El secreto de Sowon

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 2. Un sueño por cumplir

Después del instituto, Miyu fue directamente hacia la tienda mágica de su amiga, entro por la parte trasera ya que le dio la llave para entrar.

-¿Siyeon?

-¡Aquí!

-¿Dónde estás? Ah aquí, ¿has encontrado ya el remedio?

-Necesito la analítica.

-Por mis estrellas... de acuerdo, vamos -Miyu se sentó en una silla y Siyeon procedió a sacarle sangre. -Ahora sí que veo las estrellas.

-Nunca te ha gustado ver la sangre.

-Ni que me la sacaran, era muy mala cuando tenía que ir al médico.

-Sí, lo sé, me acuerdo que una vez teníamos que ir las dos juntas y te enfilabas en los arboles del jardín para no entrar en el hospital.

-Bueno, es lo que tiene tener pánico a que me claven una aguja para sacarme sangre.

-Como ellas...

-Hablando de ellas... -Una campana las alarmó. -Están aquí, no me pueden ver.

-Escóndete en el trastero, las entretendré para que no vayan. -Siyeon cerró la puerta y las atendió. -Hola chicas, cuánto tiempo sin veros.

-¿Sabes algo de mamá?- Preguntó Eunha.

-No cielo, lo siento, todavía no ha venido por aquí, la he estado buscando estos últimos días. Pero no os preocupéis, esté donde esté, se que estará bien. Ya sabéis como es.

-Si... Si sabes algo ¿nos avisaras?

-Por supuesto, puedes contar con ello Umji.

-Vámonos a casa, papá nos estará esperando- Dijo Yerin llevando a Umji del hombro.

-Tienes unas hijas muy tristes y preocupadas Sowon -Dijo al verlas marchar.

-No se si soportare más esta mentira.

-Lo tienes que hacer, no hay opción, hasta que no haga una poción para volverte a la normalidad no podrás hacer nada más.

-¿Sabes lo que he escuchado en el instituto?

-Me lo imagino.

-Que no era una buena madre, que no las quería, espera ¿cómo?

-Tengo un hijo de 23 años Sowon, aunque este en otro instituto, los rumores se dispersan como el agua.

-¿Sabias de los rumores y no me has dicho nada?

-¿Qué querías que hiciera? has estado en la tienda durante seis días sin salir. No podía hundirte más en ese momento.

-Lo siento, es que verlas así... me destroza por dentro.

-Pues sé una de ellas.

-¿Qué?

-Escucha, mi pócima no va a estar lista todavía, si quieres que mejoren su humor y que no estén tristes, lo único que puedes hacer es salir con ellas y que se diviertan, que no piensen en ti por un rato.

-Vale, lo intentare.

-Y otra cosa, si recuerdas la última vez que hablaste con ellas, intenta ser más flexible que antes.

-Es decir, que las deje con su grupo de música.

-Tú lo has dicho.

-Pero sabes porque no quiero que lo hagan.

-Entonces las podrás vigilar tu misma y si alguien se acerca con malas intenciones, las podrás defender.

-De acuerdo, lo que tu digas.

Jueves 17 de Junio.

Al día siguiente, el instituto abría temprano para los grupos y talleres que ofrecía el instituto. Las cinco habían venido temprano para ensayar sus nuevas canciones. Miyu las siguió sin que lo supieran.

-No sé si hacerlo...

-¿Por qué?- Preguntó Yerin.

-Porque ya que mamá no está, lo último que nos dijo es que no hiciéramos un grupo y siento que la estoy fallando -Respondió Yuju.

-Pero si nos encanta cantar y bailar.

-Ya lo sé, pero...

-Te entiendo, entonces... ¿ya está? ¿Ya no lucharemos por nuestro sueño?

-No... -Pensó Miyu. Intentó pasar casual por ahí. -Anda hola chicas, ¿vosotras también habéis madrugado?

-No cuela Miyu, te hemos visto detrás de la puerta- Dijo Yuju.

-Em, bueno, no era mi intención, lo siento.

-Tranquila, ya nos íbamos -Dijo SinB.

-¿Por qué? ¿No os gusta cantar?

-Nos encanta, pero no queremos faltarle al respeto a nuestra madre y ahora que está desaparecida, es como si la ignorásemos- Dijo Umji.

-No le estaréis faltando el respeto, seguro que si ese es vuestro sueño, vuestra madre no querría que lo dejaseis escapar.

-Tú no lo entiendes, no estabas ahí cuando nos dijo que no lo hiciéramos.

-Lo sé, y no tengo derecho de meterme en vuestra decisión pero mi sueño también fue cantar y no lo pude realizar, no quiero que os pase lo mismo.

-Pero tu todavía eres joven, lo puedes realizar, ¿qué te lo impide?- Preguntó Yerin.

-Eso no os lo puedo decir, al menos todavía no.

-Bueno, nosotras ya no lo aremos- Dijo Yuju.

-Por favor, no cometías el mismo error que yo, si de verdad es vuestro sueño, cumplidlo.

-Yuju... Creo que ese día mamá estaba enfadada pero seguro que no era por nosotras, hagámoslo, por ella- Animó Yerin.

-Vale, solo espero que esté bien.

-Miyu, dijiste que no pudiste cumplir tu sueño, ¿quieres cumplirlo ahora?- Preguntó Eunha.

-Yo... Está bien, si queréis que me una, no puedo decir que no.



Heart Moon

#1341 en Fanfic
#3178 en Thriller
#1793 en Misterio

En el texto hay: familia, fanficcion en espanol, gfriend

Editado: 24.09.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar