El poder de las estrellas

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 10

Habia pasado suficiente tiempo y fuimos a pie por la carretera mientras tanto decidí contarle lo que había sucedido, hasta que terminé de relatarle lo sucedido y él se había sorprendido demasiado por aquello, y le pase la nota para que la leyera el mismo.

–Qué raro acaso tú debes de…–y vaciló en terminar esa frase quedando en un silencio del que quizá su garganta no podía articular palabra y le costara terminar esa oración, ya que en sus ojos se mostraban preocupados y tristes

–Morir? La verdad no lo sé exactamente– Terminé de decir eso y sentí algo en mi estomago como si se me hubiera revuelto, aquella idea era demasiado loca, pero quien sabe que sucedería el día de mañana. El notó mi tensión y pasó su brazo por entre mis hombros y dijo

–Tranquila mi querida Clarisse, no te sucederá nada mientras estemos juntos– y yo me aferré a el pasando mi brazo por detrás de su cintura y sonreí ante aquella afirmación, aunque con el siempre me sentía segura, pero sabía que aquella nota no era nada alentadora, que algo importante de mi futuro estaba descrito en esas palabras que sonaba tan frio.

Después de caminar casi como dos horas que pasaron muy lentas, encontramos un auto con Provisiones y su puerta estaba abierta, con Jace nos miramos y llegamos a la misma conclusión

–Hay que tomarlo– Dijo el bien decidido con su tono frio y yo dije: –Yo creo que quizá sea una trampa –lo dije no muy segura, pero por suerte mi voz no sono así.

–Hay una forma de saber si eso no es una trampa, mi Clarisse, será mejor probar acercarnos lo más rápido que podamos y salir de aquí, dijo Jace dispuesto a arriesgarse ante aquel peligro o bien podría ser una oportunidad de escape.

Asi que rápidamente nos fuimos acercando hasta estar en la parte trasera del vehículo, pero de pronto escuchamos un crujir de ramas detrás nuestro y los 2 automáticamente nos dimos vuelta y observamos como si hubiéramos visto a un fantasma y estuviéramos petrificados a una chica con un arma en sus manos acompañada de 2 personas más. Sus acompañantes eran dos chicos, aunque uno de ellos resultaba más mayor que los otros.

Este es el que empezó a hablar.

–Quietos ustedes sabandijas, a donde creen que iban…de excursión? – su voz sono como si estuviera disfrutando el momento burlándose de nosotros porque luego de decir eso los 3 se empezaron a reir.

–No, no nos queremos ir de excursión solo queríamos llegar a un lugar y veníamos a pedir ayuda, por que con nuestro auto tuvimos problemas–decidí decir de una buena vez por todas que necesitábamos ayuda, no se veian que fueran malas personas o tampoco que hubieran rastros de los Cazadores, quizá ellos necesiten ayuda de nosotros asi que sin perder tiempo pude hablar

–Me llamo Clarisse y soy una poseedora del don de los poderes misticos

–Yo soy Jace poseedor igualmente de los poderes místicos– me prosiguió Jace ypor fin ellos se lanzaron miraditas complices entre ellos y decidieron hablar.

–Hola también nosotros lo somos,ella es Scarlett, el es Marcos y yo soy Derek, gusto en conocerlos si no les molestaría nos gustaría mucho a nosotros que formen parte de nuestro grupo, ya que somos del mismo equipo.

Cuando dijo la última frase, digamos que su cuerpo hizo como un movimiento divertido y alzó su brazo con su puño cerrado con muchísima emoción, poniendo demasiada energía y énfasis en ese gesto que a mí me hizo sonreir como una tonta por aquella acción del muchacho.

Luego de eso aceptamos la oferta de Derek, Su aspecto era rubio, con su pelo alborotado, tenía un aspecto despreocupado, aparentaba tener unos veintitantos y sus ojos eran de color avellana.

Marcos, cuando Derek termino de ejecutar su gesto triunfal, le palmeo la espalda, como dándole a entender que calme su emoción.

Marcos tenía el pelo negro azabache, su piel era morena, como si hubiera pasado una semana en la playa para obtener ese bronceado natural y que le sentaba tan bien. Sus hermosos ojos eran de un ambar claro que con su tono de piel resaltaban en su enmarcado rostro. Tendría unos 19 años aproximadamente

–Bienvenidos a nuestro pequeño grupo– Scarlett dijo esto con sus brazos abiertos y con un movimiento rápido nos abrazó a mí y a Jace, esa chica si que era muy cariñosa y amable.

Lucía su pelo corto por los hombros de un anaranjado ocre, sus ojos eran marrones a excepción de su ojo derecho que era mitad marrón mitad verde, un caso de alteración de pigmentación llamado heterocromía parcial, pero que a ella le quedaba muy lindo y aproximadamente tendría 16 años.

–Gracias Scarlett– Alcance a decirle con una sonrisa que pude dirigirle a ella y que ella me la devolvió si titubear.

Derek comento interrumpiendo el momento de cariño de Scarlett diciendo –Bien ya es suficiente aprecio de parte de ti Scarlett, dejame hablar con ellos para que entiendan a donde nos dirigimos, ya que estamos yendo a Radley para buscar a un amigo

–Que bien Derek ya que estamos dirirgiendonos allí, pero solamente íbamos a pasar no nos pensábamos quedar mucho tiempo, pero solamente si debemos de quedarnos lo haremos solo un día más no lo podremos hacer– Dijo Jace a Derek que este le prestaba demasiada atención ante la negociación de la estadia en Radley



Steffany

#6452 en Fantasía
#13286 en Novela romántica

Editado: 26.06.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar