El poder de las estrellas

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 8

Orión salió de su casa y se puso su capa roja y se fue en dirección a la cabaña. Cuando llego se conectó de nuevo por telepatía por el lienzo que jace le dijo que la frecuencia estaría abierta en su subconciente.

Jace aviso a Constantine que hiciera un portal a la cabaña. Esta asintió a Jace y empezó a tratar de crearlo y cuando lo logró estabilizar, Orión entró por ahí.

-Nos vemos de nuevo Clarisse y sus extraños amigos-Dijo alegremente Orión y esbozando su gran sonrisa triunfal.

-Hola Orión,por favor suéltanos-alcancé a decir

-Con gusto los ayudaré, pero con una condición que después te lo diré-

Orión nos solto a cada uno –Hey te presento a Jace y Constantine-Dije y añadí – y ahora ya no son extraños.

–Hola mucho gusto de haberlos conocido, pueden contar con mi ayuda ahora, ya que somos del mismo equipo –

Cuando estábamos ejecutando el escape se abren las compuertas del Contenedor con un gran ruido metalico, y se dejó paso a El Dr. Robert junto con un guardia que tenia un rifle de asalto y este gritó –¡¡¡Que no escapen!!!- y abrió fuego contra nosotros y todos nos dirigimos hacia el portal y Constantine se apuro a cerrarlo.

Cuando cerró el portal habíamos vuelto de nuevo a Rosewood.

–Todos están bien? – preguntó Jace y Constantine contestó –No creo que me encuentre bien– y luego se desplomó al suelo.

Todos corrimos hacia donde se encontraba Constantine y la revisamos. Tenía 3 Dardos con una sustancia en su interior. Estaban incrustados en sus piernas, se lo quitamos y luego la llevamos dentro de la cabaña.

Ya casi caia la noche y Orión se despide de nosotros, sin olvidar que antes de eso quería decirme cual era esa condición que me había propuesto antes de salvarnos. Salimos a la partedelantera de la cabaña y comenzó a contarme.

–Clarisse me gustaría que en algún momento… tu …y yo…bueno sabes a que me refiero….supongo– y lo interrumpí–Orión a que te refieres? Acaso quieres que salgamos?

–Si claro, solo si tu quieres, no quisiera obligarte– Me lo dijo en un tono un poco intimidatorio

A lo que conteste–Algun dia Orión– Dije esto y luego Orion se acerca a mi y me besa en la mejilla, se aleja y me sonríe y se va. Yo me lo quede observando hasta que desapareció en el bosque.

Entré en la cabaña y había demasiado silencio. Subo a donde se encontraba Constantine y entro el la habitación. No se encontraba allí y me preguntaba a donde se habría ido?.

Me dirigí a la habitación de Jace y estaba a oscuras, asi que me acerque para encender el interruptor y lo que vi me dejó sin aliento. Era constantine con un arma y lo tenia del cuello a Jace. El arma estaba apuntando a su cabeza, desde cuando sucedió todo eso?

–Constantine, sueltalo–Alcance a decirlo lenta y suavemente asi no habría sobresaltos y reacciones que lamentar.

–No lo soltaré hasta que volvamos con el doctor Robert– Lo dijo en un tono más que un pedido pareció una orden.

–No podemos volver, te han disparado en la pierna. Olvidalo Constantine

En el silencio tenso del ambiente se escuchó un click que había sido que Constantine le sacó el seguro al arma y añadió–Entonces le dispararé a Jace– y me lanzó una mirada desafiante

–¡¡¡No lo harás!!! – Acto seguido lancé mi fuego hacia ella y la derribó con fuerza al suelo y el arma se deslizó hacia un lado por el suelo.

Ambas miramos el arma en el suelo y luego nuestras miradas se cruzaron

–Esperen chicas no hagan nada de lo que tengan en mente…no las beneficiará en absoluto– Dijo Jace jadeando, no se si por el pánico o lo paralizado que se sentía .

Sin pensarlo Constantine y yo nos abalanzamos al suelo en busca del arma que se encontraba debajo de un mueble, las 2 forcejeábamos para que la otra no llegase a alcanzarla, la agarré y la sostuve firmemente con mis manos apuntandole en dirección a donde estaba Constantine.

–No te muevas Constantine– Alcé la voz con autoridad

Constantine se me quedo observando al igual que Jace, pero sus labios se arquearon esbozando una sonrisa que luego sonó a una carcajada burlona–Dispara si puedes– dijo en un tono bajo y todo paso tan rápido. Constantine se me abalanza y yo sin pensarlo gatillé, cuando lo hice cerré los ojos y los volví a abrir segundos después y el tiempo transcurría poco a poco….todo había quedado estático. Literalmente el tiempo se había detenido.

Miré el reloj y las manecillas nisiquiera se movían, me asusté al darme cuenta hasta que me giré y veo a Jace ahí parado observando con sus dos brazos extendidos hacia adelante y sus manos bien abiertas como si el mismo estuviera sosteniendo el tiempo.

Me quede atónita y musité–Eh..eso… eso lo haz hecho tu? –mi voz sonó tan sorprendida como me encontraba.

El se encongio de hombros y añadió–si, asi parece esto en un nuevo descubrimiento de mi poder, no creía que tendría esta afinidad con el tiempo– luego bajó lentamente sus brazos y dijo – Clarisse ayudame a correr del trayecto de la bala a Constantine– y lo ayudé a sacarla en donde se encontraba. Luego de hacerlo Jace logró poner en marcha de nuevo el tiempo, estirando sus brazos y cerrando sus puños y su ultimo movimiento fue cerrar sus brazos en el pecho formando una X.



Steffany

#6394 en Fantasía
#13183 en Novela romántica

Editado: 26.06.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar