El secreto de Duncan

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 10.

Levantarme para ir a clases fue una completa hazaña pues lo que realmente quería hacer era quedarme con mi familia hasta que fuera la hora de que tomaran el avión de regreso a casa, pero mi madre, siendo tan responsable como siempre después de darnos de desayunar prácticamente nos arrastró hasta el auto y nos obligó a ir a la universidad alegando que un día sin ir a clases era un día de conocimiento perdido —un tanto exagerado, lo sé—. Gracias a eso pase todo el trayecto hasta la universidad haciendo pucheros mientras Ava se reía de mí, casi al llegar a la universidad me di cuenta de lo inmadura que estaba actuando por lo que riéndome de mi misma, deje de hacer pucheros como niña chiquita y comencé a preguntarle a Ava por su cita con Ian.

— ¿Y cuándo será la tan esperada cita?

—Hoy en la noche, estoy muy emocionada.

—Me lo imagino, se ve que estas loquita por él.

—Y como no estarlo, ese hombre es lo más cercano a la perfección.

—Realmente te tiene mal —digo riéndome—. De verdad espero que te vaya muy bien en tu cita.

—Yo también lo espero, de verdad.

Llegamos a la universidad y nos encaminamos a nuestra primera clase del día, mientras caminaba hasta el salón me di cuenta que estuve tan distraída con la visita de mi familia que no me tome ni un segundo para pensar en lo que había pasado el sábado con Duncan por lo que me detengo abruptamente y mientras suelto un jadeo comienzo a preocuparme por qué voy a decir o como voy a actuar frente a él.

— ¿Qué pasa K? —me pregunta Ava un tanto preocupada.

—Nada importante —respondo tratando de cambiar de tema, pues sé que si le digo la verdad se volverá loca.

— ¿Estas segura? Luces un tanto nerviosa.

—Estoy bien, es solo que me gustaría que mis padres y Keely se quedaran un poco más —miento, sé que no debería mentirle a mi mejor amiga es solo que no sabría cómo decirle la locura en la que se ha convertido mi vida estas últimas semanas.

—A mí también me gustaría que se quedaran, pero descuida nos tenemos la una a la otra y sé que muy pronto los veremos de nuevo —dice mientras posa uno de sus brazos sobre mis hombros y me incita a seguir caminando.

Al entrar al salón de clases somos recibidas por un Duncan bastante más sonriente que de costumbre cuya sonrisa se ensancha aún más si es posible al verme. Nerviosa, decido no responderle la sonrisa lo que hace que me mire desconcertado por unos segundos para luego comenzar a saludar a los demás estudiantes. La clase de hoy me recuerda en cierto modo a la primera clase que tuve con él, pues su mirada no se aparta de mí mientras que yo me encuentro absorta en mis pensamientos.

Al finalizar la clase me levanto del asiento y sin esperar a Ava salgo del salón antes que Duncan me pida hablar con él pues aun no me siento preparada para hablar de lo que paso. Sé que puede parecer tonto preocuparme tanto por un simple beso, o besos para ser más precisa, pero tengo la certeza de que esos besos cambiaran de alguna forma esta relación tan rara que tenemos.

El resto de mis clases de la mañana transcurren con normalidad y a la hora del almuerzo mi familia pasas a buscarnos para ir a comer y despedirnos ya que su vuelo sale bastante pronto, al terminar de comer papá nos lleva de regreso a la universidad y nos da un simple abrazo mientras que mamá es un mar de lágrimas mientras nos abraza y nos dice lo mucho que va a extrañarnos.

—No hagan nada que yo no haría, y si lo hacen quiero que me cuenten todo al respecto —dice Keely mientras nos abraza a ambas—. Ava Por favor no te olvides de escribirme sobre tu cita con el futuro abogado y tu Kirstyn, por favor sal con alguien hermana.

—Está bien —decimos Ava y yo al mismo tiempo.

Terminamos de despedirnos y mientras ellos se van nosotras caminamos hacia el salón donde veremos nuestra próxima clase, mientras camino siento mi teléfono vibrar y al revisarlo noto que es un mensaje de un número desconocido.

 

Número desconocido: ¿Por qué siento que me estas evitando?

 

Me pongo un poco nerviosa por no saber quién es por lo que respondo.

 

Kirstyn: ¿Quién eres y quien te dio mi número?

 

Número desconocido: Soy tu profesor favorito ;D y sobre quien me dio tu numero esa seria tu encantadora amiga la señorita Palmer.

 

— ¡Ava! ¿Por qué le diste mi número a Duncan? —le pregunto dándole un ligero empujón.

—Me dijo que necesitaba preguntarte algo urgente, y siendo honesta pensé que ya le habías dado tu número de teléfono, si fuera yo créeme que hace mucho le hubiese dado muchas cosas —responde mientras hace gestos sugestivos.

—Definitivamente estás loca —digo riendo.

 

Duncan: Entonces… ¿Por qué me estas evitando?

 

Kirstyn: No lo estoy haciendo.

 

Duncan: Claro que sí, esta mañana prácticamente huiste antes de que pudiera hablar contigo.



Liz Tovar

#93 en Detective
#93 en Novela negra
#219 en Thriller
#219 en Misterio

En el texto hay: misterio, asesinato

Editado: 11.07.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar