El poder de las estrellas

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 3

Llegamos a la vieja casona y me había despertado de la pequeña siesta. Queria escapar de estas personas… quizá la sensación era de no confiar en ellos. No quería volver de donde había escapado. No permitieron llevar a cabo mi plan, no saben lo que están haciendo. Se están arriesgando frente a ese peligro del que no van a poder escapar y pronto será muy tarde para hacerlo.

Habian hecho una fogata en el suelo y se habían sentado a su alrededor. Yo estaba parada cerca dela puerta mirándolos atentemente, quería escaparme pero era de noche y aquellas criaturas se potenciaban en la oscuridad por su alto poder en magia negra… y más arriesgado en la noche.

Luego ella, la chica se dio vuelta y me vio parada en la puerta y musito:

-Hola ven acompañanos- yo desconfiada fui y me sente junto a ellos

- quienes son y por que me salvaron?- alcance a balbucear en un tono tranquilo

Ellos se miraron y me dijeron – Por que era nuestro deber ayudarte, si entrabas al bosque, quien sabe, quizás ellos te cazarian- y yo comenté

-No, eso es mentira, ellos jamás podrían cruzar el bosque, eso es lo que yo se, supongo-

La chica en cambino negó con la cabeza y me dijo – Mira Clarisse las cosas no son lo que tu crees- yo quede sorprendida al nombrar mi nombre.

-¿Como sabes mi nombre?, quien te lo dijo? Acaso son…- pude decir y ella me interrumpió

-yo se muchas cosas que tu no sabes-

Me quede callada y el chico dijo:

-mira Clarisse,yo soy Jace y ella es Constantine... estamos escapando como tu, pero la forma correcta es no dejar rastros y no ser impulsivos, sino de lo contrario, nos encontraran y nos mataran para quitarnos lo que nos pertenece para su propio bienestar- .Lo que dijo Jace me dejo pensando y replanteando todo lo impulsivo que tenia de plan.

Constantine en cambio me miró despectiva y luego miro hacia un costado y yo solo pude bajar la mirada a el fuego que no dejaba de moverse.

-No te preocupes, nosotros nos encargamos que no cometieras ningún error antes de que sea demasiado tarde- comento Jace.

Luego se hizo un gran silencio y Constantine dijo – Me ire a dormir estoy demasiado cansada, después de este dia agotador- Acto seguido se levanto y se tiro encima de su campera en un rincón de la sala y se fue a dormir.

Yo observaba a Jace quien tenia la vista perdida en el fuego que había en el suelo que le daba un efecto de iluminación perfecta a su rostro. Luego nuestras miradas se cruzaron. El me quedo observando por unos segundos y me preguntó -¿ que estabas pensando en aquel momento cuando corrias hacia el bosque?...es que todavía no lo comprendo-

-Pues escapar de ellos sabiendo que se dará el fenómeno astrológico y nuestros poderes ocultos estarán al máximo, quería estar bien lejos cuando eso pasara… no quiero que me atrapen. Y por que tu no estas tan asustado como yo en este asunto?-

-Por que se que puede suceder y que no … ese es mi poder y ahora ha estado en aumento. Puedo ver a mi alrededor como si el instante se rompiera en millones de partículas de vidrio y luego puedo ver todas las realidades y por mas pequeño que sea el cambio que suceda en nuestra realidad, solo una cosa el destino o nuestra dimensión y su flujo es lo que cambia y todo lo que era posible hasta ese entonces… no sucede, por la ley de las dimensiones.

Ese es mi poder,ver más alla de lo que pasa, de lo que sucede, pero solo una opción entre miles se ejecuta, no puedo interferir en el tiempo pero solamente observar y guiar a que se pueda elegir la mejor opción posible. – hizo una pausa y agregó - ¿ y tu poder cual es?-

Yo sin saber que responder le dije: -No lo se exactamente, pero cuando estoy en un momento limite puedo sentir demasiado calor y cierro mis ojos y me concentro, cuando los abro veo lenguas de fuego violeta que se expanden a mi alrededor, pero no se que tipo de poder sea exactamente. Se hace presente en ese instante pero no se como controlarlo, no se como llamarlo sin estar en ese tipo de momentos- Cuando se lo termine de relatar el me dijo: - Quisiera verlo por mi cuenta- Cerro sus ojos y debajo de sus parpados se movían, el poco fuego que había entre medio de nosotros se avivó por una ráfaga de viento que ingreso al lugar y justo cuando parecía que se haría más grande y más brilloso, las brasas se apagaron. El seguía con sus ojos cerrados y pasaron unos segundos que parecieron eternidad y los volvió a abrir con brusquedad, tomando una gran bocanada de aire y dejando ver sus ojos de un color más intensos.

-Wow Clarisse eso es increíble, con ese poder puedes hacer lo que sea, pero lo que debes hacer es practicar para poder dominarlo a la perfeccion. Es fuerte a tal punto que puedes destruir a tus enemigos apenas el fuego los toque, no es cualquier fuego, es el fuego sagrado que transmuta toda sustancia y particula malvada, lo impuro. Y los que te hagan daño, ellos sufrirán tu poder, sufrirán con el fuego violeta. Pero eso depende de cómo se den las cosas, pero hasta ahora todo lo que pude ver, nada ha pasado aun…-

-Tienes un gran poder Jace, gracias por hacerme ver lo que estaba oculto ante mi-

-De nada, ahora debemos dormir, mañana será un largo dia- termino de decir esto y solto un bostezo y se estiró.

Yo me despedi de el y esbozo una sonrisa. Asi que me recosté en un rincón, encima de una sabana y me dormi, creo que Jace hizo lo mismo.



Steffany

#6483 en Fantasía
#13363 en Novela romántica

Editado: 26.06.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar