Elixir 2 ©

Tamaño de fuente: - +

CAPÍTULO 8

▬⁂⁂♥⁂⁂▬

 

Suspiro, mientras siento como lame mi mejilla muy contento. Parecido a la acción que toma un perro. Tanto Adam, Cameron y el nuevo hermano James, están mirándonos muy entretenidos. Trato de apartar su cabeza lanuda; sin embargo, sigue demostrando sus emociones de felicidad.

Otro suspiro y me rindo ante su caricia canina.

—¿Y bien? ¿Ahora puedes decirnos si son novios o no? —pregunta James, el hermano mayor de todos ellos. Frunce el ceño—. Es la segunda vez que veo a Edrick de esta manera.

No me digas.

—Por lo que sé, solo son amigos, ¿verdad, princesa? —habla Adam muy entretenido. Edrick alza su cabeza y dirige la mirada—. Bien. No le diré así.

Estoy rodeada de muchos hombres lobos, quienes están mirándome con mucha curiosidad. Principalmente el pulgoso mayor.

¡Problemáticos!

—Edrick y yo, solo somos amigos. Él ayudó en la búsqueda de mi elixir, y….—Recuerdo a Julien y un dolor de corazón me ataca. El pulgoso lame de nuevo mi mejilla—. ¿Es normal que se comporte así?

Los tres hermanos se miran entre sí.

—Mi hermano mayor, siempre ha sido demostrativo en sus emociones —comenta Cameron tranquilamente—. Para nosotros, es normal verlo de esta manera.

¿Demostrativo?

Arqueo una ceja, y empiezo a recordar su comportamiento conmigo.

Verdad. Edrick es muy demostrativo. No tiene vergüenza manifestar sus emociones en público. Es un osito cariñoso andante.

Así debe ser con su mate.

¿Su mate?

—¿Qué pasó con su mate? —pregunto de nuevo sin darme cuenta. Rápidamente el pulgoso deja de lamerme y se tensa, mientras que los otros hermanos, quedan callados sin decir ninguna palabra.

¡Tema tabú!

¿Hasta cuándo estaré sin saber sobre ese tema? Al menos, puedo estar al corriente de eso.

—Ellos….

Como arte de magia, el lobo pardo, se convierte en un chico de contextura fuerte. Puedo ver claramente sus músculos que adornan todo su cuerpo.

Sí, de nuevo está desnudo.

—¡Oh Dios mío! ¡Tápate! —exclamo, mirando a un lado—. ¿Por qué siempre tienes que aparecer sin ropa? ¿Tu mecanismo de metamorfosis no viene incluido el cambio de vestuario?

—No es igual que los libros—contesta de mala gana. Escucho como se pone ropa que Cameron le ha dado.

Chico voluble y tonto.

Su punto débil es el tema de su mate. ¿Será que murió? No lo creo. Dudo que sea eso, o sino, su comportamiento sería otro. No el que siempre carga. Eso oí de su raza. Cuando pierden su otra mitad, su personalidad se pone gélida sin querer hacer vida social. Se encierran en ellos mismos, sin dejar que otros permanezcan a sus lados.

—Ya puedes girar, Lucie —dice Adam entre una risa. Entorno los ojos y acato a lo que dijo, encontrándome a un pulgoso acomodándose su camisa rayada de color azul y negro—. Esto nos dice que nunca has estado en contacto íntimo con un hombre.

Agrando los ojos ante sus palabras.

—¡Hey!

—Solo lo digo —declara, queriéndose reír—. No te preocupes. No haremos nada que no quieras. O esa es la frase que usamos los hombres.

Resoplo.

—No necesito escuchar una frase cliché; sobre todo, viniendo de un pulgoso —recalco, ignorando el tema de la virginidad. Echo un vistazo a Edrick, quien pone su trasero encima de la cama—. Quizás vuestro hermano, necesite de ello, para que se le quite lo voluble y complicado que es.

Adam ríe.

—Nuestro hermano no acepta invitaciones de otras chicas —suelta Cameron para mi sorpresa.

Observo sorprendida al nombrado. Este me mira con una sonrisa de medio lado.

—¡Tú!

—¿Qué pasa, palomita?

—¡Me has mentido, cretino!

—¿Yo? —pregunta haciéndose la víctima—. ¿Cuándo lo he hecho?

¡Es un idiota de primera! ¡Por eso lo digo! ¿No lo creen? Primero habla de temas de sexo y luego sale con otras cosas. ¡No lo entiendo para nada!

—Siempre hablando de lo mujeriego que es …..

—¿Mujeriego? —pregunta James con interés—. Puede decirse que es así. Ha traído algunas de sus exnovias a casa. Aunque…



Señorita Yuuki

Editado: 06.12.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar