El Sol, el Viento y la Oscuridad (libro 2)

Tamaño de fuente: - +

Nuria

Alguna vez se han preguntado ¿cuándo la vida dejará de lanzarnos piedras? Yo nunca, para ser sincero, viví una infancia cargada de exito, por la presión de mi padre, él quería que yo fuese el mejor en todo.

Debía cuidar a mis hermanas, cuidar a los más pequeños, dar a todos lo más importante de mi, sin importar si era lo que yo quería darles. 

¿Suena cruel? Lo era, si tan sólo comenzara a contar la historia, comenzaría a desangrarme de nuevo. 

Friego mis ojos mientras bostezo, para extenderme en el sofá, de nuevo no puedo dormir. La declaración de Tamirá me quitó el alma por completo, y no que decir lo poco que quedaba de mi alegría momentánea de tener un equipo excelente. 

No puedo digerir tan siquiera lo que ella dijo, es decir, de todas las posibilidades, sólo en una ella sale viva, y no puede tan siquiera decirme cómo, ni puedo encerrarla, porque aumentan las probabilidades, así que navegaré a ciegas. 

  — ¿Despierto? — pregunta la niña mientras se sienta a mi lado.

— Nuria — ella no se sorprende cuando la llamo por su nombre, simplemente sonríe.

— Conociste a Adebarán al fin... ahora sabes que todo esto es mi culpa.

Nuria acomodó si cabello rosa tras su oreja mientras miraba su pié con algo de culpa, yo sólo la miré, sonreí y revolví su cabello con ánimos de que saliera su mal genio, ella rió, y fue la primera vez que mi alma se llenó de gozo al oirla, en verdad era sólo una niña, una iluminada, creciendo muy lentamente. 

— No es tu culpa — Digo al fin — Las cosas se dieron, supongo que tú sólo hiciste lo que tu corazón te decía que hagas. 

— En realidad, era lo que Dorot me decía que hiciera...

Nuria me inspeccionó con los ojos, y su aparente felicidad se esfumó, Dorot, ese nombre ya lo había escuchado, es con quien Ader habló para ser parte de los nemosorum, pero ¿Cómo?

Por la pinta mi cuestionamiento se reflejaba en mis ojos, porque la niña comenzó a  a hablar en seguida. 

  — Dorot era un inmortal... ya conoces la tierra de la nada, allí vivía, él es hijo directo del primer demonio,  y era mi amigo...

La niña comienza a sollozar, por lo que extendí mi brazo para que se recueste en él. 

  — Lo planeo todo, lo tenía calculado, fecha, hora, día, la victima, los perdidos... — ella sorbe y se da en mis brazos por completo — Me decía que debía hacer, cómo lo debía hacer, cuando descubrí que era una trampa, que él sólo quería desatar el caos, robé el collar, y se lo dí junto con la navaja a Aldebaran.

>>Resulta que yo tenía el trato con Dorot, y mi misión era entregar la navaja, sólo la navaja, sinembargo, sabía que algo estaba mal, así que robé el circulo del sol a otro inmortal, "El soldado" lo llaman, su pasatiempo era juntar almas, pero era un guerrero de clase A. 

>>Guardaba las almas en esa cosa, decian que por llevar ese collar nunca le ganaban una batalla, por eso pensé que Aldebaran debía tenerlo, creí que con eso lo mantendría a salvo, pero lo desterraron a la nada.

  — Pero protegiste a Ander — Digo acariciando su cabeza — Lo hiciste bien. Pero Nuria todo lo que me cuentas, es como si existiera una historia paralela a la que nosotros sabemos ¿Qué es lo que hay realmente tras esto? ¿Las 4 hastas, los inmortales, los iluminados, los ángeles y demonio?

— Hay más de lo que crees Helios, un mundo bajo tus pies, en dónde lo que Dorot trazó  tiene un porqué más allá de nuestra comprensión, hay una cadena interminable de sucesos, y aunque parezca que hay soluciones, todo es parcial. En la Tierra de La Nada, hay más de lo que te han contado, y la verdadera batalla se ha librado allí por siglos, y esa guerra sale de allí, no sé que tanto puedan sobrevivir. 

—Dime que me puedes dar una pista más. 

  — Eso quiero, pero creo que he empeorado las cosas, desde que aparecí en la tierra, lo único que puedo decirte es que, no dejes de luchar, Salva a Zafiro de ella misma, no dejes que se deshumanice. Tú y ella tienen altas probabilidades de repetir un vieja historia, pero esperemos que esta vez el final sea diferente.

— Nuria... ¿Crees que podré salvarlos a todos?

— No hay persona más indicada en el universo que tú Helios, pero no dejes que te lleve la miseria, ni la tristeza.

  — Mi corazón está roto Nuria ¿Cómo lucho contra eso?

— No lo hagas, a veces los corazones rotos escriben los mejores versos... lo aprendí de Etiel — sonríe cuando revuelve mi cabello — Mañana, cuando te regreses la memoria, y recuerdes los dos meses, sólo recuerda que tu objetivo ahora es recuperar a Zafiro, ella ya volvió, solo necesita que le muestres el camino correcto. 

Nuria se levantó de un salto y desapareció dejándome sólo en la sala, con mil preguntas más, pero esta vez las iba a notar. Tomé una libreta y lo primero que escribí fue ¿Quién es Dorot? o ¿Qué es Dorot?



Bsar90

#301 en Fantasía
#220 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: amor y odio, guerra, dolor

Editado: 06.11.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar