El Templo (el Juego #02)

Tamaño de fuente: - +

Segunda Parte: Dioses y Guardianes

Capítulo 1

Isabel Gallardo

         Ese día no volvieron con Cinthia, se alojaron en un cuarto de hotel cerca de ese centro comercial, Ivan ya se calmo un poco, lo que vieron en la mañana fue muy fuerte, Isabel vio que Cydiler mato a los sujetos con tanta facilidad que sigue sin creerlo, no puede creer que su madre sea una asesina de ese calibre.

         Esta sentada en su cama, intentando leer algo pero no puede concentrarse, deja el libro a un lado y mira como Cydiler camina por toda la habitación comprobando que es un lugar seguro, en su cabeza todavía tiene la duda de la mañana, sobre lo que Cydiler dijo de ser una guardiana de sangre, piensa muy bien las palabras y luego de unos minutos de observación dice seria:

_¿Qué es un Guardián? En la cafetería dijiste que eras el de sangre, dime ¿Cuántos hay?.

         Cydiler se detuvo por fin miro al techo y respiro profundo, se quita la mochila y la deja en el suelo, se sienta en la cama de Isabel y llama a Ivan para que se reúna con ellas, él se sienta a lado de su hermana y no dice ni una palabra, solo la mira serio y observa sus restos.

_Un guardián es aquel que controla un elemento en específico, se puede decir para el cual nació – dice Cydiler – Somos nueve en total, cada uno tiene una habilidad diferente, yo soy el de sangre y controlo la misma.

         Corta su muñeca y eleva un poco de sangre. Isabel trata de no abrir la boca pero le es imposible. Cierra su herida y prosigue.

_Los demás son, Agua, Aire, Tierra, Fuego, Rayo, Camuflaje, Sombras y el que los controla todos. Camuflaje, como su nombre lo dice oculta todo, pero aparte tiene otra habilidad la cual le permite defenderse.

_¿Cuál era mi padre? Porque si ambos se fueron fue por eso – dice Isabel sin guardarse ninguna palabra.

_Bueno – sonríe – él era el de fuego – dice con tristeza en sus palabras.

_¿Lo amabas o solo estabas con él por su elemento?.

         Ivan mira a Isabel un poco molesto para que se callé, ella no le da importancia, voltea a ver a Cydiler y espera su respuesta.

_Claro que lo amaba Isabel – sonríe – de ese amor salieron ustedes – toma sus manos – créanme no fue fácil dejarlos – los mira a los dos.

_Cuando me devolviste los recuerdos, porque asumo que fuiste tu, recordé una historia – Isabel separa sus manos de las de Cydiler – dime ¿Esa es su historia o solo un cuento?.

_Esa fue nuestra historia – mira a la ventana – nosotros no queríamos este destino lo aceptamos a la fuerza, para que no lastimarán a nuestros seres queridos.

_¿Cómo murió mi padre? De seguro estuviste presente – habla Ivan por primera vez en toda la conversación.

_No lo sé – dice triste – cuando su padre murió yo había quedado inconsciente por un suero que me inyectaron al venir a buscarlos.

_Si no lo sabes ¿Por qué lo dices? De seguro sigue con vida.

_Las personas que veremos mañana lo vieron morir – se levanta – bueno deben dormir mañana será un día muy largo – dice sonriendo ocultando tristeza.

_¿Quién era el chico de ojos zafiro? – pregunta Isabel seria

         Cydiler se detuvo en seco en su camino hacía el interruptor para apagar la luz. No podía dejar escapar ese detalle. “La chica también tenía un chico de ojos color zafiro, para ella era el creador de sus pesadillas pero también tenía parte de su corazón”.

         Nunca olvidaría esas palabras, fueron sus favoritas desde que las recordó, alguien que ama a otra persona sabiendo que puede ser letal para esa persona, ese detalle no se deja pasar por alto.

_No sé de que hablas Isabel – dice sonriendo y apaga la luz.

         Ivan se dirige a su cama y se acuesta, le desea buenas noches y camina al sillón declinable de la esquina, Isabel se acuesta, cierra los ojos y espera que se aleje, cuando dejó de escuchar sus pasos abrió un poco sus ojos.  De seguro solo fue un mal recuerdo.

         Cydiler esta mirando hacía la ventana, viendo la luz de la ciudad, agacha la cabeza y comienza a llorar en silencio, nunca se hubiera imaginado verla así, esta llorando, recordar a su padre le trae mucha tristeza, no es el cubo de hielo que creía, solo es una chica con el corazón roto.



Laczuly0711

Editado: 11.04.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar