El Portal De Los Muertos ©

Tamaño de fuente: - +

8

Abrí los ojos poco a poco, encontrándome con un par de ojos azules turquesas que me miraban con fascinación, como si yo fuera una cosa preciosa para el ojo humano. Salté, cayéndome de trasero en el suelo, solté una maldición y me levanté, sobándome el trasero, el piso de madera estaba helado, y mi cuerpo estaba caliente, pude notar que estaba nevando.

─Eres hermosa cuando duermes.

─Me quedé dormida sin darme cuenta.─ dije, sacudiendo mi ropa. Me puse zapatos y fui hacia la puerta para salir, pero una mano me jaló a la cama.─ déjame, pensarán mal si no salimos ya.

Darren soltó una risa.─ ya pensaron mal cuando no salimos en toda la mañana, pero no me importa que piensen mal de nosotros, la verdad solo lo sabemos nosotros. Solo dormimos juntos como dos enamorados.

Bufé.─ abrevia el de enamorados.

─Eres una chica sumamente terca, sabes muy bien que estamos enamorados, no sé porque tratas de negarlo, yo con gusto te haré entender.─ sonrió y se puso encima de mí, besándome el cuello. Eso hizo que me riera por las cosquillas.─ tienes cosquillas.

─Deja de molestar.─ dije entre risas. Sonrió y me dio un beso en los labios.─ ¡Oye!

─Ya no tengo porque ocultar mis sentimientos.─ sus labios fueron a mi mejilla, acariciándome donde tocaba.─ mmm, en este momento le diremos que eres mi novia, no quiero que el chico atractivo te esté mirando como borrego.

¿Borrego? Nunca había pensado en Julian como un borrego, sola la idea me quería hacer reír.

─Julian no me mira como un borrego.─ aclaré. Él sonrió y besó mi mejilla.─ vamos, tenemos que ir a aclarar los malentendidos.

─Quiero quedarme más tiempo contigo.─ puso una mano por un lado de mi rostro. Estaba encima de mí sin aplastarme. Su mirada era tan brillante y vivaz.─ eres hermosa.

Tapé mi rostro, me dio vergüenza su mirada fija.─ tú eres un chico sumamente directo.

─Te gusto así.─ cogió mi mano y la alejó de con un beso tierno.─ no tapes tu hermoso rostro, quiero admirarte, creo que nunca me cansaré de verte en todo tu esplendor.

─Eres muy directo.─ sonreí con timidez.

Se acercó y quedó a centímetros de mi rostro.─ reconoce que estás enamorada de mi como lo estoy de ti.─ acarició mis mejillas con sus dedos. Fruncí el ceño.─ no frunzas el ceño, solo dime la verdad, quiero escucharla de tu boca, si es por el Aline, déjame decirte que no siento nada por ella, tú eres a la única que miro con amor, eres la única que está en mi corazón y en mi cabeza.

Oh chico, era muy romántico y me estaba causando un problema a mi corazón. Sus palabras eran tan sinceras que aniquilaban toda la oscuridad que estaba rodeando mi corazón. Lo miré detenidamente, él podría llegar a ser popular, era muy atractivo, sus ojos azules turquesas eran como dos perlas, sus labios gruesos eran atrayentes para cualquier chica, podría tener a cualquiera a sus pies, pero solo me quería a mí. ¿Debería de sentirme orgullosa por tener a un chico como él gustando de mí? Si, estaba muy orgullosa, era primera vez que me decían ese tipo de cosas. Oh Dios, mi corazón estaba latiendo con furor, no podía negar que sentía algo muy fuerte por él. Este sentimiento era muy diferente a lo que sentía por Julian. Un momento, ¿Sentía?, si, verdad, ya no sentía lo mismo por él, ¿Será porque comencé a sentir algo por Darren?

─Te has quedado callada.─ masculló Darren a mi oído.─ quiero tu respuesta.

Mi cuerpo se estremeció, ya estaba dicho, ya lo sabía, ya me di cuenta de la verdad. Alcé la mano y lo puse en el cuello, él me miró sonriendo.

─Siento algo por ti, pero todavía no sé qué es. ¿Podrías esperar más tiempo para decirte la respuesta?─ pregunté, mirándolo detenidamente.

Darren sonrió y besó mi nariz.─ por supuesto, esperaré para escuchar tu respuesta.

─ ¿Aunque no sea la respuesta que quieres?

─Será la respuesta que quiero. Estoy tan seguro.

─ ¿Qué tan seguro?

Sonrió de medio lado.─ tan seguro como un juez que hace su veredicto.

Solté una carcajada.─ a veces los jueces se equivocan.

─Yo no me confundiré. Estoy tan seguro, May.─ besó levemente mis labios. Suspiré y él sonrió.─ estoy seguro que si te beso en este momento, me lo devolverás.

Sonreí por su descaro. No dijo nada y me besó. Nos besábamos lentamente, puse mis manos en su cuello y lo acerqué más a mi boca, dándonos un beso más profundo. Su cuerpo se acercó al mío, fuego crecía entre los dos, nuestras bocas se entreabrieron y nos besamos más profundo. Rodee mis piernas en su cintura para sentirlo más cerca de mí, no sabía porque actuaba así, pero mi cuerpo y mi corazón gritaba con tenerlo de esa manera junto a mí, él gimió y mordió suavemente mi labio, y besó de nuevo, tenía que admitir que era un buen besador, un pinchazo me llegó al corazón, quizás tuvo muchas chicas para ganar experiencia, pero deshice rápidamente de esa idea, no quería llenarme de algo que no sabía.



Señorita Yuuki

#554 en Novela romántica
#23 en Paranormal

En el texto hay: comedia, fantasma, romance

Editado: 04.06.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar