El pensar de Isacc.

Tamaño de fuente: - +

El pensar de Isacc.

En una ciudad muy bonita y grande, vivía un niño llamado Isaac. El cual había nacido con un problema físico. Su problema era que él había nacido sin unas partes de su cuerpo. Piernas y brazos, y su pensar era que nunca jamás llegaría a tener una familia,...Los niños en el lugar donde vivía, se burlaban de él, haciendo caer sus lágrimas como plumas sueltas. Y ya él, ni ganas tenía de seguir estudiando. Porque cada vez que llegaba a su escuela, los niños comenzaban a desacreditar y a burlarse de él,...Su madre cada vez que lo veía llorar, trataba de animarlo. Pero de tanto que hablaban de él, ya su mente estaba completamente cerrada y negativa.

Una noche, Isaac se levanta de su cama, él no podía sacar todas esas burlas de su mente. Y con sus ojos llenos de lágrimas dijo: "¿porque tuve que nacer de esta manera?, así nunca llegaría a tener una compañera que me ame como soy". Él se sentía muy mal, y siguió llorando y llorando. Hasta que su sueño lo venció por completo.

A la mañana siguiente, Isaac se levanta muy temprano. Abre su teléfono y entra a las redes sociales. Y observa que hay una publicación con su nombre diciendo; que él jamás llegaría hacer alguien de una futura familia, que nadie se iba a enamorar de una persona con un problema así como el que tenía... Él comenzó a llorar locamente, su corazón estaba vuelto pedazos. Y él no pensaba nada más que suicidarse. Un día intentó hacerlo dentro de la bañera, pero después se puso a pensar en el amor que sentía su madre hacía él, y que no valía la pena lastimarla, ya que ella vivía apoyándolo y diciéndole cosas positivas y él también la amaba demasiado.

Después de unas cuantas horas; la noche comienza a llegar, y el niño Isaac estaba un poco calmado. Ya que ese día nadie se había burlado de él. Pero la parte más triste, era cuando la noche llegaba por completa, ahí él comenzaba a pensar todas las cosas negativas sobre sí mismo. Y sus lágrimas salían y salían sin parar, era muy triste la verdad.

Llega el siguiente día y la madre del niño le dice; que debías de ir a la escuela, para que no perdiera sus clases. Pero el le dijo a su madre; "!mamá¡, ya no quiero seguir estudiando, los otros niños comienzan a burlarse de mí sin parar, ya no puedo con esto". La madre le dice; "!hijo¡, ya verás que algún día vas a encontrar a alguien que te ame como eres, no te lleves de los demás". El niño, cada vez que su madre le hablaba. Se calmaba un poco. Porque su madre le daba unos buenos consejos y lo motivaba a seguir luchando.

Luego de unas horas, la madre lo lleva a la escuela; los niños que estaban ahí, comenzaron a susurrarse unos con otros. Pero Isaac se llevó de su madre y no le ponía asuntos,... así vivía mejor la vida. Después de coger todas sus clases, Isaac le dice a unos de sus profesores que lo ayudara a sentarlo en un banco para esperar a su madre que pasara a recogerlo, ya que él no podía subirse porque no tenías ni brazos ni piernas,... El profesor muy amablemente lo ayudó a subir; pero después de unos minutos de que el profesor lo ayudara. Pasa una chica cerca de Isaac, pero él se llevó de los consejos que le daba su madre, y como todo chico valiente le dijo. "!Hola¡, ¿como estas?, me llamo Isaac". La chica muy amablemente le contestó por su nombre, "!hola Isaac", me llamo Brenda, estoy muy bien, y tú?". Isaac le responde, "me alegro mucho que estés bien, yo estoy súper bien". Y ahí duraron unos cuantos minutos charlando, luego, la madre de Isaac pasó a recogerlo, y la chica seguía ahí con él,... Pero Isaac fue un chico muy caballeroso, y la invita a su casa. La chica, con una sonrisa en su rostro aceptó la invitación,... Y después de unos días, la chica terminó completamente enamorada de Isaac, después haciendo callar muchas bocas de lo cual paraban hablando de él. La chica así como Isaac era, se lo hallaba completamente hermoso y perfecto. Lo único que a ella le importaba era su enorme corazón. Que valía más que dos pies y dos brazos.

Msj: Recuerda, que todo en la vida se puede, solo tienes que tener fe. También debes de tener en mente, que las cosas buenas llegarán. Pero en el momento preciso, solo no hay que desesperarse.



Diery Antonio Lora.

#2466 en Otros
#916 en Relatos cortos
#378 en Humor

En el texto hay: humor, historias de la vida real, historias reales

Editado: 23.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar