada y se sentía algo cansado pero él estaba muy seguro de que prefería sentirse así que a volver a sentir lo que sintió tras aquel recuerdo macabro que le recordaba su mente. Dejando de lado sus pensamientos se levantó de su escritorio y se dirigió hacia el guardarropa que se encontraba a su lado, en cuanto abrió las puertas sacó uno de los cuantos uniformes de la escuela que tenía y lo aventó hacia su cama, ya se había duchado hace unas horas nada más ignorando el hecho de que llovía sin cesar, se colocó el traje usual de cada mañana con tranquilidad, se anudó la corbata observándose en el espejo y se percató de unas ojeras sutiles por debajo de sus ojos, él nunca los había tenido pero esta vez había razones, Ev había desaparecido un buen tiempo de sus vidas pero estaba seguro de que hasta saber quién era no podrían descansar bien sobre sus camas, que además seguramente tendría algo turbio y bien planeado en su mente para torturarlos como siempre, no era normal que desapareciera y no viniera a ellos con fuerza.

Se dio cuenta también de que su melena rubia se encontraba un poco más largo de lo que usualmente lo llevaba, debía visitar un peluquero y cortárselo, ese no era el look que quería para su aspecto, no le daba mal porque él sabía que nada le daba mal pero él quería su corte antiguo, tener un poco de su cabello desordenado caer sobre su frente hasta la altura de sus cejas pobladas, cogió un poco de gel y se lo aplicó en el cabello peinándose con los dedos hacia atrás, dejó su frente al descubierto y sonrió al ver que las puntas ondeadas seguían sobresaliendo hacia los costados.

Al salir de su habitación se encontró a alguno que otro alumnado en el pasillo jugando como idiotas, la típica mañana que solía tener aunque esta vez algunos cuantos lo miraban como a bicho raro seguramente por lo de la madrugada, pasó de frente ignorándolos, no tenia deseos de golpearlos y vaya que no desfogaba sus puños en alguno de ellos desde hace muchísimo tiempo. Al llegar a su aula correspondiente vio a Gabriella sentada sobre una de las carpetas de adelante, estaba distraída mirando sus cuadernos, no había notado su presencia como las demás que ya lo acechaban con la mirada. Sin pensárselo caminó directo hacia ella atrayendo su atención y como nunca en su vida se sentó a su lado, era increíble él nunca había estado en las carpetas de adelante.

—Buen día— Gabriella le recibió con una sonrisa risueña, de esas que le hacían sonreír como tonto.

—Te sentó muy bien pasar la noche en enfermería por lo que veo— comentó este acomodando ambas manos sobre la carpeta.

—No tanto, tuve miedo de ser visitada por Ev en cualquier momento además no nos olvidemos de lo paranormal— hizo una pausa breve tras quedársele observando— te levantaste el cabello.

—Estaba muy largo, lo tenía a la altura de los ojos, lo llevaré así por un tiempo, al menos hasta que llegue el fin de semana, ahí tendré tiempo de visitar una peluquería.

— ¡Buenos días cariñito!— la voz chillona de Sharon hizo que ambos se giraran a mirarla.

La castaña tomó al rubio de la barbilla y antes de estampar sus labios pintados de un rosa palo sobre su boca la esquivó de manera rápida.

— ¿No vas a darme un beso?— preguntó indignada y tras no recibir una respuesta por parte de este sonrió no pudiéndoselo creer— soy tu novia Kyle ¡TÚ NOVIA!

—Basta Sharon, sabes que eso terminó hace tiempo— musitó cansado de lo mismo— tú y yo no tenemos nada más que una amistad, estoy cansado de estar con alguien, no te quiero de esa manera y lo sabes, nunca en mi vida lo hice.

—Estas mintiéndome, eso no es cierto tú me querías ¡CLARO QUE LO HACIAS!— Sharon se encontraba irritada en estos momentos y cuando se percató de que Gabriella los miraba a ambos completamente incomoda la fulminó con la mirada— ¡Tú desgraciada tienes la culpa! ¡Tienes la culpa de que Kyle haya perdido la cabeza!



Steffi.Bvorón

#1167 en Paranormal
#3698 en Thriller
#2110 en Misterio

En el texto hay: novela juvenil, romances, suspenso

Editado: 05.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar