El secreto de Duncan

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 12.

—Estábamos en este restaurante italiano súper romántico y todo iba muy bien, pero de pronto —dice mientras comienza a sollozar—, de pronto una chica apareció y comenzó a insultar a Ian, él se levantó y quiso llevársela lejos de mí pero entonces ella reparo en mi presencia y comenzó a insultarme.

— ¿Y qué hiciste? —pregunto mientras le entrego unos pañuelos para que se limpie el rostro.

—Nada, me quede estática esperando que Ian me explicara que estaba pasando, entonces la chica se fue del restaurante y el la siguió, así que yo lo seguí a él para saber que estaba pasando.

— ¿Y qué descubriste?

—Era su novia, el muy imbécil tenia novia y aun así quiso salir conmigo.

— ¿Tiene novia? —pregunto incrédula

—Tenia, después de que él le dijera que yo no había significado nada para él y aun podían estar juntos, ella termino con él. No sé qué más pasó pues no pude aguantarlo más y me fui de allí.

—Lo siento mucho Ava, se lo mucho que te gusta.

—Ya no más —dice mientras se levanta del sofá y se seca las lágrimas—, ese infeliz no se merece ni a mí ni a mis lágrimas.

—Así se habla amiga, sé que pronto encontraras a alguien que si valga la pena y te trate como te mereces.

—Exactamente, así que deja de me arregle y salgamos a conocer chicos lindos.

—Un segundo, ¿no crees que deberías al menos esperar un día? Me dijiste que te había roto el corazón.

—Pues sí, pero no es como si estuviese enamorada de él, solo me gustaba. Aunque tienes razón, deberíamos quedarnos esta noche aquí.

—Exacto, atiborrémonos de helado y veamos películas.

—Está bien —dice Ava sonriendo—, pero nada de romance, necesito reírme así que hoy solo veremos películas de comedia.

Pasamos toda la tarde y parte de la noche comiendo helado, viendo películas y simplemente hablando de cualquier cosa. Llamamos a Keely, le contamos lo ocurrido y después de insultar a Ian con todas las groserías que conocía —que son muchas por cierto— comenzó a idear un plan para vengarse de él, cuando empezó a decir cosas potencialmente ilegales me di cuenta que ya era tiempo de colgar así que nos despedimos y la dejamos tramando sus cosas locas.

Al momento de acostarnos, Ava me abrazo y sonriendo me agradeció por estar ahí para ella, le dije que no era necesario que para eso estaban las amigas y que todo iba a estar bien.

Estoy segura que así será.

 

*-*-*-*

 

Mientras entraba al salón de Duncan al día siguiente no pude evitar sentirme de alguna manera diferente, pues después de lo que paso ayer siento que la relación o lo que sea que tengo con Duncan cambio de alguna manera, y lo que me confunde es no saber qué hacer al respecto. Pienso que Duncan podría llegar a gustarme enserio, y me encuentro dividida entre sí quiero o no que me guste.

Soy sacada de mis pensamientos por la voz de Ava que empujándome me dice:

—Tierra a Kirstyn ¿en que estabas pensando tan concentrada?

—En nada importante —respondo mientras me siento en mi lugar.

—Si tú lo dices… —de pronto vemos como su celular comienza a sonar y después de ver la pantalla Ava ignora la llamada y ante mi cara de confusión dice—. Es Ian, lleva llamándome y mandándome mensajes desde anoche, pero no le contesto y he borrado todos sus mensajes.

— ¿Qué querrá? —pregunto curiosa.

—Ni se ni me importa, para mí el ya no existe.

— ¿Segura?

—Totalmente, a partir de ahora Ian Morrison está vetado de mi vida.

—Me alegra que digas eso —nuestra conversación fue interrumpida por la entrada de Duncan al salón que de inmediato dio inicio a su clase.

Al término de la clase Duncan me pidió que me quedara por un momento a hablar con él, así que despidiéndome de Ava me quede en el salón mientras los demás salían. Una vez que el salón se quedó vacío, Duncan posó su mirada en mí y con una sonrisa dijo:

—Hola Kirstyn ¿hasta qué hora tienes clases hoy?

—Hasta las 3 —respondí extrañada— ¿Por qué lo preguntas?

—Es que quiero llevarte a un lugar.

— ¿Debería preocuparme? —pregunto bromeando aunque un tanto nerviosa.

—Para nada —responde riendo—, solo quiero que veas algo.

—Está bien, ¿a qué hora nos vemos?

—Mi última clase termina a las 3, así que cuando salgas de tu clase puedes venir para acá y de aquí nos vamos.

—Bueno, nos vemos entonces.

—Hasta más tarde —dice mientras se inclina hacia mí y me besa en la comisura de la boca.

Me quedo un poco aturdida por ese casi beso, así que cuando me doy la vuelta para salir del salón tropiezo ligeramente lo que hace que Duncan se ría un poco. Sonrojada a más no poder salgo del salón y comienzo a caminar hasta donde me corresponde la siguiente clase.



Liz Tovar

#79 en Detective
#45 en Novela negra
#171 en Thriller
#90 en Misterio

En el texto hay: misterio, asesinato

Editado: 11.07.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar