El regalo menos esperado

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 4

Capítulo 4

Al fin en casa me quito mis zapatos, de tacos no muy altos pero tampoco muy bajos, voy a refrigerador saco los macarrones con queso  y lo entro en el microondas.

Mientras se calientan los macarrones , me tiro en el sofá escucho ese hermoso ladrido. “hola preciosa cómo estás, si tengo una hermosa perrita llamada tacha” me extrañaste preciosa.

Doy un salto y voy a la cocina a buscar mis macarrones, enciendo la tele y me pongo a ver el noticiero junto a mi perra tacha, Esto cada vez esta peor tacha y pensar qué haces unos días a mi me hiba a pasar, lo mismo si no hubiera sido por Esteban no sabia que hubiera sucedido.

Termino mi cena y voy a mi habitación, abro la ducha me desvisto y entro en ella luego de un buen baño, me pongo la pijama de flores y entro a la cama, tomo mi celular busco el número de estaban , y le mando mi dirección 871 E. 179 E. Apto x , Bronx, NY. 10460.

Pongo mi celular en la mesita de noche y levanto a buscar un vaso de agua, cuando regreso tomo mi celular y veo un mensaje de Esteban el cual decía “ prefecto te parece si te paso a recoger a las 8:00pm”.

Le respondo que a esa hora me parecía perfecta, vuelvo y colocó mi celular en la mesa y apago las luces y me duermo.

Escucho a tacha ladrar y me despierto enseguida miro el reloj y son 8:00 am, tomo mi celular y veo que está descargado genial mamá pensara que me  olvide de llamarla, tomo el cargado y lo conecto entro de inmediato al baño.

Cómo es sábado me pongo unos shorts con una camiseta de tiros y voy a la cocina pongo el café y me sirvo una tasa de conflaker y para tacha una buena porción de Purina.



Michi

Editado: 22.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar