El Profesor

Tamaño de fuente: - +

DÍAS DE SOMBRA /parte 1

Aunque suene dificil de creer, en un mundo lleno de tecnología... no miré mi celular por el resto de aquel dia, ni el dia siguiente (sabado), se descargo y esperé hasta el domingo en la noche para cargarlo y poder ver los mensajes...

Tenia 90 mensajes del Dr. Salinas... 20 llamadas perdidas de él entre el día viernes y sabado  y unas 15 más del dia domingo... mensajes que preguntaban donde me encontraba y si estaba bien... y mensajes de mis compañeros de clase intentando contactarse conmigo por trabajos... primero atendí mis asuntos universitarios, una vez resuelto aquel problema me disponia a contestar los mensajes del dr. cuando noté que eran las 11 pm. a esa hora ya no era prudente escribirle o contestarle a un docente... pero en este punto, dudo mucho que algo sea prudente... asi que abrí su chat

*Por que me colgaste el telefono?
*Por que no quieres hablar?
*Esto es por la doctora?
*Yo no debo explicaciones a nadie, pero necesitamos hablar, esto es serio...
*Por qué no constestas el telefono?
*Te estoy llamando, al diablo, contesta... no me detendré, hasta que contestes el maldito teléfono...

***los mensajes continuan***

---- si se detuvo, por lo menos por ese dia... al dia siguiente sus mensajes continuaban atosigando a mi pobre celular...

*Por favor, contestame... ayer no estabas bien, y yo... yo soy un estupido
*Se que es por mi culpa, por favor contestame
*Debemos hablar
*Por que no se nada de ti? sé que estas molesta pero no saber de ti es inquietante... tampoco le contestas a tus compañeros, donde estas? estas bien? estas viva?
*Te lo ruego por favor... comunicate con alguien
*Por favor contestame, te estoy llamando, no logro comunicarme contigo pero alguien de tu grupo dice que te llegaste a conectar por fb... por lo menos sé que estas bien
*Por que no dices nada? Por favor... yo no sé que más decirte para mostrarte que no es lo que crees
*No mentí en todo lo que dije... es cierto
*Pero siento que el fuego en este momento me consume a mí...
*mi adorada niña...

***los mensajes continuan***

para el día domingo los mensajes variaba en resignación...

*Sé que no me hablarás por eso quiero que me esuches...
*Esto no puede acabar sin siquiera haber iniciado algo
*No miento... eso te lo puedo asegurar, jamás intenté lastimarte... me duele el corazón, me oprime, siento una falta de aire, algo me inquieta... no se nada de ti
*Responde aunque sea para saber que si estas, que eres tú...

***los mensajes continuan***


---sus mensajes variaban constantemente pasando de arrepentimiento a odio por no contestar el telefono y no comunicarme con él... pero en este punto mi corazon y mente están sumamente confundidos... tengo miedo de hablar con él y que me rompa más el corazón que, fragil ya es... en este momento bastaría toparlo para hacerlo trizas...

Comienzo a entender la cruel carcél llamada amor, esa cuyos barrotes son forrados de espuma color rosa, esa cárcel en la que tu mente se vuelve demente, esa cárcel donde ganan las emociones antes que la razón... esa cárcel llamada amor.

Mis manos tiemblan. literalmente muero por tomar mi telefono y llamarle, pero el insesante ardor en mi corazón me recuerda pisar la realidad... la herida que me perfora no cicatriza, tal vez porque el cuchillo sigue enterrado en mi... decido no contestarle nada... y ya cuando estoy por dormir en mi cuarto recibo una llamada, sin prestar atención contesto y escucho su voz...



lunny

#792 en Novela romántica
#207 en Chick lit

En el texto hay: ilusion, seduccion, amor

Editado: 14.02.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar