El último abrazo

Tamaño de fuente: - +

El Suspenso de un Encuentro

Está haciendo mucho frío, no sé si es por la hora o por el aire acondicionado. Me encuentro en un centro comercial muy importante de la ciudad se llama Sambil Valencia, que está a diez minutos de mi casa. Se preguntaran qué hago aquí. Bien hace unos meses llegó a mi celular un mensaje de texto que decía: " Hola, las chicas estaban buenas fino para Riki, jeje" realmente así decía el mensaje. No respondí en el acto porque no tenía saldo, el mensaje me llegó un miércoles y respondí el viernes. No sé porque lo hice, sabía que no se dirigía a mí. Pero desde allí conocí al hombre más encantador del mundo, se llamaba Luis López, tenía 25 años. Nunca nos enviamos fotos ni nada que revelará nuestro físico, nos gustábamos y queríamos ver si nuestro gustar era ficticio o real. Dos meses después la espera terminó, nos citamos en el centro comercial mencionado arriba, era el momento de salir de dudas, aunque no me fijo en lo físico pero hay que admitir que uno tiene que ver para creer. Lo único que conozco de Luis es su torso. Fue la única foto que recibí de él después de mis desesperadas súplicas. La tomó con su celular en un espejo, pude notar que tenía un cuerpo atlético, y un tatuaje excelente en su hombro. Esa foto fue mi centro, así no fuera de él, muchos engañan cuándo envían fotos, mi ventaja es que hoy lo conoceré y sabré que tan real es.

No soy muy sociable, de hecho tengo un amigo de verdad, es Óscar. Él es bisexual, tiene una hermosa novia. Nunca he tenido sexo con él, es lindo, aunque...nunca he tenido sexo con nadie... Bueno si he tenido sexo, fue cuando tenía 14 años fue mi primera vez, él se llamaba Manuel, murió y no quiero recordar eso porque me embarga la nostalgia y quiero sonreír, después de eso tuve una pareja estable llamado Daniel y tampoco quiero hablar de eso, menos ahorita. Lo cierto es que llevo dos años sin saber nada de sexo, ni masturbación ni sexo oral, nada, estoy en abstinencia sexual es como si fuera virgen otra vez, sé que cuando lo vuelva hacer, me dolerá cómo en la primera vez y todas esas cosas, por eso digo que soy virgen y ya tengo 23 años, Óscar dice que moriré virgen y no es que sea feo, porque no lo soy, no quiero parecer presumido pero soy modelo y actor de teatro así que feo no soy, lo que pasa es que soy como Eduart Collen, primero tengo que tener una relación estable para entregarme en cuerpo y alma, nada de locuras sexuales y arrebatamiento esquizofrénico, confio en que el chico ideal llegara pronto, quién sabe, podría ser Luis.

Luis es un amor, un tipo muy reservado, respetuoso igual que yo, vive con su mamá, le gusta las motos y tiene una claro, estudia Diseño Gráfico y trabaja en un Café, su mejor amigo se llama Ricardo mejor conocido como Riki... Es lo único que se de él. No me ha contado mucho de su vida.

Bien aquí estoy con un refrescante olor a Bulgari; es mi perfume, el mío es olor a chocolate y Luis quién me lo recomendó es olor natural. Ya estoy ansioso de verlo y estoy Full nervioso... Me encuentro sentado en una heladería solo, no hay mas nadie a mi alrededor, solo gente que usualmente pasa y recorre las tiendas.

Al fondo viene un chico. Me está viendo y se sonríe, se acerca, no parece ser el torso de Luis, claro no viene desnudo pero puedo distinguir que el chico que se acerca tiene una barriga cervecera, y está un poco desaliñado, no creo que sea Luis. Lo que no entiendo porque se avecina con esa estúpida sonrisa, pensando bien, si ese es mi Luis que pasa, amor es amor, cada sapo tiene su sapa, ¿o no? Definitivamente ese es mi Luis, quizá comió muchos tamales y cerdos frito con sopa de chocolate, por eso perdió el torso perfecto y se convirtió en Shrek.

Se acerca a mí, dándome un apretón de mano y dice:

_ ¿Qué tal? Vengo a entregarte este volante, está noche en la Zona habrá un concierto estás invitado

_ O sea ¿qué no eres Luis?

_ No

_ Ahhh... Perdón es que estoy esperando a alguien y pensé que eras...

_ No, solo toma tu invitación.

_ Gracias_ Uss. No era él ¿cuándo llegara este chamo? estoy impaciente y odio esperar. Y ¿qué tal si no viene? ¿O es un psicópata y está espiándome? Ya siento escalofríos y no emoción.



Kenser Lopez

#9508 en Novela romántica

En el texto hay: amor, jovenes, sexo

Editado: 16.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar