El tesoro de Leyfewof.

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 3: M esta entre nosotros…

Capítulo 3: M esta entre nosotros…

―No estoy muy seguro de esto Siru y si nos descubren.

―Y peor si la policía llega rápido.

―El truco para que un asalto salga bien es que te valga verga lo demás.

Siru saca su pistola cargada, disparando una vez hacia el techo como advertencia.

― ¡Escúchenme!, ¡nos vale madres su vida! Solo queremos robar un libro de la biblioteca y nadie saldrá herido.

―Quien sea, pero queremos el libro de “Leyfewof en tiempos de crisis” de la clasificación prohibida, ¡y rápido!

―Pero ese libro solo lo puede tener el dueño de la biblioteca, por qué creen que nosotros lo tenemos.

―Porque no nos engañan, sabemos que el señor Josue hace más de 1 mes murió, solo que ustedes como buenos miembros de la biblioteca no se lo han dicho a nadie para conservar los derechos de la biblioteca, y así para que no la destruyan.

―… ¿Quién les dijo eso?...

― ¡Qué importa!, ahora nos van a dar el libro ¿oh no?, o morirán junto a esta mugrienta biblioteca, sean realistas y piénsenlo.

―… está bien, pero por favor mantengan en secreto lo del señor Josue, solo hasta que arreglemos bien los papeleos y que no demuelan la biblioteca.

―Está bien pero por favor apúrense, y Siru ya baja el arma, no querrás tener otra vida sobre tus hombros o sí.

―Cállate imbécil.

Siru baja el arma esperando a que le den el libro, cuando se los dan, salen rápidamente de ahí como si nada, dirigiéndose a la casa de Carzel.

― ¡Mamá ya llegamos!

―Hola señora Gretel.

  • Buenas tardes.

―Hola, pero díganme que hacen vestidos de negro, y esas mascaras.

―Ahhh, es que teníamos frio y nos fuimos a quemar al sol, tú sabes bien que el negro atrae el sol no.

―Enserio eso es lo único que se te ocurrió―pensaba Margo.

―Que imbécil―pensaba Siru.

―Sí lo se hijo, pero no tenían que…aparte de que no hace frio.

― ¡Olvídalo madre ya nos vamos!

―Oh bueno pero, ¿¡quieren algo de beber al rato?!

― ¡No gracias!

Ya entran al cuarto de Carzel y abren el libro rápidamente en la página 102.

―Bien Margo tú eres el bueno, traduce lo que dice aquí y dinos sí es cierto que hay una pista sobre el tesoro.

―Es el lenguaje original del pueblo, antes de que lo conquistaran y se modernizará mas o menos, puedo traducir unas palabras pero no todas, así que me basare en el lenguaje que tenemos ahora para ver sí hay relación.

―…bien tomate tu tiempo, suerte…

―M sabia lo del señor Josue, y que ellos a fuerzas tenían que tener el libro, aparte de que no es coincidencia que no hubiera policías cercas, creo que M ya tenía todo calculado, solo que nos necesita para hacer el trabajo sucio y que el salga con las manos limpias al final.

―Sí, pero lo que él no se espera es que trataremos de encontrarlo a la vez que él nos va diciendo paso a paso donde está el tesoro, y así no se saldrá con la suya―decía Siru con seguridad.

― ¿Aún creen que es Maik no?

―Por supuesto que debe ser el, ¿quién más?, el mismo lo dijo, “esto será interesante amigos míos”.

―Pero entonces… ¿a quién fue el que matamos si se parecía mucho a Maik?

Suenan sus celulares a la vez recibiendo un mensaje de M.

―… “vean la tele en el canal 31”…

Prenden la tele y no se pueden creer lo que están anunciando.

―…Yo ya no entiendo nada…

―En otras noticias, se encontró el cadáver de un joven tirado al barranco, identificado como Maik Maxter, nos informan que el cuerpo no lleva mucho muerto, tal vez 1 semana desde que lo tiraron, lo único que nos han informado es que es seguro de que lo mataron disparándole en la…

Apagan la tele recibiendo otro mensaje.

―… “yo no soy Maik pero sigo siendo su amigo”-M…

―…Si Maik enserio está muerto entonces…

―…Y si tú eres M…Margo…



Lesley Tavitas.

#3754 en Thriller
#1649 en Suspenso
#2143 en Misterio

En el texto hay: suspenso, drama y misterio

Editado: 15.02.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar