El tesoro de Leyfewof.

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 1: Tú lo mataste… ¿Ahora qué?...

Capítulo 1: Tú lo mataste… ¿Ahora qué?...

El tesoro de Leyfewof ha sido un tesoro que hace más de un siglo los fundadores de Leyfewof ocultaron como medida de seguridad en caso de crisis para el pueblo, pero aun así sin dar pistas de donde está oculto, la historia del tesoro de Leyfewof ha pasado de generación a generación, que con el tiempo se convirtió en un mito sin importancia. Ya que nunca nadie ni hasta ahora ha podido encontrarlo, ni acercarse a saber dónde está…

― ¡Carzel escúchame!, no tengo mucho tiempo, se dónde está oculto el tesoro de Leyfewof, el tesoro está en…

Llamada pérdida.

―… ¿Maik?... ¿Maik?... ¡por Dios santo Maik!... ¿¡maldición dónde está!?...

Azotando el celular contra el suelo, tratando de mantener la calma, levanta el celular e intenta llamar a Maik otra vez pero no responde, rastrea la llamada indicándole que esta por un parque cercas de su casa, llama a los otros chicos para que lo vean ahí, lo más pronto posible…

―si ese infeliz sabe dónde está el tesoro de Leyfewof, yo sería rico, ¡no, tal vez hasta millonario!, pero que debo hacer con los chicos.

Llegando al punto donde le indico el rastreador, los chicos se le acercan algo inquietantes.

―Carzel no me lo podía creer hasta que me lo repetiste más de 3 veces, si Maik enserió sabe dónde está el tesoro haríamos historia.

―No solo eso Margo sino que seriamos ricos, al diablo la historia, con ese dinero yo me iría de este pueblucho.

―No empieces a fantasear mucho Siru primero tenemos que encontrar a Maik y sacarle las palabras, después pensar que haremos si nos volvemos ricos

―Sí, sí bueno ya, y según tu aquí es donde te llamo.

­―Así es, rastree su número hasta este punto, así que debe estar por aquí.

―No te preocupa que su llamada haya sido cortada de repente, y si lo atacaron y está herido.

―Oh por favor Margo, sea quien sea solo debe ser una persona y nosotros somos 3, no te preocupes.

―Sí me preocupo, y si Maik le dice primero a él o ella y encuentra el tesoro primero que nosotros.

―Eso no pasara, Maik nunca nos traicionaría.

―Enserio lo crees Carzel…

—…

― ¡Chicos una sombra por allá!...

― ¡Sigámoslo!...

Van hacía por la sombra, pero no logran alcanzarla, se les pierde por unos arbustos, sin poder encontrarla.

― ¡Maldito bastardo dónde estás!

―y si Maik…el tal vez…―pensaba Margo.

― ¡Olvídenlo, la riqueza y mi ego no esperan a nadie!...

Siru saca una pistola cargada empezando a apuntar a los arbustos para que salga.

― ¡Siru estás loco!, desde cuándo tienes una pistola.

―Desde que Maik nos llamó esa mañana diciéndonos que tenía una pista sobre el tesoro, un pequeño sacrificio de dinero para el premio gordo…

―Siru si disparas, dándole o no despertaras a todos y nos meterás en problemas, ¡Así que guarda esa pinche pistola!...

―Siru cálmate, no querrás matar a alguien o sí.

―Si es necesario sí…

Algo se mueve entre los arbustos, Siru reacciona rápidamente, le apunta y dispara, logra darle en la cabeza al sujeto, dejándolo en el piso a unos pasos de ellos.

― ¡Siru idiota lo mataste!

―Que importa, si es el que ataco a Maik será como defensa propia.

―Desgraciadamente él no es el atacante.

― ¿Así?, entonces quien es…

Voltean el cuerpo y logran identificarlo.

-…

― ¡No puede ser! ¡No puede ser!

―Es…Maik…

 



Lesley Tavitas.

#3780 en Thriller
#1667 en Suspenso
#2156 en Misterio

En el texto hay: suspenso, drama y misterio

Editado: 15.02.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar