El Secreto de Anahí

Tamaño de fuente: - +

Cap 37: Una promesa

Marisela: (confundida) ¿de dónde saliste?

Felipe: antes de llegar aquí, pedí permiso a Grabiel (se acerca a ella) heriste a mi sobrino, ¿qué harás para remediarlo?

Marisela: él casi me mata, señor Grabiel ya no quiero ser la prometida de su hijo, pero debe pagar por mi silencio

Grabiel: ¿estás chantajeándome?

Félix: al fin muestras tu verdadero yo

Marisela: ¿creían que me iba así por así? (se ríe)

Felipe: quieres que te paguen por tu silencio, muy bien

Grabiel: no hagas nada que nos arriesgue, ya mucho tenemos con este acontecimiento

Felipe: (mira a Diego) tú hijo ha tenido fuertes dolores en su cuello, necesita sangre, por que no utilizar a esta niña (agarra el brazo de Marisela y la lanza en los pies de Diego)

Diego: (la mira inconscientemente) sangre (susurro)

Grabiel: él no es un vampiro, si necesita sangre, yo la conseguiré, no debes matar a esta niña

Felipe: tan estúpido y blando como siempre (se acerca a Diego) él no es un dhampir normal, por una obvia razón, necesita un poco de sangre, para no descontrolarse

Félix: si es así, dejaré que chupe mi sangre por esta vez, pero llévatela y has lo que sea con ella

Grabiel: Félix, es muy peligroso

Félix: no te preocupes tío, esto es mejor que saber que Teo este despierto, ¿no lo crees?

Grabiel: …está bien, pero será solo por esta vez

Félix: gracias

Grabiel: mientras tú Marisela, me había equivocado contigo, Felipe, puedes hacer lo que sea con ella

Felipe: puedes quedarte tranquilo, ella no abrirá la boca sobre este asunto ni hoy, ni mañana

Grabiel: eso espero, te debo una

Marisela: ¡todos son unos monstruos!, ¡se lo diré a la policía!

Felipe: ahora que lo pienso, a un amigo les encanta las niñas gritonas, no te asustes, él tiene mucho dinero (desaparecen)

Grabiel: discúlpame, pero nadie tiene que saberlo (pensó)

…(en la mañana siguiente)…

Diego: (abre los ojos y mira a Grabiel) ¿qué fue lo que paso?

Grabiel: Marisela entro en pánico y causo mucho problemas…lo siento, nunca debí preséntatela

Diego: (se sienta en la cama) no hay problema, sé lo que estabas tratando de hacer, pero, no soy un dhampir normal, me descontrolo fácilmente

Grabiel: lo sé, pero aun así lo hice, es que cuando pienso que en algún día yo moriré y Félix se ira y tú…no quiero que te quedes solo

Diego: si es así…la chica que llegue más de una semana, a lado mío, será mi futura esposa, te lo prometo

Felipe: (aparece) aunque seas un dhampir, sabes muy bien que las

Diego: si, sé que cuando un impuro promete algo, tiene que cumplirlo o no será libre

Grabiel: (sorprendido) ¿aun así lo hiciste, por qué?

Diego: (lo mira) por qué eres el ser que más quiero en este mundo

Grabiel: quisiera que eso le dijeras a una chica



Mile16

#3074 en Fantasía
#1428 en Personajes sobrenaturales
#1633 en Thriller
#691 en Suspenso

En el texto hay: fantasia, comedia, suspenso

Editado: 26.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar