El Rey Sádico [saga Griegos #3]

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 19

Mika

_ ¿por qué Apollo tiene más guardaespaldas?_ Pythia se sentó frente a mí.

_ es mi hijo y heredero_ ella frunció el ceño.

_ yo no soy tu heredera y me doy cuenta que también tengo guardaespaldas.

Suspiré no deseaba alarmarla.

_ dime Mika.

_ Quizás estoy loco Pythia pero temo que Kosmos pueda tratar de hacerle daño a Apollo, él ambiciona el trono y debo proteger a mi hijo.

_ ¿y yo?

_ Pythia eres la reina y ya debe saber que vivimos un matrimonio normal, eso conlleva a otro príncipe o princesa otro sucesor si algo me pasara a mí o a Apollo _ ella me miró asustada.

_ Apollo es un niño, no puede ser tan malo.

_ lo es y por eso protejo a mi hijo _ me recosté en el espaldar de la silla _ si se le acerca a Apollo o a ti... lo mató con mis propias manos.

Pythia no respondió por que se abrió la puerta de la biblioteca, Altaír entró apresurado.

_ Su majestad _ asentí_ yo no traigo Buenas noticias_ Pythia me miró y luego a Altaír.

_ ¿qué pasa?_ fruncí el entrecejo.

_ despedí a la señorita Yalena como me lo indicó_ Pythia me miró intrigada_ ella se marchó del palacio pero cuando llame a la agencia, me indicaron que lamentaban que la institutriz no se pudo presentar por la enfermedad que le aquejaba _ me levanté lentamente sin despegar la mirada de Altaír.

_ ¿me estás diciendo que la mujer que estuvo aquí no era la verdadera institutriz?_ Altaír palideció y retrocedió.

_ Lo lamentó su majestad, confié en que realmente era la institutriz, por eso no me tome la molestia de investigar más_ estrelle mi puño contra el escritorio.

_ esa maldita mujer estuvo cerca de Apollo, pudo hacerle daño_ pasé mi mano por mi rostro_ estoy seguro que tiene que ver con Kosmos_ miré a Pythia y me di cuenta que no estaba tan equivocado_ no saldrás de este palacio sin guardaespaldas_ fruncí el entrecejo _ me sentiría mejor si no sales del todo.

_ Mika tengo una inauguración del centro de salud... _ Mika negó.

_ Tú y Apollo peligran_ miré a Altaír que seguía inquieto_ ¿qué pasa?

_ Se han levantado más rebeldes, se rumora que atacarán el palacio_ me senté y cerré los ojos, debía defender a Medrea pero principalmente a mi hijo y esposa, Pythia estaba en silencio, aunque su mirada era de miedo.

_ Mika, la isla no puede caer en manos de tu tío la destruiría y a su gente.

Asentí, miré con tristeza a Pythia. Había tomado una decisión, la salvaría a ella y mi hijo primero.

_ Ve a descansar, te he notado un poco cansada.

Ella me sonrió.

_ culpa a Willy_ reí pero para no preocuparla, me levanté y me acerqué a ella para ayudarla a levantarse, su mirada busco la mía y creo que yo merecía un Oscar porque no refleje ninguna preocupación.

Acaricié su mejilla y besé su boca con suavidad y ternura. Cuando me separé le di la vuelta y le di una nalgada para que saliera.

_ descansa _ cerré la puerta y pegué mi frente en ella.

_ ¿pasa algo?_ no me giré para ver a Altaír.

_ quiero que hagas algo por mi Altaír.

Pythia

Me moví en la cama pero abrí los ojos al no sentir a Mika junto a mi, me incorporé en la cama y miré el reloj que estaba en la mesita de noche eran las 2:00 am, bajé de la cama y me acerqué al cuarto de baño pero no estaba Mika, tomé mi bata y calce mis pies con las pantuflas y me dirigí a la biblioteca, debió quedarse dormido.

Cuando abrí la puerta, Mika estaba sobre su escritorio dormido, junto a él una botella vacía, había estado tomando.

Me acerqué y toque su hombro él abrió los ojos, se puso de pie sin decir nada, se me acercó y me sujetó para sentarme en el escritorio, metió las manos debajo del camisón y prácticamente arrancó mis bragas, se inclinó y me besó con desesperación.

_ Mika..._susurré pero él no hablaba, él me acariciaba, me besaba, me volvía loca con sus caricias... había algo distinto... Abrí los ojos y detuve sus manos _ no..._ me miró sin comprender_ no quiero que pasé, siento como si te estuvieras despidiendo_ él giro su rostro pero pude notar su tristeza.



Kgerals

#241 en Novela romántica
#76 en Otros
#23 en Humor

En el texto hay: romances, perdon, amor

Editado: 09.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar