El Secreto De Ailen ⚡

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 1 - NOCHE DOLOROSA

Ailen

¿Había querido a mi madre? la respuesta era no ¿porque? pues, nunca me trató con cariño despues de conocer a Everett yo pase a ser segundo plano, Everett no era malo era... diferente nunca me pidio que le dijiera padre pero me pagaba la ropa y regalos, tenia buenas calificaciones a pesar de que nunca me las exigió, pagaba mis estudios en las escuelas mas caras y a todos les decia que yo era su pequeña hija, nunca se me insinuo pero en el fondo yo sabia que no me veia como una hija. El era unos años mas joven que mi madre pero no los reflejaba, mi madre era hermosa creo que por eso se caso con ella y yo...  yo era parte del paquete.

La casa esta adornada de flores blancas y en el centro se encuentra el ataud con el cuerpo de mi madre, algunas velas en la mesa de los extremos y entre sus manos un rosario con una rosa, por la habitación se encuentran algunas fotos familiares con sonrisas falsas y algunas pocas personas rondaban con sus ropas oscuras. Aun lado mio se encontraba Everett recibiendo sus condolencias mientras yo solo podia pensar si Coleman me dejaria a mi suerte tenia 17 años, era una chica fragil como decia espero de minimo tuviera lastima y no me dejara a mi suerte.

- Trae un poco mas de leña, esta en la bodega - dijo Everett mirandome fijante con sus ojos grises, mientras yo solo asiento y dirigo mis piernas hacia la puerta trasera.

La bodega tenia la entrada por el patio trasero de la casa, asi que tenia que salir afuera, cuando mis pies cruzan la puerta del patio siento el frio calar en mis huesos a pesar de llevar un abrigo calentito, la noche se escucha tan silenciosa a pesar de que adentro se encuentran personas orando, se escuchan unas pisadas pero deber ser alguien que salio a fumar, abro la puerta y siento que me empujan hacia dentro y corró hacia el fondo mientras cierran la puerta, en la bodega solo hay dos pequeñas  ventanas por donde entra la luz de la luna y mientras veo la figura de negro atravezando la bodega hasta mi. - Mi querida Ailen, mi hermosa y querida Ailen- dice Everett con voz melodiosa mientras mi cuerpo  empieza a temblar por el miedo  -  Por fin estamos solos - dice cerca de mi oído y deslizando su nariz por mi cuello y depositando un beso sobre mi hombro - Everett, padr...- y sus manos toman mis brazos para aventarme de espalda contra la pared y rapidamente pone mis manos sobre mi cabeza sujetandolas con una mano y con la otra toma mi mentón para mirarlo - No cariño, tu sabes muy bien que nunca sere tu padre como tu nunca seras mi hija- suelta mi menton despues de pegar sus labios y empieza a tocar mi muslo subiendo poco a poco mientras trato de soltarme pero eso solo provoca que recarge su cuerpo sobre mi, no quiero esto, por mi cara corren lagrimas, mientras muerdo el labio de Everett provocando que se despege un poco para mirarme mientra le digo - Sueltame, por favor, no dire nada - me mira un poco mas pero no afloja su agarre y suelta una risita sarcastica  - Querida y que pasa si digo que no, ¿gritarás? nadie te escuchara, los heche a todos para poder estar...- acerca su boca a mi cuello-... tranquilos - y empieza a besarme el cuello mientras su mano pasa de tocar mis piernas a mi busto para apretar mis senos mientras escucha mis lloriqueos y grito -¡¡¡NOOOO!!! mientras arranca mi vestido y separa de mi y dice - Eres una belleza -mientras me observa semidesnuda y grito - Ayudaaaaa!!!! AYUDAA!!!!- una sonrisa burlona se desliza por sus labios y dice - y una muy gritona- lanzandose sobre mi otra vez mientras trato de cubrir mi cuerpo con mi abrigo y empieza a toquetearme mientras yo gritó que me suelte.

Resuena otra voz en la habitación y de las sombras se hace presente.- Coleman, ella ha dicho que la sueltes - dice con una tranquilidad lo cual provoca que Everett me suelte por completo y aprovecho para cubrirme lo mas posible y volteo a ver el cual se supone mi salvador y lo unico que puedo distinguir claramente son sus ojos azules intensos que miran con seriedad a Everett que respira con dificultad a causa del coraje por la presencia del intruso - Y tu quien eres ¿ que haces aqui? - y el desconocido responde - El menor de tus problemas es saber quien soy y vengo por ella - Everett se tensa y le grita antes de abalanzarse a golpes sobre el intruso - ¡¡ELLA ES MIAAAA!!!! - el desconicido y Everett mientras yo trato de no ver su pelea y ecapar de la habitacion cuando estoy a punto de lograrlo un grito desgarrador me detiene y contengo la respiracion lo que mis ojos ven es simplemente horrible.

El desconicido tiene sometido a Everett contra el piso y le clavó un cuchillo en la espalda y despues lo saca y empieza hacerle cortes por toda su espalda y cuando se detiene voltea a ver y eso es lo que me saca de mi ensoñación ya que le quito el seguro a la puerta y corró por el patio trasero, atravezando algunos arboles que estan en nuestra propiedad ya que es parte de un bosque pero en recorrido solo escucho mis pisadas y las del desconocido y ¿si me mata seria? lo unico que me falta y tal vez sea lo mejor pero me distraigo y dobló el tobillo lo que hace que pierda ventaja y el intruso me toma del brazo y me pega a un arból y clava el cuchillo ensangrentado en el rozando casi mi rostro y del otro lado me atrapa con su mano y mi dice - Tranquila no te hare daño, solo vine a salvarte - y ahi vuelvo a llorar y el me abraza, solo dejo caer mi cabeza en su pecho y lloró, lloró como nunca antes lo habia hecho, con un desconocido que tarde o temprano tambien me dejara a mi suerte.



Nanda Barrera

Editado: 11.03.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar