El Templo (el Juego #02)

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 14

Fitz

         Me acuesto en la grama del lugar y suspiro mientras observo el cielo frente a mí. La noche es hermosa, mucho más cuando me da fuerzas para pelear. Respiro profundo y el olor a sangre seca me inunda la nariz.

         Me levanto y miro los cuerpos muertos de los subordinados del templo que vinieron detrás de mi el día de hoy, la mayoría eran antiguos jugadores que tuvieron la desgracia de morir en ese lugar, bueno por lo menos ahora podrán descansar en paz y liberar sus cuerpos de cualquier dolor.

_Una noche difícil.

         Levanto la mirada y sonrío al verla.

_No pensé verte por aquí – saco mi cuchillo de sombras del cuerpo inerte de un chico y lo guardo entre mis botas – Te están buscando para matarte y lo sabes.

_No me importa – sonríe y guarda sus manos en los bolsillos de su cazadora negra – Vine a informarte.

_ ¿Qué hay de nuevo, Fernanbeth? Si lo dices por las personas que me están persiguiendo – señalo a los muertos y sonrío – Lo siento pero ya estoy enterado.

_No es sobre eso – ríe y aparece a mi lado, mira al horizonte y frunce el ceño – Cydiler va a tener un hijo.

         Retiro mi sonrisa y la miro sorprendido. ¿Está embarazada?

_Mis sombras me acaban de informar que tiene tres meses – sonríe y me mira – ¿Ese no es el tiempo que paso después que estuviste con ella?

_No – digo serio y comienzo a caminar.

         Está embarazada, sonrío un poco y miro al suelo, espero que Galhet la haga feliz. No quiero verla llorar como lo hizo esa tarde antes de...

         Me detengo en seco y me giro para ver a mi hermana, tiene una sonrisa de oreja a oreja. Trago saliva con dificultad y busco articular las palabras que no salen ¿Acaso es mío?

_No sabría decirte de quien es – dice Fernanbeth mientras se acerca a paso lento – Porque justamente tres meses atrás ellos dos se reconciliaron y estuvieron juntos. Justo el tiempo que estuvo contigo.

_Pero existe la posibilidad que sea mío también – digo sonriendo.

_Lo dudo – frunce el ceño y mira al cielo – Mi trabajo se complica cada vez más.

_ ¿Por qué lo dices?

         Cruzo los brazos y suspiro, todavía tengo una pequeña esperanza que el bebé sea mío, pero si estuvo con Galhet al mismo tiempo es posible que sea de él. Muevo la cabeza y miro al suelo, mejor no pienso en eso. Ella es la única que sabe las respuestas y además no la voy a colocar en peligro por mi curiosidad.

_Eyesdead va a tener un hijo también – dice mi hermana seria – Krisha ya lo tuvo, Akihito tuvo un niño parecido a ti – me mira y sonríe.

         Le devuelvo la sonrisa, Akihito y yo tenemos cierto parecido y si su hijo se parece a mi, vaya. De seguro somos familia lejana. El semblante de Fernanbeth se torno frío, frunzo el ceño.

_ ¿Qué más paso? – digo serio.

_Dos ex jugadores atacaron a Cydiler hace unas horas – suspira – Por suerte Hitsugaya la salvó.

_¿Mato a los jugadores?.

_Sombras – me mira y la preocupación surca sus ojos azules – Las personas se están preparando para una guerra.

_¿Qué tipo de guerra?.

_No lo sé. Pero no me da buena espina, están buscando el poder Stanfers a toda costa. Por eso atacaron a Cydiler.

_Sigue con tus investigaciones y deja todo preparado para desaparecer – me giro y camino a otro lugar apretando los puños – Todo va a cambiar pronto.

_La guerra es inevitable por lo que veo.

_Ganamos esto desde que desafiamos al templo. No podemos dar marcha atrás.



Laczuly0711

Editado: 11.04.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar