El placer de sonreír

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 24.

- No Cail, duele Cail no.-me quejo.

-Solo aguante tess, ya pasara el dolor.- me dice yo lo único que hago es quejarme.

-Auch Cail, duele mucho.

-Tranquila, ya esta solo te pongo la bandita y listo.- me dice colocándome la bandita.- ya esta, para la próxima no te dejare subirte en una bici, porque veo que no sabes conducir una.- dicho esto suelta una carcajada, lo golpeo en el hombro.- Vale lo siento.- se disculpa.

Pues aquí estamos en una banca del parque con un golpe en mi rodilla izquierda, le parecerá una locura pero estaba aprendiendo a conducir una bici, que loco una adolescente de 16 no sabe conducir una simple bici. Les diré porque nunca lo hice, mis padres nunca estaban y nunca tuve quien me enseñara, Cail no paraba de reír cuando le dije que no sabia, pero como buena novia que soy le di su merecido por burlarse de mí.

-Nos podemos ir, estoy cansada.- le digo el me ayuda a levantarme, caminamos al auto que esta a dos metros de nosotros, al llegar me ayuda a saber al asiento del copiloto, el rodea el auto y entra en este, lo pone en marcha, los dos estamos en silencio, recuerdo el mensaje de la academia.

-Cail, tengo algo que decirte.- le digo y me giro a verlo.

-Te escucho amor.- me responde.

-Mejor te lo digo cuando lleguemos a casa.

-Como tú decidas princesa.

Miro por la ventanilla del auto y me doy cuenta que esta lloviendo, enciendo la radio y esta sonando tu mano de la melodía perfecta. Amo esa música. Empiezo a cantarla.

Estrechar tu mano fue increíble como un besito en la frente

Bendita frente que recibe tus besitos

Te necesito

Pero te quiero para besarte mucho más.

No te mentiré

Juro que ni siquiera recuerdo la fecha del día en que te conocí

Pero te juro que recuerdo completico eso momento donde te quería pa mi

En un mundo paralelo donde el tiempo se detiene solo para los dos Para los dos.

Estrecha tu mano fue increíble como abrazo en las mañanas

Bella mañana que me dio darte un abrazo

No me hagas caso

Es una escusa para verte mucho más

A tu padre por ti le pregunto Si supiera que algún día estaremos juntos

Cuando termino de cantar en encuentro a Cail mirándome con una sonrisa.

-¿Que?- le pregunto.

-Canta hermoso, no te lo han dicho.- niego.- me gusta ser el primero en eso y en muchas cosa mas.- me guiña un ojo, me sonrojo al saber a que se refiere, no le respondo, Cail estaciona frente a mi casa, bajamos de auto, caminamos a la entrada de la casa, no había sacado mis llaves cuando la puesta se abre dejando ver a un Sam furioso, cuando me ve se relaja.

-¿Pasa algo?- le pregunto.

-Entra a la casa.- se hace a un lado y entró, me dirijo a la sala de estar, tomo asiento en un sofá individual, al minuto llega Cail y mi hermano, toman asiento en frente de mi.

-Tessa, hace unos minutos atrás vino Fred, estaba ebrio y quiso entrar a la fuerza a la casa, así que lo golpeé y me amenazo con acusarme con la policía.- dice Sam, jugando con sus dedos en forma de nerviosismo.

-Fred todo en tiempo causando problemas, no se cansa de eso.- murmuró.

-Eso no es todo, también dijo que somos los culpables de que tu madre y él se divorciaran.

-¿QUE?, ESTA LOCO, SI FUE ÉL QUE METIÓ LA PATA, NO NOSOTROS SAM.- grito.

-Cálmate Tessa, yo se que no tenemos la Culpa pero me amenazo que íbamos a pagar muy caro por eso.

-Si será idiota ese hombre, ya estoy cansada de él Sam, quiero que me deje mi vida tranquila.- se me quiebra la voz y mis ojos se cristalizan respiro profundo para que no salgan las lágrima, Sam se levanta y se posiciona frente de mi.

- Todo va a estar bien pequeña si, ahora te dejo con el idiota de Cail porque tengo que comprar una cosas.- deja un beso en mi frente y se levanta.- hasta luego, cuiden se.

-Tu igual.- le respondo de vuelta.

Él se va y me quedó a solas con Cail que me mira, esperando que le diga algo, pero no sé qué es.

-No tenías algo que decirme.- se cruza de brazos y recuerdo a que se refiere.

-En cinco semanas tengo que ir a los ángeles, a llevar mis papeles a una a academia de fotografía donde fui aceptada.-

Estoy nerviosa no se que cual será su reacción ante esto, Cail solo esta mirándome sin decir ni una sola palabra.

-O sea que te iras.- dice al cabo de unos minutos, asentí.- y hasta hora me lo dices Tessa, estoy muy feliz por ti, pero ¿que pasara con nuestra relación?

-Pero solo voy a llevar mis papeles y vuelvo es todos, me dan la oportunidad de terminar el colegio Cail y para eso solo falta un meses.

-Exacto un mes y después que tess, yo tengo que irme a Inglaterra, tomaremos caminos distintos.

-Si lo se pero disfrutemos el tiempo que nos queda junto Cail, nos concentremos en que nos vamos a separar, pensemos en disfrutar el ahora y después vemos que pasa, porque se una cosa cuando dos almas están destinada a estar junto no importa cuanto tiempo pase, se vuelven a encontrar.- dicho esto me acerco y lo abrazo.

-Te amo tess.

-Y yo a ti Cail.



AngieO

#11391 en Novela romántica
#7338 en Otros
#1099 en Aventura

En el texto hay: amistad, primer amor

Editado: 24.10.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar