El poder de Arabella

Tamaño de fuente: - +

C A P I T U L O T R E S

Mamá estaba desmayada en la alfombra, realmente casi me da algo, Declan tomó control de la situación inmediatamente y llamó a urgencias. Yo, recuperandome un poco del shock del momento puse en práctica lo que había aprendido en las clases de primeros auxilios, para cuando llegaron los paramddicos ella ya estaba despertando.

- ¿Estas bien? - me preguntó Declan

- Si, solo que nunca la había visto tan débil -

- No te preocupes, pronto pasará -

- ¿Familiares de Eleanor Wals? -

Un médico con aspecto cansado y una planilla entró a la sala...

- ¡Yo! Soy su hija -

- Bien, el desmayo que sufrió fue por un fuerte impacto, solo le recomendamos descanso y esta misma noche puede ir a casa, si quiere pueden pasar ambos, esta en la habitación 11 -

- Gracias doctor -

Después de pasar a verla y preguntarle que había pasado, y sin darme ninguna explicación, simplemente desvió el tema y no quise preguntarle más para no alterarla.

Vale aclarar que el jefe no se separó de mi en todo lo día y realmente lo agradecí.

Después de que dieran el alta, Declan nos llevó hasta la casa luego de acomodar a mamá en la habitación le invité a Declan la cena en recompensa por todo lo que tuvo que aguantar hoy.

- Lamento mucho haberte quitado el tiempo hoy jefe, y también muchas gracias por acompañarme hasta esta hora -

- No te preocupes Arabella, ni tu ni yo sabíamos lo que iba a pasar hoy - me dijo mientras cenabamos.

Al terminar la cena él se despidió, yo cerré todo con llave, últimamente estaba más paranoica que de costumbre, revisé a mamá que se encontraba durmiendo y me fui a dar una ducha tratando de despejar mi cabeza.

Encendí la tele para poder distraerme sin embargo me quedé dormida instantáneamente.

***
Me encontraba en casa, pero era extraño por que estaba todo lleno de agua, me sentía muy rara vi a papá en la escalera y me estaba llamando le seguí por instinto y antes de subir el último escalón resbalé.

- Cuidado lucecita, confía en tus instintos y en nadie más, recuerda que tienes en ti un poder que nadie tiene, todos se querrán aprovechar de ti -

Mientras me ayudaba a levantar me iba diciendo todo eso.

- ¿De qué hablas papá? ¿Qué poder? No entiendo -

El continuó caminando y se metió a la habitación de mamá.

- ¡papá!, espera. - no me di cuenta del hueco que había en el piso y sentí inmediatamente como caía hacia el precipicio.

***

Me desperté sobresaltada y jadeando como si me hubieran estado ahogando, la puerta del balcón se encontraba medio abierta me levanté a terminar de abrirla para que entrará aire. 
Me di cuenta que eran las 5: 30 de la mañana, me vestí con unos leggins, unas zapatillas y un top deportivo con una sudadera encima.

Una vez lista  le preparé el desayuno a mamá y se lo dejé en la habitación con una nota diciendo que me encontraba en el gimnasio  y nos veíamos en la tarde cuando saliera de trabajar.

Me fui trotando con los audífonos a todo volumen y sonando believe de imagine dragons.

Media hora después estaba entrando al gimnasio, habían varias personas, pero creo que era la única mujer por el momento, entré a los lockers y guardé todo lo que tenía en la mano menos el reproductor.

Comencé a entrenar aún con miusica a todo volumen. Mientras estaba golpeando el saco de boxeo sentí que me tomaban el brazo desde atrás, y tan concentrada estaba que simplemente reaccioné golpeando con mi codo a mi supuesto "agresor", consciente de lo que había hecho me di vuelta rápidamente y observé como Declan trataba de recuperarse del codazo, le había dado justo en el estómago corrí a ayudarlo mientras que dos amigos, supongo, que se encontraban al lado de él se reían...

- Joder, lo siento, lo siento. Joder Nunca me tomes desprevenida -

- Lo siento, pero esa fue la única forma de que me prestará atención, ya te había gritado incluso. -

- Lo siento -

Lo ayudé a sentarse en la colchoneta y le pasé agua, y los  amigos del jefe aún estaban burlándose de él.

- Ehh, que buenos amigos tienes jefe, aún no han parado de reírse - le señalé con la cabeza y con una pequeña risa.

- Chicos les presento a Arabella, la nueva muchacha de la cafetería y una amiga. -

- Un gusto conocerte pequeña soy Daniel, Declan nos a hablado mucho de ti -

- Arabella, ¿ah si? espero que nada malo -

Solté con gracia mientras miraba de reojo como Declan los mataba con la mirada.

- Yo soy Nick, y no te preocupes, no nos han dicho nada indecente -

- eso espero Nick -

- Bueno como sea...- habló Declan algo incomodo - solo quería preguntarte como te a parecido el lugar. -

- pues que te digo, a estado bien para ser el primer día - me encogí de hombros mientras   tomaba un poco de agua que había traído desde casa.



Phoebe182

#5136 en Fantasía
#1064 en Magia
#1420 en Ciencia ficción

En el texto hay: destino, magia, accion y drama

Editado: 29.10.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar