El secreto de Duncan

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 19.

—Ava, puedes venir un segundo conmigo a la cocina por favor —digo mientras comienzo a caminar a dicha estancia.

— ¿Qué paso Kirstyn? —pregunta Ava una vez que entramos a la cocina y nos apartamos de la mirada de Deckard y Jason.

— ¿Qué hace Jason aquí?

—Yo que sé, cuando llame a Deckard y le pedí que viniera él me dijo que estaba solo y que no tardaba en venir, no sé en qué momento buscó a Jason.

— ¿Y ahora qué hacemos?

— ¿A qué te refieres? —pregunta Ava confundida.

—Jason está aquí, no puedo hablar con Deckard si Jason está aquí.

— ¿Por qué no?

—Me da cosa —digo sonrojándome.

— ¿Hablas en serio? —comienzo a sentir como Ava  comienza a exasperarse.

—Como sea, salgamos de esto —digo saliendo de la cocina y sentándome en el sofá de dos plazas junto a Ava.

—Ava me dijo que me necesitaban urgentemente, y como presentía que era importante decidí traer a Jason conmigo. Así que necesito que me digan que es tan importante —dice Deckard mirándonos fijamente.

—Es algo que tiene que ver con Kirstyn, así que dejare que sea ella la que hable —responde Ava desentendiéndose del asunto.

—No sé si pueda hacerlo, tengo miedo —digo mientras comienzo a mover las manos nerviosamente.

— ¿Por qué tienes miedo? ¿Qué es lo que tienes que decir? —pregunta Jason poniéndome aún más nerviosa.

—Deja que lo haga a su ritmo —le dice Deckard a Jason y posando sus ojos en mí continúa —, habla cuando te sientas preparada ¿está bien?

Asiento y nos sumimos en un silencio un tanto extraño por al menos 10 minutos hasta que Ava exasperada dice:

—Solo dilo Kirstyn, estas actuando como si hubieses sido tú la que lo hizo.

— ¿Hacer qué? ¿Qué está pasando? —pregunta esta vez Deckard.

—Sé quién asesino a Paul Brown —digo para la estupefacción de Deckard y Jason.

— ¿Cómo es que lo sabes? —pregunta Jason entrando en modo policía.

—Porque yo vi como lo mataban —respondo con la voz temblorosa.

— ¿Por qué, si presenciaste lo que paso no fuiste a la policía de inmediato? —pregunta Deckard con seriedad.

—Iba a hacerlo —respondo un poco a la defensiva—, pero al día siguiente me encontré con el asesino y el me amenazo con herir a mi familia o a mi si decía algo al respecto.

— ¿Y por qué ahora si nos estas contando esto? —pregunta Deckard mirándome sospechosamente.

—Porque Ava descubrió la identidad del asesino y me convenció de que yo no debería proteger su secreto.

— ¿Quién es el asesino? —pregunta Jason mirándome fijamente.

—El profesor Duncan Blackbourne.

Respiro profundamente y comienzo a contarles todo lo que se. Desde lo que Paul le hizo a Clarisse Blackbourne y a las otras chicas, la noche en que Duncan mato a Paul mientras yo lo veía, la primera vez que me amenazo el primer día del semestre, la manera tan extraña que tenia de tratarme, las veces que me beso y me hizo creer que sentía algo por mi hasta las múltiples amenazas que recibí después.

Al finalizar de hablar los tres están mirándome boquiabiertos por lo que me sonrojo furiosamente y me hundo en el sofá esperando que salgan del impacto.

Finalmente después de varios minutos de completo silencio Deckard pregunta:

— ¿Tienes pruebas de que él te amenazo?

—Me hizo borrar nuestras conversaciones pero creo que no las borre todas —respondo mirando mi teléfono— ¡Aquí! Esto es lo único que tengo —le paso el teléfono y el que dedica a mirar con concentración los mensajes.

— ¿Alguien más sabe sobre esto? —pregunta mientras me devuelve mi teléfono.

—No, solamente ustedes y el —respondo negándome a pronunciar su nombre.

—Está bien —dice pasándose una mano por su cabello pelirrojo —, puedo trabajar con eso.

Se levanta del sofá y se acerca a Jason para empujarlo y sacarlo del estado extraño en el que estaba.

—Reacciona Jason, tenemos que trabajar —le dice mientras se vuelve a sentar.

—Si claro, trabajar —responde Jason espabilándose—. ¿Qué haremos?

—Lo más importante es no dejarlas solas en ningún momento. Tenemos que llamar al agente Torres y contarle lo sucedido para que les diga a todos en la estación y le asignen protección a la familia de Kirstyn, además de tomar en custodia a Duncan.

— ¿Qué pasara conmigo? —pregunto preocupada.

— ¿A qué te refieres? —pregunta Jason.

—Pues prácticamente soy la cómplice de un asesino. ¿También iré presa?

—No lo creo, fuiste amenazada para que no hablaras, además si estas dispuesta a declarar si llega a haber un juicio, estoy segura que se puede llegar a un acuerdo con el fiscal. ¿Tienes algún abogado?



Liz Tovar

#165 en Detective
#94 en Novela negra
#401 en Thriller
#217 en Misterio

En el texto hay: misterio, asesinato

Editado: 11.07.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar