El Sol, el Viento y la Oscuridad (libro 2)

Tamaño de fuente: - +

Una piedra a cambio de otra

Metí en una bifurcación a Saskia, ella ya está en la casa con los otros chicos, hay un cuerpo en el suelo, de una chica y veo a Ebe con los otros dos intentando ayudarla, mientras Franco está curando a Sofía con ayuda de Ada.

—¿Quién es la que está muy mal?— pregunto mientras del otro lado tengo a Ámbar apuntandonos energía.

—Julia, reporte de Ebe, la suclavia, la carotida dañada, un nervio afectado en el brazo derecho, principio de necrosis celular en la punta de los dedos, tocó el tambor de Ámbar—Informa mi soldado.

—¿Berenice y Etiel?

—No han vuelto, junto con Fran y Fer, no los puedo meter en bifurcación...

—Es porque están en la sala con Zafiro, hemos puesto un seguro allí, en cuanto pueda envío a alguien por ellos.

—¡Súper! Cuidense, Pediré a los nuevos que practiquen sellos, una vez que tengamos el cuerpo de Zafiro, pondré en marcha tu plan zorrillo, si en 10minutos no hay noticias, nos encerramos,  sabes que hacer en ese caso, tú diseñaste esto. Nos vemos Helios, corre tiempo.

Cuando Saskia anunció el plan la piel se me eriza, primero por lo bien que he entrenado a mi equipos segundo, porque corre el tiempo, y me faltan 5 personas.

—Hehey— llama Ross quien nos mira divertida. —A qué no viste esto, estupida Dominis, ¡Bum!—festeja haciendo un gesto como el de los raperos, esto provoca que Tamirá se sienta peor.

—¿Cómo rompieron mi sello?—Pregunto.

Las chicas sólo ríen, es obvio, ¿Por qué me lo dirían? si simplemente son mis enemigas.

—No lo hicieron—la voz de Andree se hizo sobre todos—. Saltaron hasta nosotros por tu herida. No hubo necesidad de romper el sello ¿Verdad?

Dana se encogió de hombros y las otra chicas sólo rieron. Creo que mi amigo está en lo cierto.

—Nosotros vinimos por algo, así que terminemos esto pronto— Ámbar pone en una posición cómoda su tambor y comienza por crear miles de dagas de energía a su alrededor, mientra Ross, Paulina y Dana expulsaron sus sombras, las cuales se mezclaron con las dagas, mostrándonos un espectáculo nunca antes visto.

Esas sombras se convirtieron en una especie de vapor negro con destellos blancos, casi como una nube de tormenta, sólo que estás hacían un ruido serpenteante.

Si están haciendo esto, quiere decir que esas cosas se pueden acercar a mi, así que debo de plantearme una estratégia pronto.

—Gizah, absorve la energía, Liza, separa las sombras en fragmentos, Andree ayúdame a trasformarla y Tamirá, haz un corte de energía.

Ámbar nos arrojó la montaña de su nuevo invento y sin más mis chicos  respondieron, por un momento dudé de Tamirá, pero reaccionó a tiempo, antes de ser alcanzada por los restos que dejó Liza en su proceso. Al lograrlo, nos fue mucho más fácil a Andree y a mi transformar la energía.

Ahora era nuestro turno, y tanto he practicado esto, René me enseñó cómo usar su poder, y en consecuencia yo se lo mostré a otros miembros, así que es hora de poder usarlo.

—Chicos, saquen su pieza favorita, de teleportacion, hoy jugaremos con lo nuevo.

Saque de mi tela de terciopelo mi trozo de madera, esta es mi pieza favorita, los de más hicieron lo mismo tomando lo que les apetecía, y ahora es momento de enseñar a las visitas, que nosotros también tenemos cosas bajo la galera.

—¡Ahora!—Grita Liza al ver que nos vuelven a arrojar sombras.

Entonces, estiró energía del cuerpo de Zafiro, conectó a mis soldados en los hilos que salen de mi cuerpo, ellos a su vez generan 2 hilos, uno se junta con su objeto y el otro con el elemento que van a disparar.

Gizah saco vidrio y se unió al agua de una fuente cercana, Andree metal, al igual que Tamirá y se unieron al viento, Liza piedra y se unió a la tierra, mientras  que yo madera y me uní al sol.

Acto seguido los hilos se convierten en cadenas que rodean el brazo dominante y se pegan a nuestra piel cuál tatuajes de energía. Esto dura milésimas de segundos, pues ni bien el proceso termina y ya tenemos energía a nuestro al rededor alimentado del elemento que elegimos dominar, fuego, aire, suelo y agua.

La cara de sorpresa del enemigo no nos detuvo, atacamos a las intrusos, quienes con dificultad lo esquivan. No les daba tiempo de contra atacar, y Ross apenas podía absorber lo que recibían de nosotros.

Este entrenamiento es el que más tiempo nos llevó, y el que más me gustó. Por eso no dudo en no darles respiro.

Cuando me percato que las chicas están reducidas, intento meterme en su circulo para intentar robar la piedra, pero Dana logró escabullirse y me tomó por sorpresa, golpeando mi quijada.

Esta chica es muy fuerte, al segundo estábamos repartiendonos golpes, y puedo decir que es digna hermana de Hugo, golpea con precisión y potencia.

Ella se alzó de energía, la cuál me arrojó mezclada de sombras, conseguí transformar algunas, pero otra dieron conmigo, causando un terrible dolor, y si no fuera  porque Tamirá arrojó energía a esos esperpentos yo contaría la historia con un brazo menos.



Bsar90

#378 en Fantasía
#261 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: amor y odio, guerra, dolor

Editado: 06.11.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar