El tesoro de Leyfewof.

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 6: “Al fin la verdad”

Capítulo 6: “Al fin la verdad”

—…Así que tú eres M…valla no esperaba esto, simplemente nadie lo hubiera imaginado…pero ahora morirás…M…

—Siru espera, podemos sacarle la información antes de destruirlo.

—Si M es eso entonces Y debe ser lo mismo, solo que otro virus controlado por alguien más.

―Un virus de computadora creado para encontrar el tesoro, espiando, investigando, y usando verdaderas personas para su creador, eso simplemente es impresionante, pero…

― ¿Pero qué Margo?

―Si lo destruimos ahorita el creador de M lo sabrá, nos buscara y hasta se atreva a…

― ¡¿Matarnos?!, eso me da igual, nadie en este mundo me ha logrado lastimar tanto sentimental y físicamente, el creador de M debe ser un cuatro ojos debilucho como Maik, así que si van a sacarle algo háganlo ya, ¡porque le meteré más de 3 disparos a esa supercomputadora!

―Cálmate Siru, lo haré, pero no te atrevas a disparar conmigo en la computadora, ¿eh?

― ¡Solo apúrate!...imbécil…—murmuraba.

― Escuche eso―pensaba Margo.

Margo intenta jaquear la computadora, pero el virus M es muy persistente que no deja que le saque ninguna información.

―Déjame ayudarte Margo.

―Sí, gracias Carzel…

Carzel la analiza y la observa, pero no le ve ninguna imperfección exterior para sacarle la información, así que mejor empieza a vagar por el edificio abandonado, pero no encuentra ninguna pista, excepto que…

―…Una memoria de 8 GB, pero está muy maltratada, ¿funcionara?

Escucha un ruido de pisadas, volteando rápidamente.

― ¿¡Quién está ahí!?....alguien…

Ve una sombra que va bajando por las escaleras, corriendo rápidamente hacia ella.

― ¡Oye espera!, ¿Por qué huyes?

Corre demasiado rápido que no lora alcanzarlo, así que grita.

― ¡Siru, un chico saliendo por la puerta de atrás!

―… ¿¡Quién!?...

Siru rápidamente va hacia la puerta de atrás, se topa con el chico frente a frente, el no dejaría que se escapara, así que…

―… ¿Pierna o brazo?, ¿Cuál prefieres perder?

―…

― ¡Espera Siru no dispares!

―… ¡NO!

Siru dispara, pero en vez de darle al brazo del chico, le rosa la bala a Carzel en la cabeza, cayendo los 2 al suelo.

― ¡Siru idiota!, me diste.

― ¡Tú para que estorbas!, solo le iba a dar en el brazo.

― ¿Qué pasa aquí?, ¿Quién es él?...

Ve que a Carzel le sale sangre por la cabeza, y llega a su límite de tolerancia con Siru.

―Siru eres un…

Le da un golpetazo en la cabeza a Siru, quitándole la pistola y apuntándole.

― ¿¡Que carajos haces Margo!?

―Ya llegue a mi límite contigo Siru, así que sé un buen chico y no te muevas o disparo.

―No te atreverías…

― ¿Tú crees conocerme?, pero tú no me has visto como soy en realidad…

―…

―Y pensar que M los eligió para encontrar el tesoro, debí hacerle unos cambios antes de dejarla por su cuenta.

― ¿Qué dices?, entonces tú…

―Sí…yo soy el creador de M, el virus de computadora que los ha estado utilizando, pero también el que ha tratado de encontrar el creador de Y, mi rival de más de 3 años, pero que ahora creo que ya sé quién es.

― ¡Entonces quién es dilo de una vez!

―…Es él…

Voltea a ver a Siru directamente a los ojos…

―Siru, es imposible…

― ¿¡Siru enserió tú!?

―…Así es chicos…yo soy Y…

Siru se acerca a Margo rápidamente pero…

― ¡No Margo!...

 

Se oye el disparo…pero no se sabe a quién le dio o si mato a Siru o no…solo te diré que… “La muerte es solo el principio de la verdad”…



Lesley Tavitas.

#3759 en Thriller
#1650 en Suspenso
#2147 en Misterio

En el texto hay: suspenso, drama y misterio

Editado: 15.02.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar